Panzerkampfwagen III (Fl)

Panzerkampfwagen III (Fl)


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Panzerkampfwagen III (Fl)

El Panzerkampfwagen III (Fl) era un tanque equipado con lanzallamas basado en el Panzer III Ausf M. La idea de convertir el Panzer III para llevar un lanzallamas se originó en noviembre de 1942, cuando se pretendía enviarlos a Stalingrado para participar en la peleas callejeras en la ciudad, pero ninguna estuvo lista a tiempo.

Se entregaron cien Panzer III Ausf Ms construidos por MIAG en Braunschweig a Wegmann Waggonfabrik de Kassel, quien llevó a cabo las conversiones. El cañón de 5 cm del Ausf M fue retirado y reemplazado por un proyector de aceite de llama de 14 cm, con un cañón de 1,5 m de largo. Se transportaron 1.000 litros de aceite de llama, que fue suficiente para 80 ráfagas de dos o tres segundos de duración. Las llamas tenían un alcance máximo de 60 yardas, pero un alcance efectivo de cerca de 40 yardas. Se instaló un motor auxiliar de 2 tiempos en el casco para accionar el lanzallamas.

Aunque el Panzerkampfwagen II (Fl) llegó demasiado tarde a Stalingrado, cuarenta y uno estuvieron involucrados en la batalla de Kursk, divididos entre la 6ª y la 11ª Divisiones Panzer y la División Panzer Grossdeutschland.

Nombres
Panzerkampfwagen III (Fl)
Flammpanzer
Sd Kfz 141/3

Estadisticas
Número producido: 100
Producido: febrero-abril de 1943
Eslora: 6,41 m
Ancho del casco: 2,95 m / 9 pies 8 pulgadas
Altura: 2,50 m / 8 pies 2 pulgadas
Tripulación: 3 (comandante, conductor, operador de radio)
Peso: 23 toneladas
Motor: Maybach HL120TRM
Velocidad máxima: 40 km / h / 24 mph
Alcance máximo: 155 km / 96 millas
Armamento: un Flammenwerfer de 14 mm, más un MG 34 de 7,92 mm en la torreta y uno delante de la superestructura

Armadura


Armadura

Parte delantera

Lado

Trasero

Arriba / Abajo

Torreta

57 mm / 2,25 pulgadas

30 mm / 1,2 pulgadas

30 mm / 1,2 pulgadas

10 mm / 0,4 pulgadas

Superestructura

50 mm / 2 pulgadas

30 mm / 1,2 pulgadas

50 mm / 2 pulgadas

18 mm / 0,66 pulgadas

Cáscara

50 mm / 2 pulgadas

30 mm / 1,2 pulgadas

50 mm / 2 pulgadas

16 mm / 0,62 pulgadas

Mantelete de pistola

50 mm / 2 pulgadas

Marca esta pagina: Delicioso Facebook Tropezar con


Historia de Florida

los historia de Florida se remonta a cuando los primeros nativos americanos comenzaron a habitar la península hace 14.000 años. [1] Dejaron atrás artefactos y evidencia arqueológica. La historia escrita de Florida comienza con la llegada de los europeos el explorador español Juan Ponce de León en 1513 hizo los primeros registros textuales. El estado recibió su nombre de eso conquistador, quien llamó a la península La Pascua Florida en reconocimiento al verde paisaje y porque era la temporada de Pascua, que los españoles llamaban Pascua Florida (Festival de las Flores). [2] [3] [4]

Esta área fue el primer reino continental de los Estados Unidos en ser colonizado por europeos. Así, 1513 marcó el inicio de la frontera americana. Desde ese momento del contacto, Florida ha tenido muchas oleadas de colonización e inmigración, incluido el asentamiento francés y español durante el siglo XVI, así como la entrada de nuevos grupos de nativos americanos que emigran de otras partes del sur, y negros libres y esclavos fugitivos, que en el siglo XIX se alió con los nativos americanos como seminolas negros. Florida estuvo bajo el dominio colonial de España desde el siglo XVI hasta el siglo XIX, y brevemente por Gran Bretaña durante el siglo XVIII (1763-1783) antes de convertirse en territorio de los Estados Unidos en 1821. Dos décadas más tarde, en 1845, Florida fue admitido en el sindicato como el estado 27 de los EE. UU.

Florida es apodada el "Estado del Sol" debido a su clima cálido y los días soleados, que han atraído a migrantes y turistas del norte desde la década de 1920. Durante el siglo XX se desarrollaría una población diversa y una economía urbanizada. En 2011, Florida, con más de 19 millones de habitantes, superó a Nueva York y se convirtió en el tercer estado más poblado de la nación. [5]

La economía de Florida se ha desarrollado con el tiempo, comenzando con la explotación de recursos naturales en la tala, la minería, la pesca y el buceo con esponjas, así como la cría de ganado, la agricultura y el cultivo de cítricos. Los negocios de turismo, bienes raíces, comercio, banca y destinos de jubilación seguirían más adelante.


Vývoj [editovat | editovat zdroj]

Tanque Pz III měl představovat hlavní bitevní tanque německých vojsk v nastávající válce. Jeho původní verze byly vyzbrojeny 37mm kanonem, předpokládalo se, že de časem mohly být přezbrojeny na 50mm kanony. Tank se v prvních taženích osvědčil, byť jeho relativně slabá výzbroj se ukazovala jako problematická, pokud se setkal s odolnějšími francouzskými nebo britskými tanky. V roce 1940 se proto začaly objevovat první stroje s krátkými 50mm kanony. Stroje s 50 mm kanony (Panzer III J) byly například použity německými vojsky v bitvě o Gazalu.

Původní koncepce tanku byla přehodnocena během zahájení operace Barbarroja. Tanky Pz III se začaly setkávat s masami tanků T-34 a KV-1, na něž jejich kanony vůbec nestačily. Urychleně proto byly vyvinuty nové typy vyzbrojené dlouhými 50mm kanony (5 & # 160cm KwK 39 L / 60) a starší tanky byly přezbrojovány. Ačkoliv tak došlo ke značnému zvýšení úderné síly, Pz III stále ještě nepředstavovaly adekvátní prostředek pro boj s ruskými protějšky. Nakonec nezbylo než akceptovat skutečnost, že Pz III byl příliš malý a lehký a neumožňoval instalaci dostatečně silné zbraně. Proto byla jeho výroba v roce 1943 ukončena.

Hned v počátku se kolem tohoto stroje objevil konflikt mezi zbrojním úřadem a inspektorátem motorizovaných vojsk týkající se hlavní výzbroje nového tanku. Zatímco zbrojní úřad (Waffenamt) považoval za dostatečný kanon ráže 37 & # 160mm, druhá strana trvala na ráži 50 & # 160mm. Nakonec byl vybrán kanon menšího kalibru protože i ostatní vojsko již bylo vyzbrojeno protitankovými kanony 3,7 & # 160cm, díky čemuž stačila výroba pouze jednoho druhu munice. Dle požadavku inspektorátu byla však alespoň věž tanku konstruována tak, aby umožňovala případné pozdější osazení kanonem větší ráže.

V roce 1934 formuloval zbrojní úřad konečně požadované charakteristiky nového stroje a předal je firmám MAN, Daimler-Benz, Rheinmetall-Borsig a Krupp spolu s objednávkou na vývoj prototypu. Hmotnost vozidla neměla podle specifikací překročit 15 & # 160tun. Požadovaná maximální rychlost stroje byla 40 & # 160km / h a posádku mělo tvořit pět mužů - velitel, střelec a nabíječ umístění ve věži, řidič a radista v přední části trupu. Stroj měl být samozřejmě plně pásový s výzbrojí soustředěnou v otočné věži.

Pouze firmy Krupp a Daimler-Benz však dovedly vývoj až k postavení prototypu. Stroj firmy Krupp, označovaný MKA, spočíval na podvozku složeném ze šesti plných pojezdových kol, loukoťového kola napínacího a kola hnacího s kruhovými odlehčovacími otvory. V horní části dosedal pás na tři podpůrné kladky. Trup tanku byl tvořen rovnými pancéřovými deskami, které byly spojeny většinou svárem. Za prudce skosenou čelní deskou se zvedala nástavba v jejíž přední stěně se nalevo nacházel průzor řidiče. Další průzory byly na obou bocích. Levým vyhlížel opět řidič, pravý sloužil radistovi, který měl v této části stroje své stanoviště.

Na ploché desce nástavby byla zhruba v polovině délky stroje umístěna plně otočná věž. V zádi trupu byl potom motorový prostor. Přední spodní rohy věže byly skosené, což se stalo pro věže pozdějších tanků standardem. V čelním štítu věže byla instalována hlavní zbraň, kanon ráže 37 & # 160mm a doplňkový kulomet ráže 7,92 & # 160mm.

Testy obou prototypů probíhaly v oblasti Kummersdorfu a Ulmu na přelomu let 1936 a 1937. Jako vítěz z nich vzešel jednodušší prototyp firmy Daimler-Benz vedený pod označením ZW neboli Zugführer Wagen (vozidlo velitele čety). Další osud neúspěšného prototypu MKA není znám, ale zřejmě dosloužil jako cvičné vozidlo.

Základní konstrukce prototypu Daimler-Benz byla shodná s tou od firmy Krupp. Podvozek sestával z pěti relativně velkých pojezdových kol s kruhovými odlehčovacími otvory a gumovou obručí po obvodu. Každé kolo bylo uchyceno i odpruženo samostatně. Vpředu se dále nacházelo rovněž perforované kolo hnací a zcela vzadu kolo napínací, obě zvednutá nad úroveň terénu. Shora dosedal pás na dvě podpůrné kladky s gumovou bandáží. Trup byl svařen a snýtován z rovných pancéřových desek o síle 14,5 & # 160mm. Pouze dno vany mělo tloušťku jen 5 & # 160 mm.

Za samotnou čelní deskou podvozkové vany následovala rovná plošina, ve které se nalézaly průlezy řidiče a radisty, uzavřené dvoudílnými poklopy. Z této plošiny se zvedala čelní stěna nástavby. V její levé části byl odklopný průzor řidiče, v pravé potom korbový kulomet MG 34 ráže 7,92 & # 160mm uchycený v kruhovém střelišti. Kulomet obsluhoval radista sedící v trupu tanku hned vedle řidiče. Rovněž v obou bočních stěnách nástavby se nacházely odklopné průzory sloužící řidiči a radistovi k výhledu do stran.

Zbylí tři členové posádky, velitel, střelec a nabíječ, měli svá stanoviště ve věži. Věž byla umístěna na horní ploše nástavby zhruba v polovině délky celého stroje. V jejích bočních stěnách byly průlezy pro střelce a nabíječe, oba opatřené jednodílnými dvířky otvíranými do strany. Dvířka byla opatřena jednoduchými štěrbinovými průzory. Další dva průzory se nacházely na bocích věže před těmito dvířky. Tyto průzory byly stejného typu jako již zmíněné boční průzory řidiče a radisty. Daly se odklopit směrem nahoru pro lepší výhled. Během pobytu v bojové oblasti ale zůstávaly uzavřené a výhled zajišťovaly pouze štěrbiny v jejich krytech.

Ze zádi věže vystupovala část oblouku velitelské věžičky, pod kterou bylo stanoviště velitele tanku. Věžička měla po svém obvodu osm symetricky rozmístěných pozorovacích otvorů, kterými velitel sledoval okolí vozu. Po stranách tubusu velitelské věžičky byly v zadní stěně věže umístěny malé obdélníkové střílny pro ruční zbraně opatřené kryty. Tloušťka pancéřování věže činila 14,5 & # 160mm na všech stěnách kromě stropu, ten byl tlustý pouze 10 & # 160mm. Čelní stěna věže nesla ve vnějším úchytu hlavní zbraň tanku - kanon KwK 36 L / 46,5 ráže 37 & # 160mm. Po jeho pravé straně se potom nacházely dva spřažené kulomety MG 34. Celková zásoba munice na palubě stroje činila 120 & # 160nábojů pro kanon a 4425 & # 160nábojů pro všechny tři kulomety.


Módulos

Torretas

Motores

Suspensiones

Radios

Equipo compatible

Consumibles compatibles

Opinión del jugador

Pros y contras

  • Mismo DPM que el cañón de 75 mm de Pz4H. Más DPM que el Hydrostat y el T-25
  • Buen rango de visualización (para el medio alemán, "promedio" para el nivel)
  • Alto valor de HP
  • Buena clasificación de camuflaje
  • Buena depresión del arma
  • Capacidad de munición muy baja, ¡solo 9 rondas más que el Turán III PT!
  • El peor manejo de armas de todos los medios de nivel 5. Precisión de la base que induce el vómito para un medio frágil.
  • Pobre velocidad máxima y aceleración, y terrible velocidad de retroceso
  • Pobre armadura completa, ÉL será la perdición de este tanque.
  • La penetración de proyectil estándar mediocre te obligará a usar rondas premium para penetrar enemigos de manera semi-confiable.

Rendimiento

Un tanque mediocre, el Panzer III K sufre bastante en comparación con otros tanques medianos de nivel 5. Tiene una armadura bastante pobre, y es incluso peor que su contraparte de nivel 4, el Panzer III, con solo 50 mm como máximo, excepto por el mantelete del cañón y la cúpula del comandante. Si bien el tanque tiene una depresión de cañón bastante agradable a 10 grados, su mantelete de cañón es pequeño y solo cubre una pequeña parte de la torreta, lo que significa que la mayoría de los disparos disparados contra un Panzer III K con el casco abajo penetrarán. El tanque está bendecido con una gran cantidad de HP con 790 puntos de golpe, por lo que puede absorber una buena cantidad de disparos antes de caer. Su movilidad también es mucho peor que la de un Panzer III estándar, y mediocre para los estándares de nivel 5. Sus resistencias al suelo por encima de la media no son suficientes para compensar su motor débil y su baja velocidad máxima, lo que deja al tanque superado por la mayoría de los otros tanques medianos, a menos que esté equipado con el nuevo equipo de turbocompresor, incluso entonces todavía se retrasará un poco. poco en comparación con sus pares.

El tanque tiene un rango de visión decente, pero nunca intente detectar enemigos si no tiene copias de seguridad o una ruta de escape cercana, ya que su movilidad es bastante mediocre. Disparar en esta cosa es una opción muy dudosa, una práctica inútil en el mejor de los casos, debido a los horrendos valores de manejo de armas del tanque, que se encuentra entre los peores en el nivel en el papel, y prácticamente los peor en su nivel teniendo en cuenta su penalización de dispersión en movimiento. El arma también carece de penetración, lo que hace que lidiar con oponentes de nivel superior, que pueden incluir los de nivel 7 debido a su falta de emparejamiento preferencial, sea difícil sin munición premium. Como tal, el Panzer III K se juega mejor como un tanque de apoyo que como un medio contemporáneo como el DS PZInż, el T-34 o el M4, llegando a rangos lo suficientemente lejos como para asegurarse de que no te aniquilarán en 10 segundos, pero lo suficientemente cerca para asegurarse de que su arma funcione de manera semi-confiable. En general, un tanque que no deberías conseguir a menos que estés acostumbrado a manejar mal las armas y un regalo de Navidad para un miembro del clan o un amigo que más odias.


En el anime

En Izetta the Last Witch, el Mk III entró en combate durante la invasión de Livonia y la Invasión de Thermidor le gusta mucho a su contraparte del mundo real. También entró en combate en las primeras rondas de la invasión de Eylstadt, donde resultó eficaz para atravesar las trincheras de Eylstadt.

El Mk III también se usó durante la Batalla de Coenenburg, donde luchó contra los Eylstadt Renault FT-17 sin bajas, y rompió la primera defensiva en Coenenburg antes de ser detenido por ataques de artillería precisos. Sin embargo, los Mk III no tuvieron ningún efecto al luchar contra Izetta, la mayoría fueron lanzados al aire y anotados con tiza como muertes por movilidad.


Panzerkampfwagen III

Panzerkampfwagen III - нямецкі сярэдні танк часоў Другой сусветнай вайны, які серыйна выпускаўся з 1938 па 1943 год. Скарочанымі назвамі гэтага танка з'яўляліся PzKpfw III, Panzer III, Pz III. У ведамасным рубрыкатары ваеннай тэхнікі нацысцкай Германіі гэты танк меў абазначэнне Sd.Kfz. 141 (Sonderkraftfahrzeuge 141 - машына спецыяльнага прызначэння 141). У савецкіх гістарычных дакументах і папулярнай літаратуры PzKpfw III называўся як «Тып 3», Т-III ці Т-3.

Panzerkampfwagen III
PzKpfw III Ausf. H
Panzerkampfwagen III Ausf. mi
Тып сярэдні танк
Баявая маса, т 19,5
Кампанавальная схема маторнае адзяленне ззаду, трансмісійнае спераду, баявое і кіравання пасярэдзіне
Экіпаж, чал. 5
Гісторыя
Гады распрацоўкі 1935-1937
Гады вытворчасці 1939—1943
Гады эксплуатацыі 1939—1945
Асноўныя аператары
Габарыты
Даўжыня, мм 5380
Шырыня, мм 2910
Вышыня, мм 2500
Дарожны прасвет, мм 385
Браніраванне
Тып брані стальная хроманікелевая катаная, паверхнева загартаваная
Лоб корпуса (верх), мм / град. 30 / 9°
Лоб корпуса (сярэдзіна), мм / град. 25 / 87°
Лоб корпуса (ніз), мм / град. 30 / 21—52° — 25 / 75°
Борт корпуса, мм / град. 30 / 0°
Кармы корпуса (верх), мм / град. 20 / 30°
Кармы корпуса (сярэдзіна), мм / град. 20 / 10°
Кармы корпуса (ніз), мм / град. 20 / 65°
Дах корпуса, мм 16 / 75—90°
Лоб вежы, мм / град. 30 / 15°
Борт вежы, мм / град. 30 / 25°
Дах вежы, мм 10 / 83—90°
Узбраенне
Калібр і марка гарматы 37-мм KwK 36, 50-мм KwK 38 / KwK 39, 75-мм KwK 37
Тып гарматы наразная
Даўжыня ствала, калібраў 46,5 / 42 / 60 / 24
Боекамплект гарматы 125
Вуглы ВН, град. -10…+20°
Прыцэлы тэлескапічны T.Z.F.5a
Рухомасць
Тып рухавіка V-падобны 12-цыліндравы карбюратарны вадкаснага ахаладжэння
Хуткасць па перасечанай мясцовасці, км / г <<<хуткасць па="" перасечанай="" мясцовасці="">>>
Тып падвескі індывідуальная тарсіённая, з гідраўлічнымі амартызатарамі

Гэтыя баявыя машыны выкарыстоўваліся вермахтам з першага дня Другой сусветнай вайны. Апошнія запісы пра баявое ўжыванне PzKpfw III у штатным саставе падраздзяленняў вермахта датуюцца сярэдзінай 1944 года, адзіночныя танкі ваявалі аж да капітуляцыі Германіі. З сярэдзіны 1941 да пачатку 1943 года PzKpfw III быў асновай бранетанкавых войскаў вермахта (панцэрвафэ) і, нягледзячы на ​​адносную слабасць у параўнанні з сучаснымі яму танкамі краін антыгітлераўскай кааліцыі, унёс значны ўнёсак у поспехі вермахта таго перыяду. Танкі гэтага тыпу пастаўляліся арміям краін-саюзнікаў Германіі па Восі. Захопленыя PzKpfw III з добрымі вынікамі выкарыстоўваліся Чырвонай арміяй. На базе PzKpfw III у Германіі і СССР ствараліся самаходна-артылерыйскія ўстаноўкі (САУ) рознага пнры.


Módulos

Torretas

Motores

Suspensiones

Radios

Equipo compatible

Consumibles compatibles

Opinión del jugador

Pros y contras

  • Gran movilidad: alta aceleración y velocidad punta
  • Jack-of-All-Trades, directamente superior a Pz.IV H montando el mismo cañón de 7,5 cm L / 48
  • El blindaje del casco tiene una pendiente decente, la placa superior es más gruesa que algunos tanques pesados ​​de nivel 5
  • La penetración del arma es mucho más confiable para eliminar enemigos, en comparación con el 50 mm L / 60 más débil en el nivel IV.
  • La armadura de torreta espaciada es casi completamente invulnerable al CALOR y reduce el daño de HE.
  • Precisión mediocre, algo difícil de alcanzar objetivos distantes.
  • Gran compartimento de transmisión montado en la parte delantera, propenso a daños en el motor y disparos de desvío
  • El lado del casco débil y la armadura de la torreta, no pueden inclinarse eficazmente
  • La torreta es un punto débil gigante de 50 mm, aunque las pantallas de armadura espaciadas pueden engañar a tus enemigos para que les disparen y no les inflijan daño.
  • El rango de visión mediocre no permite una exploración activa muy eficaz

Rendimiento

Como en la introducción de la página, el Pz.Kpfw. III / IV es un tanque de nivel 5 algo único. Está en algún lugar entre un flanker y un medio explorador, que combina alta movilidad, buena aceleración, agilidad y un blindaje de casco bastante poderoso al precio de algunas debilidades evidentes. En particular, se trata de una precisión mediocre, un blindaje deficiente en los lados del casco y la torreta, también algo que carece de daño alfa, lo que le da una capacidad ofensiva limitada. En términos de tácticas, usa la movilidad para ubicarte en puntos vitales del mapa, como puntos de límite y en los flancos de tus enemigos, siempre que te quedes lo suficientemente atrás como para estar a cubierto con una ruta de escape. Intenta reaccionar y defenderte desde la cobertura o atacar con precisión desde lejos, en lugar de cargar y pasar a la ofensiva.

Primeramente, movilidad. Primero jugó con todas las existencias de módulos, es posible que se sienta decepcionado por su movimiento descuidado, ya que está muy lejos de su Pz.Kpfw. III, pero con un motor superior ridículamente fuerte y una suspensión mejorada, podrás superar a casi todos los tanques que no sean exploradores a los que te enfrentes. El mejor uso para la alta velocidad es rodear las crestas, detectar al enemigo en busca de armas más pesadas y ganar algunas instantáneas por ti mismo. La agilidad es excelente y muy adecuada para dar vueltas, con una velocidad de giro de torreta inigualable, aunque nunca está de más estar atento a los refuerzos enemigos que posiblemente planeen flanquearlo.

En términos de supervivencia, 80 mm de armadura glacis superior inclinada es directamente superior a 70 mm en el PzKpfw III, aunque también enfrenta oponentes con armas más grandes. Las partes inferiores y los lados dejaban mucho que desear, apenas mejorados a 60 mm y 30 mm respectivamente. En cuanto al tamaño, el tanque es bastante alto y tiene un camuflaje mediocre. Si puede agregar su propia pesca con caña a la mezcla, puede obtener un logro de Steel Wall por suerte. También tenga en cuenta que una gran parte del costado de su casco no está cubierta por una armadura espaciada, por lo que un impacto de un obús de 105 mm probablemente lo paralizará.

los pistola es uno de los problemas más notables de Pz.Kpwf. III / IV. No puede montar un obús de 105 mm como Pz.Kpfw. IV o M4 Sherman, y 7,5cms 'no son realmente impresionantes, con precisión mediocre, penetración y RoF aceptable. Si lo está utilizando, es mejor evitar enfrentamientos de largo alcance para preservar la munición. Por lo general, si utilizas bien tus activos, aún saldrás por encima de los duelos (es decir, debido a la armadura y la agilidad). En un enfrentamiento en solitario, eche un vistazo a las esquinas con una armadura en ángulo, acérquese y oblíguelos a rotar sin poder hacer nada en su lugar y abusar de su recarga más lenta.

Se recomienda optar por la suspensión antes que cualquier otra cosa, porque la original tiene una velocidad de desplazamiento y una resistencia al terreno lamentables incluso con el motor superior montado. Tenga en cuenta que el arma mejorada tiene cantidades marginales de penetración y precisión sobre el arma original, y no es necesariamente la primera opción para la investigación. Además, la torreta te da un poco de salud, por lo que esto aumentará tu capacidad de supervivencia general y probablemente también será más útil que ir directamente a por el arma.

Se recomienda que las habilidades de la tripulación se concentren en maximizar la movilidad ya sobresaliente, así como en compensar la capacidad de detección mediocre y la eficiencia de la potencia de fuego. El cargador que no pueda ayudar con eso puede tomar Safe Stowage para evitar daños en la rejilla de munición de los lados débiles (o reparaciones si tiende a no recibir grandes golpes). GLD, Optics y Gun Rammer son buenos equipos para ayudar a esos dos rasgos respectivamente; la óptica especialmente es imprescindible para el próximo tanque, el VK 3001D.


BILLY BOWLEGS III TENÍA UN NOMBRE CON HISTORIA

Algunos Seminoles usaban nombres que suenan en inglés. A veces tomaban los apellidos de hombres blancos como señal de honor. Otras veces, los hombres blancos les inventaron nombres.

El nombre & quotBilly Bowlegs & quot era un poco de cada uno, y el legado de Bowlegs abarcó tres generaciones.

El primer Bowlegs fue el líder Seminole Bolek, a veces escrito Boleck o Bolechs.

Mayor General O.O. El libro de Howard de principios de 1900, Famous Indian Chiefs I Have Known, sugiere que el Bowlegs original recibió su nombre porque montaba caballos españoles tanto cuando era niño que sus piernas se arqueaban. Su padre lo apodó Piernas Curvas, que significa piernas curvas. Más tarde se expandió a Guillermito a las Piernas Curvas o Little Willie of the Bowed Legs.

La otra versión es que tomó su nombre de un hombre blanco llamado Bolek, un comerciante de la época en que los comerciantes y capitanes de barcos británicos establecieron puestos comerciales en la Florida española.

El primer Bowlegs fue el hermano del rey Payne, de quien recibe su nombre Paynes Prairie, la tierra abierta al sur de Gainesville. Los hermanos fueron los primeros miembros de la realeza Seminole del clan Snake. Ambos eran jefes que bloquearon a los georgianos de la competencia.

Esta es la última de las tres columnas de Billy Bowlegs III. Hoy: El legado de Bowlegs. entrar en la Florida española y capturar a los esclavos africanos que huían a principios del siglo XIX. Cuando el rey Payne murió alrededor de 1812, su hermano se convirtió en el jefe que resistiría la invasión de Florida por Andrew Jackson, que desencadenó la primera de las tres guerras Seminole y obligó a España a renunciar a Florida.

El segundo Bowlegs fue la leyenda Seminole de la última de las guerras, la que a veces se llama la Guerra de Billy Bowlegs. Este comenzó después de una década de relativa paz cuando los soldados alborotadores robaron plátanos y aplastaron calabazas en el jardín de Bowlegs. Bowlegs, un líder de la resistencia, se había convertido en un pacificador en un momento en que el secretario de Guerra Jefferson Davis, quien más tarde se convertiría en presidente de la Confederación, comenzó a presionar al Ejército para que adoptara una política más agresiva para librar al estado de sus tribus.

Cuando los ingenieros del ejército en una excursión topográfica destrozaron el jardín del jefe, Bowlegs buscó dinero y una disculpa. Ellos se rieron de él. La respuesta de Billy Bowlegs fue rápida y decisiva. Justo antes del amanecer de un día de diciembre de 1855, el jefe dirigió un ataque contra el campamento de ingenieros. Dos hombres murieron y otros cuatro resultaron heridos. El derramamiento de sangre provocó dos años de escaramuzas, marcadas principalmente por incursiones Seminole en asentamientos pioneros y enfrentamientos con tropas del Ejército y milicias.

La rendición de Billy Bowlegs II en 1858 puso fin a las guerras Seminole en Florida. Fue enviado al oeste al territorio de Arkansas, pero 100 o más seminolas permanecieron en Florida, incluidos muchos de sus parientes.

Como su tocayo, Billy Bowlegs III cuidaba su jardín.

"Su campamento está rodeado de parcelas de batatas, mandioca, caña de azúcar y calabazas que todavía cultiva", escribe George Albert DeVane en Early Florida History de DeVane.

A los seminoles a menudo se les conocía por muchos nombres, uno desde el nacimiento, otro durante su infancia y un tercero una vez que maduraban. El nombre de nacimiento de Billy Bowlegs III era Mo-pee-fah-gee. En su juventud lo llamaban Cho-fee-hadjo, que significa conejo, a veces escrito Co-fee-hat-co o Cofehatke.

En un baile de maíz verde cuando tenía 15 años, Cho-fee-hadjo pasó a llamarse Billy Bowlegs III.

“Billy era uno de la banda encabezada por el Capitán Tom Tiger, quien conoció al primer tren que llegó a Kissimmee City [en 1882). Por arreglos previos del Sr.Planta y para diversión de sus invitados, el Capitán Tom Tiger dio el grito de guerra. ''

Billy también observó la descarga de la locomotora de un tren del vapor White City en Júpiter. La locomotora detuvo el tren sobre el Ferrocarril Celestial de Júpiter a Venus y Marte. (Venus está en el lado este del lago Okeechobee, pero Marte ya no está marcado para los mapas de Florida).

Cuando el primer tren de Flagler llegó a Palm Beach, Billy estaba allí.

Cuando Billy tenía 100 años, DeVane se unió a él para el primer viaje en avión del Seminole. Unas cuantas vueltas en el vuelo, Billy estaba disfrutando de la vista cuando DeVane le preguntó cómo estaba, & quot; Billy respondió: 'Bien, vuela como un pájaro & quot'.


Una apelación a la bandera del cielo

Durante los primeros días de la Guerra de Independencia, mientras el humo de las armas todavía cubría los campos en Lexington y Concord, y los cañones aún resonaban en Bunker Hill, Estados Unidos enfrentó innumerables dificultades y una serie de decisiones difíciles. Como era de esperar, la elección de una bandera nacional permaneció sin respuesta durante muchos meses debido a cuestiones más urgentes, como organizar una defensa y formar el gobierno.

Sin embargo, los militares todavía necesitaban una bandera para diferenciar las fuerzas estadounidenses recién forjadas de las de los británicos que se acercaban. Varias banderas temporales se emplearon rápidamente para satisfacer la necesidad. Uno de los estándares más famosos y extendidos que se apresuraron en los mástiles de bandera tanto en tierra como en el mar fue el "Bandera de Pinetree", oa veces llamado "Una apelación al cielo" bandera.

Como su nombre indica, esta bandera se caracterizaba por tener tanto un árbol (más comúnmente se cree que es un pino o un ciprés) y el lema que dice "Un llamamiento al cielo". Por lo general, estos se exhibían en un campo blanco y, a menudo, eran utilizados por las tropas, especialmente en Nueva Inglaterra, ya que el árbol de la libertad era un símbolo norteño prominente para el movimiento de independencia. [I]

De hecho, antes de la Declaración de Independencia pero después del inicio de las hostilidades, la bandera de Pinetree era una de las banderas más populares para las tropas estadounidenses. En efecto, "Hay registrados en la historia de esos días muchos casos del uso de la bandera del pino entre octubre de 1775 y julio de 1776".[ii]

Algunas de las primeras batallas y victorias de Estados Unidos se libraron bajo una pancarta que declaraba "Un llamamiento al cielo". Algunos historiadores documentan que las tropas del general Israel Putnam en Bunker Hill usaron una bandera con el lema, y ​​durante la Batalla de Boston las baterías flotantes (barcazas flotantes armadas con artillería) enarbolaron con orgullo la famosa bandera blanca de Pinetree. [Iii] En enero de En 1776, el comodoro Samuel Tucker izó la bandera mientras capturaba con éxito un transporte de tropas británicas que intentaba relevar a las fuerzas británicas sitiadas en Boston. [Iv]

La bandera de Pinetree fue utilizada comúnmente por la Armada Colonial durante este período de la guerra. Cuando George Washington encargó los primeros barcos militares oficialmente autorizados para Estados Unidos en 1775, el coronel Joseph Reed escribió a los capitanes pidiéndoles que:

Por favor, fije un color en particular para una bandera y una señal por la cual nuestros barcos puedan conocerse entre sí. ¿Qué piensas de una bandera con fondo blanco, un árbol en el medio, el lema "Apelación al cielo"? Esta es la bandera de nuestras baterías flotantes. [V]

En los meses siguientes, la noticia se extendió incluso a Inglaterra de que los estadounidenses estaban empleando esta bandera en sus buques de guerra. Un informe de un barco capturado reveló que, “La bandera tomada de un provincial [Americano] El corsario ahora está depositado en el almirantazgo, el campo es un banderín blanco, con un árbol verde que se extiende con el lema, 'Apelación al cielo' ".[vi]

A medida que las escaramuzas se desarrollaron en una guerra total entre los colonos e Inglaterra, la bandera de Pinetree con su oración a Dios se convirtió en sinónimo de la lucha estadounidense por la libertad. Un mapa temprano de Boston reflejaba esto mostrando una imagen lateral de un casaca roja británica tratando de arrancar esta bandera de las manos de un colono (ver imagen a la derecha). [Vii] El lema principal, "Una apelación al cielo" inspiró otras banderas similares con lemas como "Una apelación a Dios" que también aparecía a menudo en las primeras banderas estadounidenses.

Para muchos estadounidenses modernos puede resultar sorprendente saber que uno de los primeros lemas y banderas nacionales fue "Un llamamiento al cielo". ¿Dónde se originó esta frase y por qué los estadounidenses se identificaron con ella?

Para comprender el significado de la bandera de Pinetree, debemos remontarnos a la influyente obra de John Locke. Segundo tratado de gobierno (1690). En este libro, el afamado filósofo explica que cuando un gobierno se vuelve tan opresivo y tiránico que ya no queda ningún remedio legal para los ciudadanos, pueden apelar al Cielo y luego resistir a ese gobierno tiránico a través de una revolución. Locke se dirigió a la Biblia para explicar su argumento:

Evitar este estado de guerra (en el que no hay más apelación que el cielo, y en el que la mínima diferencia tiende a terminar, donde no hay autoridad para decidir entre los contendientes) es una gran razón para que los hombres se incorporen a la sociedad y se retiren. [dejando] el estado de naturaleza, porque donde hay una autoridad —un poder en la tierra— de la cual se puede obtener alivio mediante apelación, se excluye la continuación del estado de guerra y la controversia es decidida por ese poder. Had there been any such court—any superior jurisdiction on earth—to determine the right between Jephthah and the Ammonites, they had never come to a state of war, but we see he was forced to appeal to Heaven. The Lord the Judge (says he) he judge this day between the children of Israel and the children of Ammon, Judg. xi. 27.[viii]

Locke affirms that when societies are formed and systems and methods of mediation can be instituted, armed conflict to settle disputes is a last resort. When there no longer remains any higher earthly authority to which two contending parties (such as sovereign nations) can appeal, the only option remaining is to declare war in assertion of certain rights. This is what Locke calls an appeal to Heaven because, as in the case of Jephthah and the Ammonites, it is God in Heaven Who ultimately decides who the victors will be.

Locke goes on to explain that when the people of a country “have no appeal on earth, then they have a liberty to appeal to Heaven whenever they judge the cause of sufficient moment [importance].”[ix] However, Locke cautions that appeals to Heaven through open war must be seriously and somberly considered beforehand since God is perfectly just and will punish those who take up arms in an unjust cause. The English statesman writes that:

he that appeals to Heaven must be sure he has right on his side and a right to that is worth the trouble and cost of the appeal as he will answer at a tribunal that cannot be deceived [God’s throne] and will be sure to retribute to everyone according to the mischiefs he hath created to his fellow subjects that is, any part of mankind.[x]

The fact that Locke writes extensively concerning the right to a just revolution as an appeal to Heaven becomes massively important to the American colonists as England begins to strip away their rights. The influence of his Second Treatise of Government (which contains his explanation of an appeal to Heaven) on early America is well documented. During the 1760s and 1770s, the Founding Fathers quoted Locke more than any other political author, amounting to a total of 11% and 7% respectively of all total citations during those formative decades.[xi] Indeed, signer of the Declaration of Independence Richard Henry Lee once quipped that the Declaration had been largely“copied from Locke’s Treatise on Government.”[xii]

Therefore, when the time came to separate from Great Britain and the regime of King George III, the leaders and citizens of America well understood what they were called upon to do. By entering into war with their mother country, which was one of the leading global powers at the time, the colonists understood that only by appealing to Heaven could they hope to succeed.

For example, Patrick Henry closes his infamous “give me liberty” speech by declaring that:

If we wish to be free—if we mean to preserve inviolate those inestimable privileges for which we have been so long contending—if we mean not basely to abandon the noble struggle in which we have been so long engaged, and which we have pledged ourselves never to abandon—we must fight!—I repeat it, sir, we must fight!! An appeal to arms and to the God of Hosts, is all that is left us![xiii]

Furthermore, Jonathan Trumbull, who as governor of Connecticut was the only royal governor to retain his position after the Declaration, explained that the Revolution began only after repeated entreaties to the King and Parliament were rebuffed and ignored. In writing to a foreign leader, Trumbull clarified that:

On the 19 th day of April, 1775, the scene of blood was opened by the British troops, by the unprovoked slaughter of the Provincial troops at Lexington and Concord. The adjacent Colonies took up arms in their own defense and the Congress again met, again petitioned the Throne [the English king] for peace and settlement and again their petitions were contemptuously disregarded. When every glimpse of hope failed not only of justice but of safety, we were compelled, by the last necessity, to appeal to Heaven and rest the defense of our liberties and privileges upon the favor and protection of Divine Providence and the resistance we could make by opposing force to force.[xiv]

John Locke’s explanation of the right to just revolution permeated American political discourse and influenced the direction the young country took when finally being forced to appeal to Heaven in order to reclaim their unalienable rights. The church pulpits likewise thundered with further Biblical exegesis on the importance of appealing to God for an ultimate redress of grievances, and pastors for decades after the War continued to teach on the subject. For example, an 1808 sermon explained:

War has been called an appeal to Heaven. And when we can, with full confidence, make the appeal, like David, and ask to be prospered according to our righteousness, and the cleanness of our hands, what strength and animation it gives us! When the illustrious Washington, at an early stage of our revolutionary contest, committed the cause in that solemn manner. “May that God whom you have invoked, judge between us and you,” how our hearts glowed that we had such a cause to commit![xv]

Thus, when the early militiamen and naval officers flew the Pinetree Flag emblazoned with its motto “An Appeal for Heaven,” it was not some random act with little significance or meaning. Instead, they sought to march into battle with a recognition of God’s Providence and their reliance on the King of Kings to right the wrongs which they had suffered. The Pinetree Flag represents a vital part of America’s history and an important step on the journey to reaching a national flag during the early days of the War for Independence.

Furthermore, the Pinetree Flag was far from being the only national symbol recognizing America’s reliance on the protection and Providence of God. During the War for Independence other mottos and rallying cries included similar sentiments. For example, the flag pictured on the right bore the phrase “Resistance to Tyrants is Obedience to God,” which came from an earlier 1750 sermon by the influential Rev. Jonathan Mayhew. [xvi] In 1776 Benjamin Franklin even suggested that this phrase be part of the nation’s Great Seal.[xvii] The Americans’ thinking and philosophy was so grounded on a Biblical perspective that even a British parliamentary report in 1774 acknowledged that, “If you ask an American, ‘Who is his master?’ He will tell you he has none—nor any governor but Jesus Christ.” [xviii]

This God-centered focus continued throughout our history after the Revolutionary War. For example, in the War of 1812 against Britain, during the Defense of Fort McHenry, Francis Scott Key penned what would become our National Anthem, encapsulating this perspective by writing that:

Blest with vict’ry and peace may the heav’n rescued land

Praise the power that hath made and preserv’d us a nation!

Then conquer we must, when our cause it is just,

And this be our motto: “In God is our trust.”[xix]

In the Civil War, Union Forces sang this song when marching into battle. In fact, Abraham Lincoln was inspired to put “In God we Trust” on coins, which was one of his last official acts before his untimely death.[xx] And after World War II, President Eisenhower led Congress in making “In God We Trust” the official National Motto,[xxi] also adding “under God” to the pledge in 1954.[xxii]

Throughout the centuries America has continually and repeatedly acknowledged the need to look to God and appeal to Heaven. This was certainly evident in the earliest days of the War for Independence with the Pinetree Flag and its powerful inscription: “An Appeal to Heaven.”

[i] “Flag, The,” Cyclopaedia of Political Science, Political Economy, and of the Political History of the United States, ed. John Lalor (Chicago: Melbert B. Cary & Company, 1883), 2.232, here.

[ii] Report of the Proceedings of the Society of the Army of the Tennessee at the Thirtieth Meeting, Held at Toledo, Ohio, October 26-17, 1898 (Cincinnati: F. W. Freeman, 1899), 80, here.

[iii] Schuyler Hamilton, Our National Flag The Stars and Stripes Its History in a Century (New York: George R. Lockwood, 1877), 16-17, here

[iv] Report of the Proceedings of the Society of the Army of the Tennessee at the Thirtieth Meeting, Held at Toledo, Ohio, October 26-17, 1898 (Cincinnati: F. W. Freeman, 1899), 80, here.

[v] Richard Frothingham, History of the Siege of Boston, and of the Battles of Lexington, Concord, and Buner Hill (Boston: Charles C. Little and James Brown, 1849), 261, here.

[vi] Richard Frothingham, History of the Siege of Boston, and of the Battles of Lexington, Concord, and Buner Hill (Boston: Charles C. Little and James Brown, 1849), 262, here.

[vii] Richard Frothingham, History of the Siege of Boston, and of the Battles of Lexington, Concord, and Buner Hill (Boston: Charles C. Little and James Brown, 1849), 262, here.

[viii] John Locke, Two Treatises of Government (London: A. Millar, et al., 1794), 211, here.

[ix] John Locke, Two Treatises of Government (London: A. Millar, et al., 1794), 346-347, here

[x] John Locke, Two Treatises of Government (London: A. Millar, et al., 1794), 354-355, here.

[xi] Donald Lutz, The Origins of American Constitutionalism (Baton Rouge: Louisiana State University, 1988), 143.

[xii] Thomas Jefferson, The Writings of Thomas Jefferson, Andrew A. Lipscomb, editor (Washington, D.C.: The Thomas Jefferson Memorial Association, 1904), Vol. XV, p. 462, to James Madison on August 30, 1823.

[xiii] William Wirt, The Life of Patrick Henry (New York: McElrath & Bangs, 1831), 140, here

[xiv] Jonathan Trumbull quoted in James Longacre, The National Portrait Gallery of Distinguished Americans (Philadelphia: James B. Longacre, 1839), 4.5, here.

[xv] The Question of War with Great Britain, Examined upon Moral and Christian Principles (Boston: Snelling and Simons, 1808), 13, here.

[xvi] Jonathan Mayhew, A Discourse Concerning Unlimited Submission and Non-Resistance to the Higher Powers (Boston: D. Fowle, 1750) [Evans # 6549] see also, John Adams, Letters of John Adams, Addressed to His Wife, ed. Charles Francis Adams (Boston: Charles C. Little and James Brown, 1841), 1:152, to Abigail Adams on August 14, 1776.

[xvii] “Benjamin Franklin’s Great Seal Design,” The Great Seal (accessed September 2, 2020), here.

[xviii] Hezekiah Niles, Principles and Acts of the Revolution in America (Baltimore: William Ogden Niles, 1822), 198.

[xix] Francis Scott Key, “The Defence of Fort M’Henry,” The Analectic Magazine (Philadelphia: Moses Thomas, 1814) 4.433-444.

[xx] B. F. Morris, Memorial Record of the Nation’s Tribute to Abraham Lincoln (Washington, DC: W. H. & O. H. Morrison, 1866), 216, here.

[xxi] D. Jason Berggan, “In God We Trust,” The First Amendment Encyclopedia (2017), here.

[xxii] Rachel Siegel, “The Gripping Sermon that Got ‘Under God’ Added to the Pledge of Allegiance on Flag Day,” The Washington Post (June 14, 2018), here.