Las tropas estadounidenses se preparan para embarcarse antes del Día D

Las tropas estadounidenses se preparan para embarcarse antes del Día D


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

El compañero del día D, ed. Jane Penrose. Una selección de trece ensayos separados sobre diferentes aspectos de las tierras del Día D, desde la planificación inicial hasta los monumentos conmemorativos de la posguerra; Este es un excelente trabajo que establece el aterrizaje del Día D firmemente en contexto. Un excelente punto de partida para cualquiera que quiera aprender más sobre Operation Overlord, pero su amplia gama de temas significa que es probable que sea de valor para cualquier persona interesada en el tema. [ver más]


"Los ojos del mundo están sobre ti": lee la carta del general Eisenhower a las tropas antes del Día D

En este día, hace 77 años, más de 150.000 soldados estadounidenses, británicos y canadienses participaban en la operación anfibia más grande de la historia. Se llamó Operación Overlord.

(Nota del editor y n.o 8217: este artículo se publicó originalmente el 6 de junio de 2020.)

Fue el 6 de junio de 1944, el Día D, cuando comenzó la liberación de Francia de sus ocupantes nazis. Menos de un año después, los aliados celebrarían la victoria de Europa y el fin del régimen de Adolf Hitler.

Pero antes de todo eso, el general Dwight Eisenhower, el comandante de la Fuerza Expedicionaria Aliada que llevaría a cabo la invasión, escribió dos cartas. Uno, que nunca se envió, se escribió en caso de que el esfuerzo fracasara. El otro fue enviado a todas sus tropas, deseándoles suerte antes de embarcarse en la & # 8220 gran cruzada & # 8221 contra los nazis que habían entrenado y esperado durante muchos meses.

Redactado por primera vez en febrero de 1944, Eisenhower lo distribuyó en vísperas de la invasión. Era solo una página.

Puede ver una copia de la carta a continuación:

& # 8220 Está a punto de embarcarse en la Gran Cruzada, hacia la que nos hemos esforzado durante estos meses, & # 8221 Eisenhower escribió.

& # 8220 Los ojos del mundo están sobre ti. La esperanza y las oraciones de las personas amantes de la libertad en todas partes marchan contigo. En compañía de nuestros valientes aliados y hermanos de armas en otros frentes, lograrás la destrucción de la maquinaria de guerra alemana, la eliminación de la tiranía nazi sobre los pueblos oprimidos de Europa y la seguridad para nosotros en un mundo libre.

& # 8220Tu tarea no será fácil. Tu enemigo estará entrenado, bien equipado y endurecido para la batalla. Luchará salvajemente.

& # 8220¡Pero este es el año 1944! Han pasado muchas cosas desde los triunfos nazis de 1940-41. Las Naciones Unidas han infligido a los alemanes grandes derrotas, en batalla abierta, de hombre a hombre. Nuestra ofensiva aérea ha reducido seriamente su fuerza en el aire y su capacidad para hacer la guerra en tierra. Nuestros Frentes Nacionales nos han dado una superioridad abrumadora en armas y municiones de guerra, y han puesto a nuestra disposición grandes reservas de combatientes entrenados. ¡La marea ha cambiado! ¡Los hombres libres del mundo marchan juntos hacia la Victoria!

& # 8220 Tengo plena confianza en tu valentía, devoción al deber y habilidad en la batalla. ¡Aceptaremos nada menos que la victoria total!

& # 8220 ¡Buena suerte! Y roguemos la bendición de Dios Todopoderoso sobre esta gran y noble empresa. & # 8221

Paul Szoldra es el editor en jefe de Task & amp Purpose y un veterano de la Infantería de Marina. Comuníquese con él por correo electrónico o encuéntrelo en Twitter en @paulszoldra. Póngase en contacto con el autor aquí.


8 fotos icónicas de la invasión de Normandía

Aquí hay ocho fotos históricas de los días previos, durante y después de una de las batallas más brutales de la historia contemporánea.

El 6 de junio marca el aniversario de la Operación Overlord, comúnmente conocida como Día D: fue la invasión marítima más grande de la historia y marcó un punto de inflexión en la lucha contra las potencias del Eje en Europa.

[Nota del editor & # 8217: una versión anterior de este artículo se publicó originalmente el 5 de junio de 2015.]

El general Dwight D. Eisenhower, comandante supremo de las fuerzas aliadas en Europa, pronunció este discurso justo antes de dar la orden de comenzar la operación.

Está a punto de embarcarse en la Gran Cruzada, hacia la que nos hemos esforzado durante muchos meses. Los ojos del mundo están sobre ustedes. Las esperanzas y oraciones de las personas amantes de la libertad en todas partes marchan contigo. En compañía de nuestros valientes aliados y hermanos de armas en otros frentes, lograrás la destrucción de la maquinaria de guerra alemana, la eliminación de la tiranía nazi sobre los pueblos oprimidos de Europa y la seguridad para nosotros en un mundo libre.

Hoy en día, las palabras de Eisenhower siguen siendo ciertas para los hombres que lucharon y murieron en las playas, los campos y entre los setos de Normandía: "Los ojos del mundo están sobre ti".

A continuación se muestran ocho fotos históricas de los días previos, durante y después de una de las batallas más brutales de la historia contemporánea.

El general Dwight D. Eisenhower habla con paracaidistas que saltaron detrás de las líneas enemigas, 5 de junio de 1944.

Soldados estadounidenses asignados a la 101.a División Aerotransportada, se aplican pintura de guerra entre sí y se enfrentan en Inglaterra en preparación para la invasión de Normandía, Francia, el 5 de junio de 1944.

Las tropas de asalto estadounidenses en una lancha de desembarco se apiñan detrás del frente protector de la nave mientras se acerca a una cabeza de playa en la costa norte de Francia, el 6 de junio de 1944.

Las tropas estadounidenses desembarcan en una lancha de desembarco y se dirigen a la playa. Con mochilas de 80 libras, equipo y equipo variado, las tropas de desembarco tuvieron que maniobrar a través de 200 yardas de playa expuesta antes de ponerse a cubierto.

Algunas de las primeras tropas de asalto en atacar Normandía, la cabeza de playa de Francia, se protegen detrás de los obstáculos enemigos para disparar contra las fuerzas alemanas mientras otros siguen a los primeros tanques que se precipitan por el agua hacia la costa controlada por los alemanes.

Los miembros de un grupo de desembarco estadounidense ayudan a sus compañeros soldados a llegar a la orilla después de que el fuego enemigo hundiera su lancha de desembarco. Los supervivientes llegaron a la playa de Omaha utilizando una balsa salvavidas.

Tropas de asalto estadounidenses del 3. ° Batallón, 16. ° Regimiento de Infantería, 1. ° División de Infantería de EE. UU., Que irrumpieron en la playa de Omaha. Aunque están heridos, obtienen la relativa seguridad que ofrece el acantilado de tiza a sus espaldas, el 6 de junio de 1944.

Los barcos desembarcan cargamento en una de las playas de la invasión durante la marea baja durante los primeros días de la invasión de Normandía.

James Clark es el editor adjunto de Task & amp Purpose y un veterano de la Marina. Supervisa las operaciones editoriales diarias, edita artículos y apoya a los periodistas para que puedan seguir escribiendo historias impactantes que son importantes para nuestra audiencia. En términos de escritura, James ofrece una combinación de comentarios sobre la cultura pop y un análisis en profundidad de los problemas que enfrenta la comunidad militar y de veteranos. Póngase en contacto con el autor aquí.


Día D en fotos: & # 8216Los hombres libres del mundo marchan juntos hacia la victoria & # 8217

40,585 US ARMY PHOTO / AFP / Getty Images

El martes 6 de junio de 1944, más de 160.000 valientes cruzaron las agitadas aguas del Canal de la Mancha para aterrizar en la Francia ocupada por el enemigo para la tan esperada liberación aliada de la "Fortaleza Europa".

Con el nombre en clave de "Operación Overlord", la Batalla de Normandía fue la invasión anfibia más grande en la historia de la humanidad. La misión: liberar a un continente que sufre durante cuatro años bajo la dictadura asesina de un régimen totalitario racista empeñado en dominar el mundo.

En la víspera de la batalla, el comandante supremo aliado, general Dwight D. Eisenhower, dijo a las tropas aliadas en un mensaje de transmisión: “Están a punto de embarcarse en la Gran Cruzada por la que nos hemos esforzado durante estos meses. Los ojos del mundo están sobre ustedes. Las esperanzas y las oraciones de las personas amantes de la libertad en todas partes marchan contigo ".

“La marea ha cambiado”, les dijo. “Los hombres libres del mundo marchan juntos hacia la victoria. ¡Buena suerte! Y roguemos todos la bendición del Dios Todopoderoso sobre esta gran y noble empresa ".

Una armada de 5,000 barcos y 15,000 aviones apoyó la batalla, mientras las tropas asaltaban cinco playas a lo largo de un tramo de costa de 50 millas de ancho. Las divisiones aerotransportadas se lanzaron detrás de las líneas enemigas la noche anterior para asegurar los flancos este y oeste. Los Rangers del Ejército de los EE. UU. Escalaron audazmente los acantilados de Pointe du Hoc bajo el implacable fuego enemigo para eliminar las armas nazis.

Esa tarde, el general Eisenhower transmitió un mensaje a los países ocupados diciéndoles que había comenzado “la liberación de Europa”.

"Aunque es posible que el asalto inicial no se haya realizado en su propio país", les dijo, "se acerca la hora de su liberación".

Cuando terminó la batalla, hubo más de 10,000 bajas aliadas.

En 11 meses, la Alemania nazi se rindió incondicionalmente. Los hombres del Día D habían salvado al mundo.

El siguiente ensayo fotográfico se ofrece en su honor y en honor a los hombres y mujeres de nuestra Generación Más Grande.

En marzo de 1944, el general Dwight D. Eisenhower, en el centro, como comandante de la invasión de Europa. En el centro a la derecha está el mariscal en jefe del aire británico Sir Arthur W. Tedder ya la izquierda está el mariscal de campo británico Bernard Montgomery. (Foto AP, Archivo)

El primer ministro británico, Winston Churchill, a la izquierda, revisa las tropas estadounidenses en una base en Inglaterra en la víspera del Día D, junio de 1944, durante la Segunda Guerra Mundial. Las iniciales AAAO en los cascos de acero con una línea en la A significan & # 8220Anywhere, Anytime, Anyhow, Bar Nothing. & # 8221 Los parches de identificación en los hombros de los G.I.s están borrados por el censor. (Foto AP)

6 de junio de 1944: Los miembros de una unidad blindada estadounidense que se ve aquí están alineados para recibir una sesión informativa de su oficial al mando antes de recibir sus asignaciones del Día D. (Foto de Keystone / Getty Images)

Con una unidad de tanques estadounidenses en Inglaterra preparándose para el Día D en 1944, de izquierda a derecha son: Capitán Leonard Brusky, Milwaukee, Wisconsin, Sargento Wilfred F. Thomas, Wisconsin, Sargento Frank L.Niner, Louisville, Kentucky, PFC Harry H . Smith, Louisville, Kentucky, y el soldado Louis W. Louisville Kentucky. (Foto AP)

El teniente Harrie W. James, USNR, de Nueva York, N.Y., informa a los oficiales y hombres que participaron en las operaciones de desembarco durante la invasión del sur de Francia el 5 de junio de 1944 el día antes del Día D. (Foto AP)

El teniente William V. Patten, centro del grupo, con gorra de ultramar, informa a su tripulación en un puerto de Inglaterra antes de que comenzara la invasión de Francia el 6 de junio de 1944. Patten y su barco son veteranos de Túnez, Salerno, Anzio y Licata. (Foto AP)

6 de junio de 1944: El comandante en jefe aliado, el general Dwight D. Eisenhower (1890 y # 8211 1969) habla con los paracaidistas de la 101 División Aerotransportada a punto de despegar para los desembarcos del Día D en Francia. (Foto de MPI / Getty Images)

6 de junio de 1944: el general Dwight D. Eisenhower (1890-1969) sonríe mientras habla con los hombres de la 101.a División Aerotransportada de EE. UU., & # 8216 The Screaming Eagles & # 8217, mientras se preparan para la invasión del Día D, Inglaterra, Segunda Guerra Mundial. . (Foto de Hulton Archive / Getty Images)

Estos miembros de los primeros grupos de tropas de asalto que participaron en la invasión aliada del norte de Francia reciben la bendición de un capellán del ejército antes de partir de Inglaterra el 6 de junio de 1944 hacia el continente europeo. Sus naves de asalto están al fondo. (Foto AP)

El siguiente es el audio del General Eisenhower & # 8217 transmitido a las tropas aliadas en la víspera de la batalla:

El segundo teniente Ray A. Karcy, de 31 Haddon Ave., Atlantic City, Nueva Jersey, capellán del ejército, realiza un servicio católico a bordo de una lancha de desembarco en un puerto inglés antes de que los estadounidenses partieran hacia la invasión del norte de Francia. (Foto AP)

Las tripulaciones aéreas aliadas trabajan alrededor de aviones de transporte C-47 en una base inglesa no identificada en esta foto tomada poco antes del aterrizaje del Día D en Normandía, Francia. Los C-47 y # 8217 lanzaron paracaidistas de las divisiones aerotransportadas 82 y 101 de los EE. UU. Detrás de la playa de Utah, cerca de Saint-Mere-Eglise, el 6 de junio de 1944, durante las primeras horas de la Operación Overlord. (AFP / Getty Images)

Paracaidistas estadounidenses, fuertemente armados, se sientan dentro de un avión militar mientras se elevan sobre el Canal de la Mancha en ruta a la costa francesa de Normandía para la invasión aliada del bastión alemán del Día D durante la Segunda Guerra Mundial, el 6 de junio de 1944 (Foto AP).

En esta foto proporcionada por el Cuerpo de Señales del Ejército de los Estados Unidos, los paracaidistas estadounidenses arreglan sus líneas estáticas antes de un salto antes del amanecer sobre Normandía el 6 de junio de 1944 en Francia. La decisión de lanzar el ataque aerotransportado en la oscuridad en lugar de esperar la primera luz fue probablemente uno de los pocos pasos en falso de los aliados el 6 de junio, y hubo mucho que criticar tanto en el entrenamiento como en el equipo dado a los paracaidistas y a las tropas en planeadores de la 82a. y 101 divisiones aerotransportadas. Se pidieron mejoras después de la invasión, los conocimientos adquiridos con tanto esfuerzo se utilizarían con ventaja más adelante. (Foto AP / Cuerpo de Señales del Ejército de EE. UU.)

Imagen publicada el 5 de junio de 1944 de las tropas británicas embarcándose en Southsea, Portsmouth en Inglaterra, antes de una lancha de desembarco el 6 de junio de 1944 mientras las fuerzas aliadas asaltan las playas de Normandía el Día D. (AFP / Getty Images)

6 de junio de 1944: tropas del ejército de los EE. UU. Vistas marchando por las calles de un puerto de embarque en la costa de Inglaterra en su camino hacia Normandía, Francia. (Keystone / Hulton Archive / Getty Images)

Soldados británicos del RAMC (Royal Army Medical Corps) durante el desembarco de Normandía, junio de 1944 (Keystone / Hulton Archive / Getty Images).

Vehículos blindados que llegan a un puerto británico para su transporte a Francia el 6 de junio de 1944. (Foto AP)

A medida que avanza la invasión aliada de Normandía, las tropas estadounidenses se embarcan en lanchas de desembarco en un puerto británico, el 6 de junio de 1944. (AP Photo / Peter Carroll)

6 de junio de 1944: Soldados estadounidenses con uniforme de batalla abordan un vehículo-personal LCVP o lancha de desembarco, listos para la invasión de Europa. (Foto de Keystone / Getty Images)

6 de junio de 1944: las tropas del ejército de los EE. UU. Se apiñan en un barco de infantería de la marina de desembarco durante la invasión del día D de Normandía, Francia, la Segunda Guerra Mundial. (Foto de la Marina de los EE. UU. / Getty Images)

Totalmente equipados, y cada uno con grandes cantidades de municiones, las tropas estadounidenses suben a bordo de una lancha de desembarco en algún lugar de Inglaterra el 6 de junio de 1944 para la invasión a través del canal de Francia. Otras naves de desembarco se ven en el fondo. (Foto AP)

Rebotando en las turbulentas aguas del Canal, estas lanchas de desembarco cargadas con tropas de asalto se dirigen a la costa de la costa francesa a principios del día D, el 6 de junio de 1944. En el ataque de invasión sorpresa, los aliados sufrieron un mínimo pérdida y han logrado cortar una brecha de 29 millas en la península de Cherburgo. (Foto AP)

Un LCI de la Guardia Costera de los Estados Unidos, fuertemente inclinado hacia el puerto, se mueve junto a un barco de transporte para evacuar a sus tropas, durante las operaciones iniciales de desembarco de Normandía en Francia, el 6 de junio de 1944. Momentos después, la nave zozobró y se hundirá. Tenga en cuenta que los soldados de infantería con casco, con mochilas llenas, están todos de pie a estribor del barco. (Foto AP)

Hombres y vehículos de asalto asaltan la playa cuando las lanchas de desembarco aliadas llegan a su destino durante las operaciones iniciales de desembarco de Normandía en Francia, el 6 de junio de 1944. (Foto AP)

Junio ​​de 1944: Los miembros de la 9.ª Fuerza Aérea observan una larga fila de lanchas de desembarco que transportan globos de bombardeo, en su camino hacia Normandía. (Foto de Keystone / Getty Images)

Un convoy de lanchas de desembarco aliadas, protegidas por globos de bombardeo, cruza el Canal de la Mancha en su camino a Francia durante el Desembarco de Normandía, Segunda Guerra Mundial, el 6 de junio de 1944. Las naves transportan personal de apoyo en tierra y equipo de la 9ª Fuerza Aérea de los EE. UU. (Foto de Keystone / Hulton Archive / Getty Images)

1944: Un B-24 Liberator sobrevuela la invasión Armada, en dirección a la costa francesa. (Foto de Keystone / Getty Images)

Destructores y pequeñas embarcaciones navales patrullan el Canal y protegen a los barcos que transportan refuerzos en hombres y materiales contra el enemigo en Normandía en junio de 1944. (Foto AP)

Los cañones de 15 pulgadas que bombardearon baterías alemanas en la costa de Normandía el 6 de junio de 1944. (Foto AP)

Las lanchas de desembarco cargadas con tropas estadounidenses pasan junto a otras lanchas de desembarco que bordean el costado del muelle mientras que en primer plano, otras naves toman equipo el 6 de junio de 1944. (Foto AP)

6 de junio de 1944: A lo lejos, soldados de infantería estadounidenses se dirigen hacia la playa en la costa norte de Francia durante los desembarcos del Día D. (Foto de Keystone / Getty Images)

Tropas de asalto estadounidenses en una lancha de desembarco cerca de una cabeza de playa en el norte de Francia. El aterrizaje es apoyado por disparos navales. (Foto de MPI / Getty Images)

Una vista desde el interior de una de las lanchas de desembarco después de que las tropas estadounidenses golpearan el agua durante la invasión aliada del Día D de Normandía, Francia. Las tropas estadounidenses en la costa están tendidas bajo la resistencia de las ametralladoras alemanas. (Foto de Robert F Sargent / Getty Images)

6 de junio de 1944: las tropas de asalto estadounidenses aterrizan en la playa de Omaha en Normandía con el apoyo de los disparos navales. (Foto de Wall / MPI / Getty Images)

Bombardeo de globos y envío en la playa de Omaha durante el asalto anfibio aliado, antes de la instalación de Mulberry Harbor. (Foto de Three Lions / Getty Images)

Soldados canadienses aterrizan en la playa de Courseulles en Normandía, el 6 de junio de 1944 cuando las fuerzas aliadas asaltan las playas de Normandía el Día D. (AFP / Getty Images)

Los sobrevivientes de un LCVP hundido (lancha de desembarco, vehículo, personal, también conocido como bote Higgins) llegan a salvo a la orilla en una balsa salvavidas de goma en la playa de Omaha el 6 de junio de 1944 durante el desembarco de Normandía, Francia. (AFP / Getty Images)

Las tropas estadounidenses desembarcaron en las playas de Normandía (noroeste de Francia), para venir como refuerzos durante el histórico Día D, el 6 de junio de 1944, durante la Segunda Guerra Mundial. Las tropas estadounidenses que apoyan a las que ya se encuentran en la costa del norte de Francia, se sumergen en las olas y vadean el equipo que lleva hacia la costa, en la playa de Utah, Les Dunes de Madeleine, Francia. Las topadoras y otros equipos de ingenieros preparan la playa para los grupos de desembarco. (STF / AFP / Getty Images)

6 de junio de 1944: miembros heridos de un grupo de desembarco estadounidense cuya lancha de desembarco se hundió frente a la costa de Francia llegan a la playa de Utah cerca de Cherburgo en una balsa salvavidas. (Foto de Weintraub / MPI / Getty Images)

6 de junio de 1944: Soldados, tanques y barcos aliados participan en el desembarco del Día D en la playa de Arromanches en Normandía, en el norte de Francia. (Foto de Steck / MPI / Getty Images)

Se ve a los soldados de la segunda flotilla canadiense mientras establecen una cabeza de playa con el nombre en código de Juno Beach, cerca de Bernieres-sur-mer, en la costa norte de Francia, el 6 de junio de 1944, durante la invasión aliada de Normandía. (Foto AP)

En esta foto proporcionada por la Armada británica, las tropas británicas heridas de los regimientos de South Lancashire y Middlesex están siendo ayudadas a desembarcar en Sword Beach, el 6 de junio de 1944, durante la invasión del Día D de la Francia ocupada por los alemanes durante la Segunda Guerra Mundial. (Foto AP / Marina británica)

Un batallón de playa de la primera ola de patos se posa bajo el fuego de los cañones nazis en la playa del sur de Francia el día D, el 6 de junio de 1944 durante la Segunda Guerra Mundial. Un invasor opera un radio walkie talkie que dirige a otras lanchas de desembarco a los lugares más seguros para descargar sus grupos de combatientes. (Foto AP)

Después de aterrizar en la costa, estas tropas británicas esperan la señal para avanzar, durante las operaciones iniciales de desembarco aliado en Normandía, Francia, el 6 de junio de 1944. (Foto AP)

Sentados en la cubierta de sus trincheras, los soldados estadounidenses de la Fuerza Expedicionaria Aliada aseguran una cabeza de playa durante las operaciones iniciales de desembarco en Normandía, Francia, el 6 de junio de 1944. En el fondo, tanques anfibios y otros equipos llenan la playa, mientras que las lanchas de desembarco traen más tropas. y material en tierra. (Foto AP / Weston Haynes)

6 de junio de 1944: los médicos estadounidenses administran primeros auxilios a los soldados heridos en la playa de Utah en Normandía, Francia, mientras que en el fondo otras tropas & # 8220dig-in & # 8221 en la suave arena. (Foto de Hulton Archive / Getty Images)

Tropas estadounidenses desembarcando en el norte de Francia el día D, 6 de junio de 1944 (Foto de Hulton Archive / Getty Images).

Los Rangers del Ejército de EE. UU. Muestran las escaleras que usaron para asaltar los acantilados de Pointe du Hoc el Día D. (Fotografía oficial de la Marina de los EE. UU., Ahora en las colecciones de los Archivos Nacionales)

Soldados estadounidenses del 2o Batallón de Rangers rodean a los prisioneros alemanes el 06 de junio de 1944 en la Pointe du Hoc, ubicada en un acantilado que domina la playa de Omaha después de que las fuerzas aliadas asaltaran las playas de Normandía durante el Día D. Elementos del segundo batallón de guardabosques escalaron el acantilado de 30 metros y se apoderaron de las piezas de artillería alemana que podrían haber disparado contra las fuerzas aliadas que desembarcaban en la playa de Omaha. (AFP / Getty Images)

Las tropas estadounidenses avanzan sobre la cresta de un malecón de hormigón después del exitoso desembarco en la playa de Utah en Normandía, Francia. (Foto de Keystone / Hulton Archive / Getty Images)

Los primeros tanques que entraron en Sword Beach, cerca de Ouistreham, durante el desembarco de Normandía el 6 de junio de 1944. (AFP / Getty Images)

Soldados estadounidenses rodean un tanque alemán en llamas en una aldea de Normandía en junio de 1944 después de que las fuerzas aliadas asaltaran las playas de Normandía durante el Día D. (AFP / Getty Images)

6 de junio de 1944: los paracaidistas estadounidenses que han logrado aterrizar con éxito en Utah Beach, avanzan con cautela a través de un cementerio francés en St Marcouf. (Foto de MPI / Getty Images)

7 de junio de 1944: los soldados intentan eliminar a un francotirador alemán ubicado en una iglesia en el centro de Sainte Mere Eglise, después de la liberación de la ciudad de Normandía. (Foto de Bob Landry / Keystone / Hulton Archive / Getty Images)

Los soldados del Cuerpo Expedicionario Aliado llegan a una playa el 6 de junio de 1944 después de que las fuerzas aliadas asaltaran las playas de Normandía durante el Día D. (AFP / Getty Images)

Los soldados estadounidenses se reúnen alrededor de camiones que desembarcan de embarcaciones poco después del Día D, el 6 de junio de 1944, después de que las fuerzas aliadas asaltaran las playas de Normandía. (AFP / Getty Images)

El comandante supremo de las fuerzas aliadas, el general Dwight D. Eisenhower (izq.) Muestra la tensión de su mando mientras él y el mariscal de campo británico Bernard Montgomery (der.), Su comandante adjunto, conversan sobre los planes de invasión de Normandía en un lugar desconocido. en junio de 1944 después de que las fuerzas aliadas asaltaran las playas de Normandía el día D. (AFP / Getty Images)

Junio ​​de 1944: los soldados alemanes se ven aquí marchando por las calles de Cherburgo, Francia, después de que la ciudad fuera liberada por los estadounidenses. (Tres Leones / Getty Images)

Joseph Vaghi (C), un alférez de la Marina de los EE. UU., Conversa con los residentes de Colleville-Sur-Mer en junio de 1944 después de que las fuerzas aliadas asaltaran las playas de Normandía durante el Día D. (AFP / Getty Images)

Junio ​​de 1944: una feliz multitud de soldados estadounidenses recibe una cálida bienvenida de los habitantes de Cherburgo, después de su liberación. (Foto de Keystone / Getty Images)

7 de junio de 1944: Las tripulaciones de bombarderos de la Novena Fuerza Aérea de EE. UU. Abandonan su avión B26 Marauder después de regresar de una misión para apoyar los aterrizajes del Día D en Normandía al interrumpir las líneas de comunicación y suministro alemanas. (Foto de Fred Ramage / Keystone / Hulton Archive / Getty Images)

6 de junio de 1944: La gente de la City de Londres se apresura a comprar los primeros periódicos que dan noticias del desembarco aliado del Día D en Normandía. (Foto de Fred Morley / Fox Photos / Getty Images)

En Piccadilly Circus, multitudes de londinenses leyeron las primeras noticias de la invasión en las ediciones de los periódicos vespertinos del 6 de junio de 1944. (Foto AP)

El presidente de los Estados Unidos, Franklin D. Roosevelt, muestra una expresión de confianza y determinación al recibir visitantes en su oficina de la Casa Blanca en este tan esperado Día D del inicio de la invasión de Europa occidental en Washington el 6 de junio de 1944. (Foto AP)

En la noche del 6 de junio de 1944, el presidente Franklin Roosevelt pronunció un discurso por radio en el que informó al pueblo estadounidense que la liberación de Europa estaba en marcha.

Luego, el presidente pidió a sus compatriotas que se unieran a él en oración mientras suplicaba al Dios Todopoderoso y la protección de & # 8220 nuestros hijos, el orgullo de nuestra nación & # 8221 que estaban comprometidos ese día & # 8220 en un gran esfuerzo, una lucha para preservar nuestro República, nuestra religión y nuestra civilización, y para poner en libertad a una humanidad que sufre. & # 8221

El siguiente es el audio de la oración del Día D del presidente Roosevelt transmitida a la nación esa noche:

Observando el Día D a lo grande, los grandes almacenes Lord & amp Taylor exhiben una bandera estadounidense de 27 por 40 pies en el frente de su edificio en Nueva York, el 7 de junio de 1944. La tienda cerró sus puertas a partir de las 11 a. (Foto AP / RM)

6 de junio de 1944: soldados estadounidenses heridos de la 3.a batería, 16o regimiento de infantería, 1.a división de infantería de los EE. UU., Se apoyan en los acantilados de tiza mientras comen y fuman después de asaltar la playa de Omaha en Normandía, Colleville-Sur-Mer, Francia durante la Segunda Guerra Mundial. Algunos de los hombres usan vendas en la cabeza. (Foto de Taylor / US Army / Getty Images)

Junio ​​de 1944: los cuerpos de los soldados estadounidenses yacen en el suelo en Normandía, Francia, a la espera de ser enterrados, tras la invasión aliada del Día D. (Foto de Fox Photos / Getty Images)

Junio ​​de 1944: enfermeros médicos con los muertos listos para el entierro en uno de los primeros cementerios de invasión en Francia. (Foto de Keystone / Getty Images)

Mientras se celebra la vieja gloria en el saludo final, se lleva a cabo un servicio conmemorativo a los hombres que cayeron en la invasión aliada de Francia en el primer cementerio estadounidense que se construyó en Normandía el 15 de junio de 1944. (Foto AP)

17 de junio de 1944: una cruz de madera, un casco de soldado y flores marcan la tumba de un soldado estadounidense que murió en batalla durante la invasión de Normandía, Carentan, Francia. Un letrero colocado por civiles franceses dice & # 8216Mort pour la France & # 8217, o & # 8216Died for France. & # 8217 (Foto de Himes / US Army / Getty Images)

Fila tras fila de cruces blancas marcan el Cementerio Militar de los Estados Unidos No. 2 en Ste. Mere Eglise en Normandía, Francia, el 15 de mayo de 1946. Al fondo está la ciudad, que fue tomada por tropas estadounidenses que conducían para aislar la península de Cotentin durante los primeros días de la invasión. (Foto AP / Max Nash)

El cementerio de guerra estadounidense de Colleville sur Mer se muestra el martes 8 de abril de 2014, Normandía, Francia. El cementerio tiene vistas a la playa de Omaha, una de las playas del desembarco de la invasión de Normandía, y contiene los restos de 9.387 militares estadounidenses muertos, la mayoría de los cuales murieron durante la invasión de Normandía y las consiguientes operaciones militares en la Segunda Guerra Mundial. (Foto AP / David Vincent)

Flores en una tumba en el cementerio estadounidense de Colleville-sur-Mer. (JOEL SAGET / AFP / Getty Images)

COLLEVILLE-SUR-MER, FRANCIA: Soldados del Ejército de los Estados Unidos posan para una foto con el veterano del Día D estadounidense Leonard Jindra, de 98 años, tras una pequeña ceremonia en el Cementerio Americano de Normandía el 02 de junio de 2019 cerca de Colleville-sur-Mer, Francia. Jindra sirvió en el 115o Regimiento de Infantería de la 29a División de Infantería de EE. UU. Y aterrizó en la playa de Omaha el 6 de junio de 1944 en la invasión aliada del Día D. (Foto de Sean Gallup / Getty Images)

COLLEVILLE-MONTGOMERY, FRANCIA & # 8211 08 DE JUNIO: Veteranos de Normandía Joe Cattini, 95, que estaba en Hertfordshire Yeomanry (L) y aterrizó en Gold Beach el Día D y Roy Maxwell, 96, (R) que estaba en 4 Commando y aterrizaron en Sword Beach el Día D, saludan mientras asisten a una ceremonia conmemorativa en el monumento a Bill Millin cerca de Sword Beach en Colleville-Montgomery, el 8 de junio de 2018 cerca de Caen, Francia. (Foto de Matt Cardy / Getty Images)

La estatua de Bill Millin, mejor conocido como & # 8220Piper Bill, & # 8221 en Ouistreham, norte de Francia. Bill Millin era el gaitero personal de Escocia Lord Lovat y tocaba la gaita durante el Día D el 6 de junio de 1944 en la playa de Sword. (JOEL SAGET / AFP / Getty Images)

El veterano de la Segunda Guerra Mundial Charles Norman Shay, un nativo americano de Penobscot, que participó en la Operación Overlord el 6 de junio de 1944, posa el 4 de mayo de 2019 en la playa de Omaha, en el oeste de Francia. (LOIC VENANCE / AFP / Getty Images)

Los veteranos estadounidenses Jack Gutman (C), Georges Ciampa (2R) y James Forlking (R), quienes aterrizaron en & # 8220Omaha Beach & # 8221 el 6 de junio de 1944, saludan mientras escuchan el himno nacional de EE.UU. durante una ceremonia en el Cementerio estadounidense en Colleville-sur-Mer, noroeste de Francia, el 5 de junio de 2019, en memoria de los soldados estadounidenses caídos que participaron en los desembarcos aliados de la Segunda Guerra Mundial en Normandía. (GUILLAUME SOUVANT / AFP / Getty Images)

REVIERS, FRANCIA & # 8211 5 DE JUNIO: Lise Belanger, de 18 años, se enjuga un ojo mientras se arrodilla ante la tumba de su tío abuelo, Roger & # 8220Sonny & # 8221 Firman, en la Guerra Canadiense Beny-sur-Mer de la Commonwealth War Graves Commission Cementerio en Normandía el 05 de junio de 2019 cerca de Reviers, Francia. Sonny, un joven de 21 años que sirve en los rifles canadienses Royal Winnipeg, aterrizó el 6 de junio de 1944 en Juno Beach en la invasión aliada del Día D durante la Segunda Guerra Mundial. Fue capturado por los alemanes y el 8 de junio, junto con otros prisioneros de guerra canadienses, fue ejecutado por una unidad de las Waffen SS. (Sean Gallup / Getty Images)

Una niña mira las cruces de tumbas en el cementerio y monumento estadounidense de Normandía el 24 de septiembre de 2018, en Colleville-sur-Mer, con vistas a la playa de Omaha. (DAMIEN MEYER / AFP / Getty Images)


Logística del día D: preparación para tocar tierra

Un dicho en los círculos militares dice: "Los aficionados estudian tácticas. Los profesionales estudian la logística ". En cualquier operación militar, las necesidades logísticas deben satisfacerse antes de que se puedan aplicar las tácticas, porque la logística proporciona" los tendones de la guerra ". La mayor de estas hazañas se manifestó en la planificación de la logística del Día D.

En un sentido amplio, la Segunda Guerra Mundial se centró en la logística exitosa del Teatro de Operaciones Europeo. A su vez, proporcionar a la ETO el material necesario para continuar la guerra contra Alemania dependía de la Batalla del Atlántico, la lucha de cinco años contra los submarinos alemanes. Cada fase de la guerra fue interdependiente.

Tras la entrada formal de Estados Unidos en la guerra en diciembre de 1941, su apoyo logístico a Gran Bretaña y Rusia se hizo más abierto, porque se obvió el debate de neutralidad de antes de la guerra. El primer ministro soviético Joseph Stalin presionó a los angloamericanos por un frente occidental para aliviar la intensa presión alemana sobre sus maltratadas fuerzas armadas, pero ni Estados Unidos ni Gran Bretaña fueron capaces de lanzar una ofensiva de ese tipo en ese momento. El ataque a Pearl Harbor atrapó a la producción estadounidense muy por debajo de sus propias necesidades, por no hablar de las de sus aliados.

Durante 1942, los acontecimientos se estabilizaron en el Medio Oriente cuando se detuvo el avance de Alemania hacia Suez. A finales de ese año, las fuerzas nazis sufrieron una derrota catastrófica en Stalingrado y los aliados occidentales desembarcaron en el Marruecos francés. Un esfuerzo simbólico para abrir una ofensiva europea ocurrió con el desafortunado desembarco de Dieppe en agosto, cuando las fuerzas canadienses sufrieron grandes pérdidas con pocos beneficios. Incluso si se hubiera reunido una fuerza terrestre suficiente en Gran Bretaña para lanzar Overlord en 1942, había muy pocas lanchas de desembarco para el esfuerzo.

Posteriormente, sin embargo, se lograron inmensos avances en el suministro de la creciente producción del "arsenal de la democracia" de Estados Unidos, incluso cuando sus productos iban a la Unión Soviética. Una ruta por tierra a través de Persia, los convoyes del norte a Murmansk y el puente aéreo de Alaska contribuyeron a la logística militar soviética. A lo largo de la guerra, Estados Unidos proporcionó unos $ 11,3 mil millones de ayuda militar a Rusia. Gran Bretaña envió suministros por valor de $ 1,3 mil millones.

Mientras tanto, la preparación para el Día D fue llevada a cabo por la Operación Bolero, un esfuerzo logístico de magnitud sin precedentes. Navegando por rutas marítimas ahora seguras, la Armada y la Marina Mercante de los EE. UU. Llevaron 1.200.000 soldados a Gran Bretaña, donde se establecieron cientos de campamentos y bases y se les suministró de todo, desde chicle hasta bombarderos. La infraestructura existente de Gran Bretaña era inadecuada para apoyar el esfuerzo masivo, por lo que se enviaron mil locomotoras y veinte mil vagones de carga desde Estados Unidos, además de material para cientos de millas de líneas ferroviarias adicionales. Los envíos transatlánticos aumentaron hasta el punto de que unas 1.900.000 toneladas de suministros llegaron a Gran Bretaña solo en mayo de 1944, lo que muestra la escala de la logística del Día D.

Al mando del Servicio de Suministros del Ejército de los EE. UU. Estaba el Teniente General John C. H. Lee, un ingeniero oficial de larga experiencia. En los dos años entre 1942 y 1944, Eisenhower dijo que Lee convirtió el Reino Unido en "una gigantesca base aérea, taller, depósito de almacenamiento y campo de movilización".

The manpower required to meet the needs for D-Day logistics was enormous. Less than one-fourth of the Allied troops in France were in combat units, and only about 20 percent served as infantrymen. A four- or five-to-one ‘‘tail to tooth’’ ratio was not unusual in other theaters of war, either. In mechanized warfare, fuel and oil were essential to success, and Allied logisticians solved the problem of adequate petroleum supply. They designed and built the Pipeline under the Ocean (PLUTO) to pump the lifeblood of tanks, trucks, and all other motor vehicles directly to Normandy. Other innovative projects involved prefabricated piers called Mulberries and block ships. The latter were twenty-eight merchant vessels intentionally sunk to provide breakwaters for artificial piers. Most were old, worn-out vessels dating from as early as 1919, though a few were 1943 Liberty ships. In all, 326 cargo ships were involved in D-Day, including two hundred American vessels.

Meeting the needs of D-Day logistics involved eighteen Army Transport Service ships as well as ATS tugs.

This article is part of our larger selection of posts about the Normandy Invasion. To learn more, click here for our comprehensive guide to D-Day.


D-Day Training: Preparing for the Normandy Invasion

Allied D-Day training and preparing was a vast endeavor, stretching from North America to southern England. Firing ranges were at a premium, as space was needed for practice-firing weapons from rifles to naval gunnery and antiaircraft guns. However, the emphasis was upon amphibious operations and landing, and some facilities had been in use long before June 1944.

Perhaps the most notable facility used by the British armed forces was the Combined Operations Training Center at Inverary, on the west coast of Scotland. It was established in 1940, originally to prepare for commando operations, but expanded when British amphibious doctrine shifted from large-scale raids to actual invasion. Later bases in southern England included Culbin Sands and Burghead Bay, in the area where the invasion fleet would assemble.

Here is how Eric Broadhead describes a typical training day in mid-April 1944, when Durham Light Infantry moved to a tented camp about file miles from Southampton:

Life on the whole was pleasant. It was summertime at its best. Our evenings found us in Southampton, where the servicemen outnumbered the civilians by seven to one. The walk from Southampton back to camp was a pleasant one, and often I and my mates would stroll back talking of home, parents, wives and sweethearts and of the day that must surely dawn soon, the day when we sailed for a destination that only a few men knew. We discussed our ideas of where it would be, but the question was when? Sometimes the question got on our nerves. We all had our own theories as to when it would be. Around May 10th, a drastic move took place. The camps were sealed, our training was over. The days that followed were strange to be sure. Barbed wire skirted the camp area, armed guards too. We received no mail, but were still allowed to write home, subject to strict censorship.

The U.S. Army set up at least eight training centers prior to D-Day, most notably at Woolacombe Beach, Devonshire (See Assault Training Center). Because of its topographical similarity to Normandy, the Slapton Sands region of the south coast was selected for amphibious rehearsals, leading to the disastrous Operation Tiger in April.

This article is part of our larger selection of posts about the Normandy Invasion. To learn more, click here for our comprehensive guide to D-Day.

También puede comprar el libro haciendo clic en los botones de la izquierda.


The First Airborne Drop

During the years between the World Wars, armies around the world began organizing their own specially designated paratroop units. In the 1930s, Russia invested itself heavily in the concept.

By 1933, the Soviets undertook the first large-scale airborne infantry operation in history — the peacetime trial involved 62 paratroopers. Three years later, the Red Army staged a much larger exercise with more than 1,000 men. Moscow even experimented with dropping armoured units from transport planes (sometimes without parachutes).

Other countries watched the proceedings with curiosity. During the 1930s, Japan, Germany and Italy followed Russia’s lead and pioneered their own airborne forces. The U.S., France and Great Britain followed suit. As the danger of war grew, one thing became certain: If a conflict did break out between the major powers, paratroopers would be in the thick of the action.


England’s 'biggest little port in the world,' then and now

×
Modern-day photo of a D-Day embarkation point at the Portland harbor in Dorset, England on May 12, 2019, blended with an image of jeeps being driven into the open doors of a tank landing craft at the same location in preparation for D-Day in June 1944. Soldiers of the 1st Infantry Division, known as The Big Red One, dubbed Portland the biggest little port in the world. BUY

WEYMOUTH, England &mdash Soft sandy beaches, fish-and-chips shops and tourist boat tours now occupy the Dorset seaside that played a key role in moving almost half a million Allied troops to France 75 years ago on D-Day.

American troops arrived in Dorset in the summer of 1943 from Africa and Sicily and basically took over the county. They spent almost a year training for the Allied invasion of Normandy in Operation Overlord during World War II.

&ldquoThe local community had sort of been starving and putting up with rationing for years and years and then there&rsquos all these Americans with their K-rations and all this wealth,&rdquo said Steve George, co-founder and curator of the Castletown D-Day Centre. &ldquoWe&rsquove interviewed lots of people and what they all say is how generous the Americans were when they were here.&rdquo

Huge camps were created overnight, roads were paved and straightened, embarkation docks were built all over the harbor and parking lots went up along the roads. Some of that infrastructure is still used today.

/>

On April 18, 1944, Prime Minister Winston Churchill, King George VI and Gen. Dwight D. Eisenhower met at Fort Henry, an observation bunker in Dorset overlooking Studland Bay, to watch the combined power of the Allied Forces preparing for D-Day. The concrete bunker had 90-foot-long walls and a 3-foot-thick ceiling and remains intact to this day as part of Studland Beach Second World War walk.

Operation Overlord then saw 144,093 vehicles and 415,585 troops embark from harbors in Dorset to beaches in Normandy on June 6, 1944.

Soldiers from the 1st Infantry Division, known as The Big Red One, went to Omaha Beach as one of the first assault groups to leave from Weymouth and Portland. They called Portland &ldquothe biggest little port in the world.&rdquo

British and American troops, personnel from Australia, Belgium, Canada, Czechoslovakia, France, Greece, the Netherlands, New Zealand, Norway and Poland all took part in the Normandy landings.

The American Stone of Remembrance was unveiled in Dorset in August 1945, overlooking the Portland harbor from a nearby hillside and marking the route troops used to their points of embarkation.

&ldquoIt doesn&rsquot matter what time of year it is, flowers appear on the American Stone just because of the impact the Americans had during the war,&rdquo George said. &ldquoThe bonds that were made, friendships were forged which are still never forgotten to this day.&rdquo


D-Day Quotes: From Eisenhower to Hitler

—British Broadcasting Corporation message for French Resistance fighters, informing them that the invasion was on.

I am prepared to lose the whole group.

—Col. Donald Blakeslee, commanding the Fourth Fighter Group, Eighth Air Force, briefing his P-51 Mustang pilots on 5 June.

They’re murdering us here. Let’s move inland and get murdered.

—Col. Charles D. Canham, commanding the 116th Infantry Regiment, First Infantry Division, on Omaha Beach.

This is a very serious business.

—Photographer Robert Capa on Omaha Beach.

Soldiers, Sailors and Airmen of the Allied Expeditionary Force: You are about to embark upon the Great Crusade, toward which we have striven these many months. The eyes of the world are upon you. The hope and prayers of liberty-loving people everywhere march with you.

Your task will not be an easy one. Your enemy is well trained, well equipped and battle-hardened. He will fight savagely.

But this is the year 1944! The tide has turned! The free men of the world are marching together to victory!

I have full confidence in your courage, devotion to duty and skill in battle.

We will accept nothing less than full victory!

¡Buena suerte! And let us all beseech the blessing of Almighty God upon this great and noble undertaking.

—Gen. Dwight D. Eisenhower, Supreme Allied Commander, 6 June 1944.

Four years ago our nation and empire stood alone against an overwhelming enemy, with our backs to the wall. . . . Now once more a supreme test has to be faced. This time the challenge is not to fight to survive but to fight to win the final victory for the good cause. . . .

At this historic moment surely not one of us is too busy, too young, or too old to play a part in a nation-wide, perchance a world-wide vigil of prayer as the great crusade sets forth.

—King George VI, radio address, 6 June 1944.

You get your ass on the beach. I’ll be there waiting for you and I’ll tell you what to do. There ain’t anything in this plan that is going to go right.

—Col. Paul R. Goode, addressing the 175th Infantry Regiment, Twentyninth Infantry Division, before D-Day.

Well, is it or isn’t it the invasion?

— Adolf Hitler to Field Marshal Wilhelm Keitel on the afternoon of 6 June.

We shall see who fights better and who dies more easily, the German soldier faced with the destruction of his homeland or the Americans and British, who don’t even know what they are fighting for in Europe.

—Gen. Alfred Jodl, operations chief of the German high command, early 1944.

I took chances on D-Day that I never would have taken later in the war.

—First Sgt. C. Carwood Lipton, 506th Parachute Regiment, 101st Airborne Division.

I’m sorry we’re a few minutes late.

— Lord Lovat, arriving with his commandos to relieve the British airborne troops holding the Orne River bridges, 6 June.

I am firmly convinced that our supporting naval fire got us in that without the gunfire we positively could not have crossed the beaches. —Col. Stanhope B. Mason, chief of staff, First Infantry Division.

Nobody dashed ashore. We staggered. With one hand I carried my gun, finger on the trigger with the other I held onto the rope-rail down the ramp, and with the third hand I carried my bicycle.

—Cpl. Peter Masters, 10 Commando, Sword Beach.

We have a sufficiency of troops we have all the necessary tackle we have an excellent plan. This is a perfectly normal operation which is certain of success.

If anyone has any doubts in his mind, let him stay behind.

—Gen. Bernard L. Montgomery, commanding Twenty-first Army Group.

It was something which you just can’t imagine if you have not seen it. It was boats, boats, boats and more boats, boats everywhere.

—Jacqueline Noel, recalling the British beaches. She met her future husband on D+4.

The Anglo-Saxons have set foot on our soil. France is becoming a battlefield. Frenchmen, do not attempt to commit any action which might bring terrible reprisals. Obey the orders of the government.

—Marshal Henri Philippe Petain, 6 June.

This is the end for Germany.

—Maj. Werner Pluskat, 352d Infantry Division at dawn on 6 June.

We’re going in alone and I don’t think we’re coming back.

—Lt. Col. Josef ‘‘Pips’’ Priller, Kommodore of JG-26, to his wingman before their strafing attack on Sword and Juno beaches.

The first twenty-four hours of the invasion will be decisive. . . . [T]he fate of Germany depends on the outcome. For the Allies as well as Germany, it will be the longest day.

—Field Marshal Erwin Rommel, 22 April 1944.

We’ll start the war from right here.

—Brig. Gen. Theodore Roosevelt, Jr., assistant commander of the Fourth Infantry Division, upon finding that his force had been landed in the wrong place on Utah Beach.

Two kinds of people are staying on this beach—the dead and those who are going to die.

—Col. George A. Taylor, commanding the Sixteenth Infantry Regiment, First Infantry Division, on Omaha Beach. (In The Longest Day, this statement is delivered by Robert Mitchum as Brig. Gen. Norman D. Cota of the Twenty-ninth Infantry Division.)

This article is part of our larger selection of posts about the Normandy Invasion. To learn more, click here for our comprehensive guide to D-Day.


D-Day Planning: Preparing for Operation Overlord

D-Day planning involved massive staging operations of thousands of troops. During the first week of May 1944, massive troop movements occurred throughout Great Britain. From England itself as well as Scotland, Wales, the Midlands, and Northern Ireland, regiments, divisions, and corps were assembled in pre-invasion staging areas for D-Day.

The logistics of D-Day planning for moving hundreds of thousands of men and almost half a million vehicles were enormous. Each division went to a designated staging area along England’s south coast. The areas were labeled ‘‘sausages,’’ for their elongated shape each was surrounded by a wire fence patrolled by military police. Security was tight no one could get in or out without written permission. Yet if the troops felt confined and resented the order against warming fires, conditions were tolerable. They ate better than almost anyone in the United Kingdom steaks, eggs, pies, even ice cream were abundant. The task of feeding so many men was a major chore, and the U.S. Army produced some four thousand newly trained cooks to meet the need.

By one reckoning nearly 175,000 soldiers were housed, largely under canvas and camouflage netting. The staging areas were crammed with supplies and equipment, and there was plenty to do. New weapons were issued to assault troops vehicles and equipment were waterproofed final organization and tactics were confirmed.

From the staging areas (except for airborne units), troops from five nations walked or rode to their embarkation ports. Ordinary traffic in England came almost to a stop during early June, as routes toward the coast often became one-way. Transport ships and landing craft were boarded in numerous harbors including Bournemouth, Eastbourne, Plymouth, Portsmouth, Southampton, Torquay, and Weymouth. Next stop: France.

This article is part of our larger selection of posts about the Normandy Invasion. To learn more, click here for our comprehensive guide to D-Day.

También puede comprar el libro haciendo clic en los botones de la izquierda.


Ver el vídeo: Una nueva Era, con Pedro Baños.