Comisión Especial de la ONU sobre Palestina 1947 - Informe - Historia

Comisión Especial de la ONU sobre Palestina 1947 - Informe - Historia


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Habiéndose reunido en sesión extraordinaria a solicitud de la Potencia mandataria para constituir e instruir un Comité Especial para preparar la consideración de la cuestión del futuro Gobierno de Palestina en la segunda sesión ordinaria;

Habiendo constituido un Comité Especial y encargado de investigar todas las cuestiones y cuestiones pertinentes al problema de Palestina y preparar propuestas para la solución del problema, y

Habiendo recibido y examinado el informe del Comité Especial (documento A / 364) (1) que incluye una serie de recomendaciones unánimes y un plan de partición con unión económica aprobado por la mayoría del Comité Especial,

Considera que la situación actual en Palestina es probable que menoscabe el bienestar general y las relaciones amistosas entre las naciones;

Toma nota de la declaración de la Potencia mandataria de que prevé completar su evacuación de Palestina para el 1 de agosto de 1948;

Recomienda al Reino Unido, como Potencia mandataria de Palestina, y a todos los demás Miembros de las Naciones Unidas, la adopción y aplicación, con respecto al futuro Gobierno de Palestina, del Plan de Partición con Unión Económica que se expone a continuación;

Solicita que

El Consejo de Seguridad tomará las medidas necesarias previstas en el plan para su ejecución;

El Consejo de Seguridad considera, si las circunstancias durante el período de transición requieren tal consideración, si la situación en Palestina constituye una amenaza para la paz. Si decide que existe tal amenaza, y con el fin de mantener la paz y la seguridad internacionales, el Consejo de Seguridad debería complementar la autorización de la Asamblea General adoptando medidas, de conformidad con los Artículos 39 y 41 de la Carta, para empoderar a la Comisión de las Naciones Unidas, según lo dispuesto en esta resolución, ejercer en Palestina las funciones que le asigna esta resolución;

El Consejo de Seguridad determine como amenaza a la paz, quebrantamiento de la paz o acto de agresión, de conformidad con el Artículo 39 de la Carta, cualquier intento de alterar por la fuerza el arreglo previsto en esta resolución;

El Consejo de Administración Fiduciaria sea informado de las responsabilidades que se le prevén en este plan;

Exhorta a los habitantes de Palestina a que tomen las medidas que sean necesarias de su parte para poner en práctica este plan;

Hace un llamamiento a todos los gobiernos y a todos los pueblos para que se abstengan de emprender cualquier acción que pueda obstaculizar o retrasar la aplicación de estas recomendaciones, y

Autoriza al Secretario General a reembolsar los gastos de viaje y manutención de los miembros de la Comisión a que se hace referencia en la Parte 1, Sección B, Párrafo I infra, sobre la base y en la forma que considere más apropiada en función de las circunstancias, y a proporcionar la Comisión con el personal necesario para ayudar en el desempeño de las funciones asignadas a la Comisión por la Asamblea General. *

La Asamblea General,
Autoriza al Secretario General a retirar del Fondo de Operaciones una suma que no exceda de 2.000.000 de dólares para los fines previstos en el último párrafo de la resolución sobre el futuro gobierno de Palestina.

PLAN DE PARTICIÓN CON UNIÓN ECONÓMICA

Parte I.- Futura Constitución y Gobierno de Palestina

A. TERMINACIÓN DEL MANDATO, PARTICIÓN E INDEPENDENCIA

1. El Mandato para Palestina terminará lo antes posible pero, en cualquier caso, a más tardar el 1 de agosto.

1948.

2. Las fuerzas armadas de la Potencia mandataria se retirarán progresivamente de Palestina y la retirada se completará lo antes posible, pero en cualquier caso a más tardar el 1º de agosto de 1948. La Potencia mandataria avisará a la Comisión con la mayor antelación posible. , de su intención de dar por terminado el mandato y evacuar cada zona. La Potencia mandataria hará todo lo posible para garantizar que un área situada en el territorio del Estado judío, incluido un puerto marítimo y un interior adecuado para proporcionar instalaciones para una inmigración sustancial, sea evacuada en la fecha más temprana posible y, en cualquier caso, no más tarde. que el 1 de febrero de 1948.

3. Los Estados árabes y judíos independientes y el Régimen internacional especial para la ciudad de Jerusalén, establecido en la Parte III de este Plan, entrarán en vigor en Palestina dos meses después de que se haya completado la evacuación de las fuerzas armadas de la Potencia mandataria, pero en cualquier caso, a más tardar el 1 de octubre de 1948. Los límites del Estado árabe, el Estado judío y la ciudad de Jerusalén serán los descritos en las Partes II y III a continuación.

4. El período entre la aprobación por la Asamblea General de su recomendación sobre la cuestión de Palestina y el establecimiento de la independencia de los Estados árabe y judío será un período de transición.

B. PASOS PREPARATORIOS PARA LA INDEPENDENCIA

1. Se creará una Comisión compuesta por un representante de cada uno de los cinco Estados miembros. Los miembros representados en la Comisión serán elegidos por la Asamblea General sobre una base tan amplia, geográfica y de otro tipo, como sea posible.

2. La administración de Palestina, a medida que la Potencia mandataria retire sus fuerzas armadas, pasará progresivamente a la Comisión, que actuará de conformidad con las recomendaciones de la Asamblea General, bajo la dirección del Consejo de Seguridad. La Potencia mandataria coordinará en la mayor medida posible sus planes de retirada con los planes de la Comisión de apoderarse y administrar las zonas que hayan sido evacuadas. En el desempeño de esta responsabilidad administrativa, la Comisión tendrá autoridad para dictar los reglamentos necesarios y tomar otras medidas según sea necesario. La Potencia mandataria no tomará acción alguna para prevenir, entorpecer o retrasar la implementación por parte de la Comisión de las medidas recomendadas por la Asamblea General.

3. A su llegada a Palestina, la Comisión procederá a la adopción de medidas para el establecimiento de las fronteras de los Estados árabe y judío y la ciudad de Jerusalén de conformidad con las líneas generales de las recomendaciones de la Asamblea General sobre la partición de Palestina. . No obstante, los límites descritos en la Parte II de este Plan deben modificarse de tal manera que las áreas de las aldeas, por regla general, no estén divididas por límites estatales a menos que razones apremiantes lo hagan necesario.

4. La Comisión, tras consultar con los partidos democráticos y otras organizaciones públicas de los Estados árabe y judío, seleccionará y establecerá en cada Estado lo antes posible un Consejo Provisional de Gobierno. Las actividades de los Consejos Provisionales de Gobierno, tanto árabe como judío, se llevarán a cabo bajo la dirección general de la Comisión. Si para el 1 de abril de 1948 un Consejo Provisional de Gobierno no puede ser seleccionado para ninguno de los Estados, o, si es seleccionado, no puede desempeñar sus funciones, la Comisión comunicará ese hecho al Consejo de Seguridad para que tome las medidas necesarias con respecto a ese Estado como El Consejo de Seguridad lo juzgará oportuno, y al Secretario General para comunicarlo a los Miembros de las Naciones Unidas.

5. Sujeto a las disposiciones de estas recomendaciones, durante el período de transición los Consejos Provisionales de Gobierno, actuando bajo la Comisión, tendrán plena autoridad en las áreas bajo su control, incluida la autoridad sobre asuntos de inmigración y regulación de tierras.

6. El Consejo Provisional de Gobierno de cada Estado, actuando bajo la Comisión, recibirá progresivamente de la Comisión la plena responsabilidad de la administración de ese Estado en el período comprendido entre la terminación del Mandato y el establecimiento de la independencia del Estado.

7. La Comisión instruirá a los Consejos Provisionales de Gobierno de los Estados Árabe y Judío, después de su formación, para que procedan al establecimiento de órganos administrativos de gobierno, central y local.

8. El Consejo Provisional de Gobierno de cada Estado reclutará, en el menor tiempo posible, una milicia armada entre los residentes de ese Estado, en número suficiente para mantener el orden interno y prevenir enfrentamientos fronterizos. Esta milicia armada en cada Estado estará, para fines operativos, bajo el mando de oficiales judíos o árabes residentes en ese Estado, pero la Comisión ejercerá el control político y militar general, incluida la elección del Alto Mando de la milicia.

9. El Consejo Provisional de Gobierno de cada Estado, a más tardar dos meses después de la retirada de las fuerzas armadas del Poder mandatario, celebrará elecciones para la Asamblea Constituyente que se desarrollarán en forma democrática. El reglamento electoral de cada Estado será elaborado por el Consejo Provisional de Gobierno y aprobado por la Comisión. Los votantes calificados de cada Estado para esta elección serán personas mayores de dieciocho años que sean (a) ciudadanos palestinos que residan en ese Estado; yb) Árabes y judíos residentes en el Estado, aunque no ciudadanos palestinos, que, antes de votar, hayan firmado un aviso de intención de convertirse en ciudadanos de dicho Estado. Los árabes y judíos que residen en la ciudad de Jerusalén y que han firmado un aviso de intención de convertirse en ciudadanos, los árabes del Estado árabe y los judíos del Estado judío, tendrán derecho a votar en los Estados árabe y judío, respectivamente. Las mujeres pueden votar y ser elegidas para las Asambleas Constituyentes. Durante el período de transición, a ningún judío se le permitirá establecer su residencia en el área del Estado árabe propuesto, y a ningún árabe se le permitirá establecer su residencia en el área del Estado judío propuesto, excepto con una licencia especial de la Comisión.

10. La Asamblea Constituyente de cada Estado redactará una constitución democrática para su Estado y elegirá un gobierno provisional que suceda al Consejo Provisional de Gobierno designado por la Comisión. Las Constituciones de los Estados incorporarán los Capítulos 1 y 2 de la Declaración prevista en la sección C siguiente e incluirán, entre otras cosas, disposiciones para:
una. Establecer en cada Estado un órgano legislativo elegido por sufragio universal y mediante voto secreto sobre la base de la representación proporcional, y un órgano ejecutivo responsable ante el poder legislativo;

B. Resolver todas las controversias internacionales en las que el Estado pueda participar por medios pacíficos de tal manera que no se ponga en peligro la paz y la seguridad internacionales y la justicia;

C. Aceptar la obligación del Estado de abstenerse en sus relaciones internacionales de la amenaza o el uso de la fuerza contra la integridad territorial o la independencia política de cualquier Estado, o de cualquier otra forma incompatible con el propósito de las Naciones Unidas;

D. Garantizar a todas las personas derechos iguales y no discriminatorios en asuntos civiles, políticos, económicos y religiosos y el disfrute de los derechos humanos y las libertades fundamentales, incluida la libertad de religión, idioma, expresión y publicación, educación, reunión y asociación;

mi. Preservar la libertad de tránsito y visita para todos los residentes y ciudadanos del otro Estado en Palestina y la Ciudad de Jerusalén, sujeto a consideraciones de seguridad nacional, siempre que cada Estado controle la residencia dentro de sus fronteras.

11. La Comisión nombrará una comisión económica preparatoria de tres miembros para que adopte todos los arreglos posibles para la cooperación económica, con miras a establecer, tan pronto como sea posible, la Unión Económica y la Junta Económica Mixta, según lo dispuesto en la sección D debajo.

12. Durante el período comprendido entre la aprobación de las recomendaciones sobre la cuestión de Palestina por la Asamblea General y la terminación del Mandato, la Potencia mandataria en Palestina mantendrá la plena responsabilidad de la administración en las zonas de las que no haya retirado sus fuerzas armadas. La Comisión asistirá a la Potencia mandataria en el desempeño de estas funciones. Asimismo, la Potencia mandataria cooperará con la Comisión en el desempeño de sus funciones.

13. Con miras a asegurar que haya continuidad en el funcionamiento de los servicios administrativos y que, al retirarse las fuerzas armadas de la Potencia mandataria, toda la administración quede a cargo de los Consejos Provisionales y de la Junta Económica Mixta. , respectivamente, actuando a cargo de la Comisión, se procederá a una transferencia progresiva, del Poder Mandatario a la Comisión, de la responsabilidad de todas las funciones de gobierno, incluida la de mantener el orden público en las áreas desde las cuales las fuerzas del Poder mandatario han sido retirados.

14. La Comisión se guiará en sus actividades por las recomendaciones de la Asamblea General y por las instrucciones que el Consejo de Seguridad considere necesario emitir. Las medidas que adopte la Comisión, dentro de las recomendaciones de la Asamblea General, entrarán en vigor inmediatamente a menos que la Comisión haya recibido previamente instrucciones contrarias del Consejo de Seguridad. La Comisión presentará informes periódicos mensuales sobre la marcha de los trabajos, o con mayor frecuencia si lo desea, al Consejo de Seguridad.

15. La Comisión presentará su informe final al próximo período ordinario de sesiones de la Asamblea General y al Consejo de Seguridad simultáneamente.

C. DECLARACIÓN

El Gobierno Provisional de cada Estado propuesto hará una declaración a las Naciones Unidas antes de la independencia. Contendrá, entre otras, las siguientes cláusulas:
Disposición general

Las estipulaciones contenidas en la Declaración son reconocidas como leyes fundamentales del Estado y ninguna ley, reglamento o acción oficial entrará en conflicto o interferirá con estas estipulaciones, ni prevalecerá sobre ellas ninguna ley, reglamento o acción oficial.

Capítulo I: Lugares sagrados, edificios y lugares religiosos

1. No se negarán ni menoscabarán los derechos existentes con respecto a los lugares sagrados y los edificios o lugares religiosos.

2. En lo que respecta a los Lugares Santos, se garantizará la libertad de acceso, visita y tránsito, de conformidad con los derechos existentes, a todos los residentes y ciudadanos del otro Estado y de la ciudad de Jerusalén, así como a Los extranjeros, sin distinción de nacionalidad, sujetos a requisitos de seguridad nacional, orden público y decoro. Asimismo, se garantizará la libertad de culto de conformidad con los derechos existentes, con sujeción al mantenimiento del orden público y el decoro.

3. Se conservarán los lugares sagrados y los edificios o lugares religiosos. No se permitirá ningún acto que pueda de alguna manera menoscabar su carácter sagrado. Si en cualquier momento le parece al Gobierno que algún Lugar Santo, religioso, edificio o lugar en particular necesita una reparación urgente, el Gobierno puede pedir a la comunidad o comunidades interesadas que efectúen dicha reparación. El Gobierno puede llevarlo a cabo por sí mismo a expensas de la comunidad o comunidad interesada si no se toman medidas en un plazo razonable.

4. No se cobrará ningún impuesto con respecto a ningún Lugar Santo, edificio religioso o lugar que estuviera exento de impuestos en la fecha de la creación del Estado. No se realizará ningún cambio en la incidencia de tales impuestos que discrimine entre los propietarios u ocupantes de Lugares Santos, edificios religiosos o sitios, o que coloque a dichos propietarios u ocupantes en una posición menos favorable en relación con la incidencia general de impuestos que existía en el momento de la adopción de las recomendaciones de la Asamblea.

5. El Gobernador de la ciudad de Jerusalén tendrá derecho a determinar si las disposiciones de la Constitución del Estado en relación con los lugares sagrados, los edificios religiosos y los lugares dentro de las fronteras del Estado y los derechos religiosos correspondientes se están aplicando correctamente. aplicados y respetados, y para tomar decisiones sobre la base de los derechos existentes en casos de disputas que puedan surgir entre las diferentes comunidades religiosas o los ritos de una comunidad religiosa con respecto a dichos lugares, edificios y sitios. Recibirá plena cooperación y los privilegios e inmunidades necesarios para el ejercicio de sus funciones en el Estado.

Capítulo 2: Derechos religiosos y de las minorías

1. Se garantizará a todos la libertad de conciencia y el libre ejercicio de todas las formas de culto, sujetos únicamente al mantenimiento del orden público y la moral.

2. No se hará discriminación de ningún tipo entre los habitantes por razón de raza, religión, idioma o sexo.

3. Todas las personas que se encuentren dentro de la jurisdicción del Estado tendrán derecho a igual protección de las leyes.

4. Se respetarán el derecho de familia y la condición personal de las diversas minorías y sus intereses religiosos, incluidas las donaciones.

5. Salvo que sea necesario para el mantenimiento del orden público y el buen gobierno, no se tomará ninguna medida para obstruir o interferir con la empresa de los organismos religiosos o caritativos de todas las religiones o para discriminar a cualquier representante o miembro de estos organismos en el motivo de su religión o nacionalidad.

6. El Estado garantizará una educación primaria y secundaria adecuada para las minorías árabe y judía, respectivamente, en su propio idioma y sus tradiciones culturales. No se negará ni menoscabará el derecho de cada comunidad a mantener sus propias escuelas para la educación de sus propios miembros en su propio idioma, conforme a los requisitos educativos de carácter general que imponga el Estado. Los establecimientos educativos extranjeros continuarán su actividad sobre la base de sus derechos existentes.

7. No se impondrá restricción al libre uso por cualquier ciudadano del Estado de cualquier idioma en relaciones privadas, en el comercio, en la religión, en la Prensa o en publicaciones de cualquier tipo, o en reuniones públicas. (3)

8. No se permitirá la expropiación de tierras propiedad de un árabe en el Estado judío (por un judío en el Estado árabe) (4), excepto para fines públicos. En todos los casos de expropiación, la indemnización íntegra fijada por la Corte Suprema se dirá antes del despojo.

Capítulo 3: Ciudadanía, convenciones internacionales y obligaciones financieras

1. Ciudadanía Los ciudadanos palestinos que residan en Palestina fuera de la ciudad de Jerusalén, así como los árabes y judíos que, sin tener la ciudadanía palestina, residan en Palestina fuera de la ciudad de Jerusalén, tras el reconocimiento de la independencia, se convertirán en ciudadanos del Estado en el que son residentes y gozan de plenos derechos civiles y políticos. Las personas mayores de dieciocho años pueden optar, en el plazo de un año a partir de la fecha de reconocimiento de la independencia del Estado en el que residen, por la ciudadanía del otro Estado, siempre que ningún árabe que resida en la zona del Estado árabe propuesto tendrá el derecho a optar por la ciudadanía en el Estado judío propuesto y ningún judío que resida en el Estado judío propuesto tendrá derecho a optar por la ciudadanía en el Estado árabe propuesto. Se considerará que el ejercicio de este derecho de opción incluye a las esposas e hijos menores de dieciocho años de las personas que así lo opten.

Los árabes que residen en el área del Estado judío propuesto y los judíos que residen en el área del Estado árabe propuesto que han firmado un aviso de intención de optar por la ciudadanía del otro Estado serán elegibles para votar en las elecciones a la Asamblea Constituyente de ese Estado, pero no en las elecciones a la Asamblea Constituyente del Estado en el que residan.

2. Convenciones internacionales

una. El Estado se regirá por todos los acuerdos y convenciones internacionales, tanto generales como especiales, en los que Palestina se haya convertido en parte. Sin perjuicio de cualquier derecho de denuncia allí previsto, dichos acuerdos y convenios serán respetados por el Estado durante todo el período para el que fueron celebrados.

B. Toda controversia sobre la aplicabilidad y la vigencia de los convenios o tratados internacionales firmados o adheridos por la Potencia mandataria en nombre de Palestina se remitirá a la Corte Internacional de Justicia de conformidad con las disposiciones del Estatuto de la Corte.

3. Obligaciones financieras

una. El Estado respetará y cumplirá todas las obligaciones financieras de cualquier naturaleza asumidas en nombre de Palestina por la Potencia mandataria durante el ejercicio del Mandato y reconocidas por el Estado. Esta disposición incluye el derecho de los servidores públicos a pensiones, compensaciones o gratificaciones.

B. Estas obligaciones se cumplirán mediante la participación en la Junta Económica Conjunta con respecto a las obligaciones aplicables a Palestina en su conjunto, e individualmente con respecto a las aplicables a los Estados y que sean equitativamente prorrateadas entre ellos.

C. Debería establecerse un Tribunal de Reclamaciones, afiliado a la Junta Económica Conjunta y compuesto por un miembro designado por las Naciones Unidas, un representante del Reino Unido y un representante del Estado interesado. Cualquier controversia entre el Reino Unido y el Estado respecto de reclamaciones no reconocidas por este último debe remitirse a ese Tribunal.

D. Las concesiones comerciales otorgadas con respecto a cualquier parte de Palestina antes de la adopción de la resolución por la Asamblea General seguirán siendo válidas de acuerdo con sus términos, a menos que sean modificadas por acuerdo entre los concesionarios y el Estado.

Capítulo 4: Disposiciones varias

1. Las disposiciones de los capítulos 1 y 2 de la declaración estarán bajo la garantía de las Naciones Unidas, y no se harán modificaciones en ellas sin el consentimiento de la Asamblea General de las Naciones Unidas. Cualquier Miembro de las Naciones Unidas tendrá derecho a señalar a la atención de la Asamblea General cualquier infracción o peligro de infracción de cualquiera de estas estipulaciones, y la Asamblea General podrá entonces hacer las recomendaciones que considere apropiadas en las circunstancias.

2. Cualquier controversia relacionada con la aplicación o interpretación de esta declaración se remitirá, a solicitud de cualquiera de las partes, a la Corte Internacional de Justicia, a menos que las partes acuerden otro modo de solución.

D. UNIÓN ECONÓMICA Y TRÁNSITO

1. El Consejo Provisional de Gobierno de cada Estado contraerá un compromiso en materia de Unión Económica y Tránsito. Este compromiso será redactado por la Comisión prevista en el párrafo 1 de la sección B, utilizando en la mayor medida posible el asesoramiento y la cooperación de las organizaciones y órganos representativos de cada uno de los Estados propuestos. Contendrá disposiciones para establecer la Unión Económica de Palestina y se ocupará de otros asuntos de interés común. Si antes del 1 de abril de 1948 los Consejos Provisionales de Gobierno no hubieran suscrito el compromiso, la Comisión lo pondrá en vigor.

La Unión Económica de Palestina

2. Los objetivos de la Unión Económica de Palestina serán:
una. Una unión aduanera;

B. Un sistema monetario conjunto que establezca un tipo de cambio único;

C. Funcionamiento en interés común sobre una base no discriminatoria de los ferrocarriles, carreteras interestatales; servicios postales, telefónicos y telegráficos y puertos y aeropuertos relacionados con el comercio internacional;

D. Desarrollo económico conjunto, especialmente en lo que respecta al riego, la recuperación de tierras y la conservación del suelo;

mi. Acceso de ambos Estados y de la Ciudad de Jerusalén sobre una base no discriminatoria a las instalaciones de agua y energía.

3. Se establecerá una Junta Económica Mixta, que estará integrada por tres representantes de cada uno de los dos Estados y tres miembros extranjeros designados por el Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas. Los miembros extranjeros serán nombrados en primera instancia por un período de tres años; actuarán como individuos y no como representantes de los Estados.

4. Las funciones de la Junta Económica Mixta consistirán en ejecutar, directamente o por delegación, las medidas necesarias para alcanzar los objetivos de la Unión Económica. Tendrá todas las facultades de organización y administración necesarias para el desempeño de sus funciones.

5. Los Estados se comprometerán a poner en práctica las decisiones de la Junta Económica Mixta. Las decisiones de la Junta se tomarán por mayoría de votos.

6. En caso de que un Estado no adopte las medidas necesarias, la Junta podrá decidir, mediante el voto de seis miembros, retener una parte adecuada de la parte de los ingresos aduaneros a la que tiene derecho el Estado en cuestión en virtud de la Ley Económica. Unión. Si el Estado persiste en su falta de cooperación, la Junta podrá decidir por mayoría simple sobre tales sanciones adicionales, incluida la disposición de los fondos que haya retenido, según lo considere apropiado.

7. En relación con el desarrollo económico, las funciones de la Junta serán la planificación, la investigación y el fomento de proyectos conjuntos de desarrollo, pero no los llevará a cabo excepto con el consentimiento de ambos Estados y de la ciudad de Jerusalén, en el caso de que Jerusalén participa directamente en el proyecto de desarrollo.

8. Con respecto al sistema monetario conjunto, las monedas que circulen en los dos Estados y en la ciudad de Jerusalén se emitirán bajo la autoridad de la Junta Económica Conjunta, que será la única autoridad emisora ​​y que determinará las reservas que se mantendrán. contra esas monedas.

9. En la medida en que sea compatible con el párrafo 2 b) supra, cada Estado podrá operar su propio banco central, controlar su propia política fiscal y crediticia, sus ingresos y gastos en divisas, la concesión de licencias de importación y podrá llevar a cabo actividades financieras internacionales. operaciones por su propia fe y crédito. Durante los dos primeros años después de la terminación del Mandato, la Junta Económica Conjunta tendrá la autoridad para tomar las medidas que sean necesarias para asegurar que, en la medida en que los ingresos totales en divisas de los dos Estados provenientes de la exportación de mercancías y servicios lo permitan, y siempre que cada Estado adopte las medidas adecuadas para conservar sus propios recursos en divisas, cada Estado dispondrá, en cualquier período de doce meses, de divisas suficientes para asegurar el suministro de cantidades de bienes y servicios importados para el consumo en su territorio equivalente a las cantidades de dichos bienes y servicios consumidos en ese territorio en el período de doce meses que finaliza el 31 de diciembre de 1947.

10. Toda autoridad económica que no se confiera específicamente a la Junta Económica Conjunta está reservada a cada Estado.

11. Habrá un arancel aduanero común con total libertad de comercio entre los Estados y entre los Estados y la ciudad de Jerusalén.

12. Las listas de tarifas serán establecidas por una Comisión de Tarifas, integrada por representantes de cada uno de los Estados en igual número, y serán sometidas a la Junta Económica Mixta para su aprobación por mayoría de votos. En caso de desacuerdo en la Comisión de Tarifas, la Junta Económica Conjunta arbitrará los puntos de diferencia. En el caso de que la Comisión Tarifaria no elabore algún cronograma en una fecha a fijar, la Junta Económica Mixta determinará el cronograma tarifario.

13. Las siguientes partidas constituirán un primer gravamen de las aduanas y otros ingresos comunes de la Junta Económica Mixta:
una. Los gastos del servicio aduanero y de la operación de los servicios conjuntos;

B. Los gastos administrativos de la Junta Económica Conjunta;

C. Las obligaciones financieras de la Administración de Palestina, que consisten en:
I. El servicio de la deuda pública pendiente; ii) El costo de las prestaciones de jubilación, que ahora se pagan o vencen en el futuro, de acuerdo con las reglas y en la medida que establece el párrafo 3 del capítulo 3 anterior.

14. Una vez cumplidas estas obligaciones en su totalidad, los ingresos excedentes de las aduanas y otros servicios comunes se dividirán de la siguiente manera: no menos del 5 por ciento y no más del 10 por ciento a la ciudad de Jerusalén; El residuo será asignado a cada Estado por la Junta Económica Conjunta de manera equitativa, con el objetivo de mantener un nivel suficiente y adecuado de servicios gubernamentales y sociales en cada Estado, excepto que la participación de cualquiera de los Estados no excederá el monto de la contribución de ese Estado. a los ingresos de la Unión Económica en más de aproximadamente cuatro millones de libras en cualquier año. La Junta podrá ajustar la cantidad concedida de acuerdo con el nivel de precios en relación con los precios vigentes en el momento del establecimiento de la Unión. Después de cinco años, los principios de distribución de los ingresos conjuntos pueden ser revisados ​​por la Junta Económica Conjunta sobre la base de la equidad.

15. Todos los convenios y tratados internacionales que afecten a las tasas arancelarias y los servicios de comunicaciones que se encuentren bajo la jurisdicción de la Junta Económica Mixta, serán celebrados por ambos Estados. En estos asuntos, los dos Estados estarán obligados a actuar de acuerdo con la mayoría de la Junta Económica Mixta.

16. La Junta Económica Mixta se esforzará por garantizar a las exportaciones de Palestina un acceso justo y equitativo a los mercados mundiales.

17. Todas las empresas operadas por la Junta Económica Conjunta pagarán salarios justos de manera uniforme.

Libertad de tránsito y visita

18. El compromiso incluirá disposiciones que preserven la libertad de tránsito y visita de todos los residentes o ciudadanos de ambos Estados y de la ciudad de Jerusalén, sujeto a consideraciones de seguridad; siempre que cada Estado y la Ciudad controlen la residencia dentro de sus fronteras.

Terminación, Modificación e Interpretación del Compromiso

19. El compromiso y cualquier tratado que de él se derive permanecerá en vigor por un período de diez años. Continuará en vigor hasta que cualquiera de las partes notifique la terminación, que entrará en vigor dos años después.

20. Durante el período inicial de diez años, el compromiso y cualquier tratado que se derive del mismo no podrán ser modificados excepto con el consentimiento de ambas partes y con la aprobación de la Asamblea General.

21. Cualquier controversia relacionada con la aplicación o interpretación del compromiso y cualquier tratado que se derive del mismo se remitirá, a solicitud de cualquiera de las partes, a la Corte Internacional de Justicia, a menos que las partes acuerden otro modo de arreglo.

E. ACTIVOS

1. Los bienes muebles de la Administración de Palestina se asignarán a los Estados árabe y judío ya la ciudad de Jerusalén sobre una base equitativa. Las asignaciones deben ser realizadas por la Comisión de las Naciones Unidas a la que se hace referencia en el párrafo 1 de la sección B anterior. Los bienes inmuebles pasarán a ser propiedad del gobierno del territorio en el que se encuentren.

2. Durante el período comprendido entre el nombramiento de la Comisión de las Naciones Unidas y la terminación del Mandato, la Potencia mandataria consultará con la Comisión, salvo respecto de operaciones ordinarias, sobre cualquier medida que considere que implique la liquidación, enajenación o gravamen. de los activos del Gobierno de Palestina, como el superávit acumulado de la tesorería, el producto de las emisiones de bonos del Gobierno, las tierras del Estado o cualquier otro activo.

F. ADMISIÓN COMO MIEMBRO DE LAS NACIONES UNIDAS

When the independence of either the Arab or the Jewish State as envisaged in this plan has become effective and the declaration and undertaking, as envisaged in this plan, have been signed by either of them, sympathetic consideration should be given to its application for admission to membership in the United Nations in accordance with article 4 of the Charter of the United Nations.

Parte II. - Boundaries

A. THE ARAB STATE

The area of the Arab State in Western Galilee is bounded on the west by the Mediterranean and on the north by the frontier of the Lebanon from Ras en Naqura to a point north of Saliha. From there the boundary proceeds southwards, leaving the built-up area of Saliha in the Arab State, to join the southernmost point of this village. There it follows the western boundary line of the villages of 'Alma, Rihaniya and Teitaba, thence following the northern boundary line of Meirun village to join the Acre-Safad Sub-District boundary line. It follows this line to a point west of Es Sammu'i village and joins it again at the northernmost point of Farradiya. Thence it follows the sub-district boundary line to the Acre-Safad main road. From here it follows the western boundary of Kafr-I'nan village until it reaches the Tiberias-Acre Sub-District boundary line, passing to the west of the junction of the Acre-Safad and Lubiya-Kafr-I'nan roads. From the south-west corner of Kafr-I'nan village the boundary line follows the western boundary of the Tiberias Sub-District to a point close to the boundary line between the villages of Maghar and 'Eilabun, thence bulging out to the west to include as much of the eastern part of the plain of Battuf as is necessary for the reservoir proposed by the Jewish Agency for the irrigation of lands to the south and east.

The boundary rejoins the Tiberias Sub-District boundary at a point on the Nazareth-Tiberias road south-east of the built-up area of Tur'an; thence it runs southwards, at first following the sub-district boundary and then passing between the Kadoorie Agricultural School and Mount Tabor, to a point due south at the base of Mount Tabor. From here it runs due west, parallel to the horizontal grid line 230, to the north-east corner of the village lands of Tel Adashim. It then runs to the northwest corner of these lands, whence it turns south and west so as to include in the Arab State the sources of the Nazareth water supply in Yafa village. On reaching Ginneiger it follows the eastern, northern and western boundaries of the lands of this village to their south-west comer, whence it proceeds in a straight line to a point on the Haifa-Afula railway on the boundary between the villages of Sarid and El-Mujeidil. This is the point of intersection. The south-western boundary of the area of the Arab State in Galilee takes a line from this point, passing northwards along the eastern boundaries of Sarid and Gevat to the north-eastern corner of Nahalal, proceeding thence across the land of Kefar ha Horesh to a central point on the southern boundary of the village of 'Ilut, thence westwards along that village boundary to the eastern boundary of Beit Lahm, thence northwards and north-eastwards along its western boundary to the north-eastern corner of Waldheim and thence north-westwards across the village lands of Shafa 'Amr to the southeastern corner of Ramat Yohanan. From here it runs due north-north-east to a point on the Shafa 'Amr-Haifa road, west of its junction with the road of I'billin. From there it proceeds north-east to a point on the southern boundary of I'billin situated to the west of the I'billin-Birwa road. Thence along that boundary to its westernmost point, whence it turns to the north, follows across the village land of Tamra to the north-westernmost corner and along the western boundary of Julis until it reaches the Acre-Safad road. It then runs westwards along the southern side of the Safad-Acre road to the Galilee-Haifa District boundary, from which point it follows that boundary to the sea.

The boundary of the hill country of Samaria and Judea starts on the Jordan River at the Wadi Malih south-east of Beisan and runs due west to meet the Beisan-Jericho road and then follows the western side of that road in a north-westerly direction to the junction of the boundaries of the Sub-Districts of Beisan, Nablus, and Jenin. From that point it follows the Nablus-Jenin sub-District boundary westwards for a distance of about three kilometres and then turns north-westwards, passing to the east of the built-up areas of the villages of Jalbun and Faqqu'a, to the boundary of the Sub-Districts of Jenin and Beisan at a point northeast of Nuris. Thence it proceeds first northwestwards to a point due north of the built-up area of Zie'in and then westwards to the Afula-Jenin railway, thence north-westwards along the District boundary line to the point of intersection on the Hejaz railway. From here the boundary runs southwestwards, including the built-up area and some of the land of the village of Kh. Lid in the Arab State to cross the Haifa-Jenin road at a point on the district boundary between Haifa and Samaria west of El- Mansi. It follows this boundary to the southernmost point of the village of El-Buteimat. From here it follows the northern and eastern boundaries of the village of Ar'ara rejoining the Haifa-Samaria district boundary at Wadi 'Ara, and thence proceeding south-south-westwards in an approximately straight line joining up with the western boundary of Qaqun to a point east of the railway line on the eastern boundary of Qaqun village. From here it runs along the railway line some distance to the east of it to a point just east of the Tulkarm railway station. Thence the boundary follows a line half-way between the railway and the Tulkarm-Qalqiliya-Jaljuliya and Ras El-Ein road to a point just east of Ras El-Ein station, whence it proceeds along the railway some distance to the east of it to the point on the railway line south of the junction of the Haifa-Lydda and Beit Nabala lines, whence it proceeds along the southern border of Lydda airport to its south-west corner, thence in a south-westerly direction to a point just west of the built-up area of Sarafand El 'Amar, whence it turns south, passing just to the west of the built-up area of Abu El-Fadil to the north-east corner of the lands of Beer Ya'aqov. (The boundary line should be so demarcated as to allow direct access from the Arab State to the airport.) Thence the boundary line follows the western and southern boundaries of Ramle village, to the north-east corner of El Na'ana village, thence in a straight line to the southernmost point of El Barriya, along the eastern boundary of that village and the southern boundary of 'Innaba village. Thence it turns north to follow the southern side of the Jaffa-Jerusalem road until El-Qubab, whence it follows the road to the boundary of Abu-Shusha. It runs along the eastern boundaries of Abu Shusha, Seidun, Hulda to the southernmost point of Hulda, thence westwards in a straight line to the north-eastern corner of Umm Kalkha, thence following the northern boundaries of Umm Kalkha, Qazaza and the northern and western boundaries of Mukhezin to the Gaza District boundary and thence runs across the village lands of El-Mismiya El-Kabira, and Yasur to the southern point of intersection, which is midway between the built-up areas of Yasur and Batani Sharqi.

From the southern point of intersection the boundary lines run north-westwards between the villages of Gan Yavne and Barqa to the sea at a point half way between Nabi Yunis and Minat El-Qila, and south-eastwards to a point west of Qastina, whence it turns in a south-westerly direction, passing to the east of the built-up areas of Es Sawafir Esh Sharqiya and 'Ibdis. From the south-east corner of 'Ibdis village it runs to a point southwest of the built-up area of Beit 'Affa, crossing the Hebron-El-Majdal road just to the west of the built-up area of 'Iraq Suweidan. Thence it proceeds southward along the western village boundary of El-Faluja to the Beersheba Sub-District boundary. It then runs across the tribal lands of 'Arab El-Jubarat to a point on the boundary between the Sub-Districts of Beersheba and Hebron north of Kh. Khuweilifa, whence it proceeds in a south-westerly direction to a point on the Beersheba-Gaza main road two kilometres to the north-west of the town. It then turns south-eastwards to reach Wadi Sab' at a point situated one kilometer to the west of it. From here it turns north-eastwards and proceeds along Wadi Sab' and along the Beersheba-Hebron road for a distance of one kilometer, whence it turns eastwards and runs in a straight line to Kh. Kuseifa to join the Beersheba-Hebron Sub-District boundary. It then follows the Beersheba-Hebron boundary eastwards to a point north of Ras Ez-Zuweira, only departing from it so as to cut across the base of the indentation between vertical grid lines 150 and 160.

About five kilometres north-east of Ras Ez-Zuweira it turns north, excluding from the Arab State a strip along the coast of the Dead Sea not more than seven kilometres in depth, as far as 'Ein Geddi, whence it turns due east to join the Transjordan frontier in the Dead Sea.

The northern boundary of the Arab section of the coastal plain runs from a point between Minat El-Qila and Nabi Yunis, passing between the built-up areas of Gan Yavne and Barqa to the point of intersection. From here it turns south-westwards, running across the lands of Batani Sharqi, along the eastern boundary of the lands of Beit Daras and across the lands of Julis, leaving the built-up areas of Batani Sharqi and Julis to the westwards, as far as the north-west corner of the lands of Beit-Tima. Thence it runs east of El-Jiya across the village lands of El-Barbara along the eastern boundaries of the villages of Beit Jirja, Deir Suneid and Dimra. From the south-east corner of Dimra the boundary passes across the lands of Beit Hanun, leaving the Jewish lands of Nir-Am to the eastwards. From the south-east corner of Beit Hanun the line runs south-west to a point south of the parallel grid line 100, then turns north-west for two kilometres, turning again in a southwesterly direction and continuing in an almost straight line to the north-west corner of the village lands of Kirbet Ikhza'a. From there it follows the boundary line of this village to its southernmost point. It then runs in a southerly direction along the vertical grid line 90 to its junction with the horizontal grid line 70. It then turns south-eastwards to Kh. El-Ruheiba and then proceeds in a southerly direction to a point known as El-Baha, beyond which it crosses the Beersheba-EI 'Auja main road to the west of Kh. El-Mushrifa. From there it joins Wadi El-Zaiyatin just to the west of El-Subeita. From there it turns to the north-east and then to the south-east following this Wadi and passes to the east of 'Abda to join Wadi Nafkh. It then bulges to the south-west along Wadi Nafkh, Wadi 'Ajrim and Wadi Lassan to the point where Wadi Lassan crosses the Egyptian frontier.

The area of the Arab enclave of Jaffa consists of that part of the town-planning area of Jaffa which lies to the west of the Jewish quarters lying south of Tel-Aviv, to the west of the continuation of Herzl street up to its junction with the Jaffa-Jerusalem road, to the south-west of the section of the Jaffa-Jerusalem road lying south-east of that junction, to the west of Miqve Yisrael lands, to the northwest of Holon local council area, to the north of the line linking up the north-west corner of Holon with the northeast corner of Bat Yam local council area and to the north of Bat Yam local council area. The question of Karton quarter will be decided by the Boundary Commission, bearing in mind among other considerations the desirability of including the smallest possible number of its Arab inhabitants and the largest possible number of its Jewish inhabitants in the Jewish State.

B. THE JEWISH STATE

The north-eastern sector of the Jewish State (Eastern Galilee) is bounded on the north and west by the Lebanese frontier and on the east by the frontiers of Syria and Trans-jordan. It includes the whole of the Huleh Basin, Lake Tiberias, the whole of the Beisan Sub-District, the boundary line being extended to the crest of the Gilboa mountains and the Wadi Malih. From there the Jewish State extends north-west, following the boundary described in respect of the Arab State. The Jewish section of the coastal plain extends from a point between Minat El-Qila and Nabi Yunis in the Gaza Sub-District and includes the towns of Haifa and Tel-Aviv, leaving Jaffa as an enclave of the Arab State. The eastern frontier of the Jewish State follows the boundary described in respect of the Arab State.

The Beersheba area comprises the whole of the Beersheba Sub-District, including the Negeb and the eastern part of the Gaza Sub-District, but excluding the town of Beersheba and those areas described in respect of the Arab State. It includes also a strip of land along the Dead Sea stretching from the Beersheba-Hebron Sub-District boundary line to 'Ein Geddi, as described in respect of the Arab State.

C. THE CITY OF JERUSALEM

The boundaries of the City of Jerusalem are as defined in the recommendations on the City of Jerusalem. (See Part III, section B, below).

Part III. - City of Jerusalem(5)

A. SPECIAL REGIME

The City of Jerusalem shall be established as a corpus separatum under a special international regime and shall be administered by the United Nations. The Trusteeship Council shall be designated to discharge the responsibilities of the Administering Authority on behalf of the United Nations.

B. BOUNDARIES OF THE CITY

The City of Jerusalem shall include the present municipality of Jerusalem plus the surrounding villages and towns, the most eastern of which shall be Abu Dis; the most southern, Bethlehem; the most western, 'Ein Karim (including also the built-up area of Motsa); and the most northern Shu'fat, as indicated on the attached sketch-map (annex B).

C. STATUTE OF THE CITY

The Trusteeship Council shall, within five months of the approval of the present plan, elaborate and approve a detailed statute of the City which shall contain, inter alia, the substance of the following provisions:
1. Government machinery; special objectives. The Administering Authority in discharging its administrative obligations shall pursue the following special objectives:
una. To protect and to preserve the unique spiritual and religious interests located in the city of the three great monotheistic faiths throughout the world, Christian, Jewish and Moslem; to this end to ensure that order and peace, and especially religious peace, reign in Jerusalem;

B. To foster cooperation among all the inhabitants of the city in their own interests as well as in order to encourage and support the peaceful development of the mutual relations between the two Palestinian peoples throughout the Holy Land; to promote the security, well-being and any constructive measures of development of the residents having regard to the special circumstances and customs of the various peoples and communities.

2. Governor and Administrative staff. A Governor of the City of Jerusalem shall be appointed by the Trusteeship Council and shall be responsible to it. He shall be selected on the basis of special qualifications and without regard to nationality. He shall not, however, be a citizen of either State in Palestine. The Governor shall represent the United Nations in the City and shall exercise on their behalf all powers of administration, including the conduct of external affairs. He shall be assisted by an administrative staff classed as international officers in the meaning of Article 100 of the Charter and chosen whenever practicable from the residents of the city and of the rest of Palestine on a non-discriminatory basis. A detailed plan for the organization of the administration of the city shall be submitted by the Governor to the Trusteeship Council and duly approved by it.

3. 3. Local autonomy

una. The existing local autonomous units in the territory of the city (villages, townships and municipalities) shall enjoy wide powers of local government and administration.

B. The Governor shall study and submit for the consideration and decision of the Trusteeship Council a plan for the establishment of special town units consisting, respectively, of the Jewish and Arab sections of new Jerusalem. The new town units shall continue to form part the present municipality of Jerusalem.

4. Security measures

una. The City of Jerusalem shall be demilitarized; neutrality shall be declared and preserved, and no para-military formations, exercises or activities shall be permitted within its borders.

B. Should the administration of the City of Jerusalem be seriously obstructed or prevented by the non-cooperation or interference of one or more sections of the population the Governor shall have authority to take such measures as may be necessary to restore the effective functioning of administration.

C. To assist in the maintenance of internal law and order, especially for the protection of the Holy Places and religious buildings and sites in the city, the Governor shall organize a special police force of adequate strength, the members of which shall be recruited outside of Palestine. The Governor shall be empowered to direct such budgetary provision as may be necessary for the maintenance of this force.

5. Legislative Organization. A Legislative Council, elected by adult residents of the city irrespective of nationality on the basis of universal and secret suffrage and proportional representation, shall have powers of legislation and taxation. No legislative measures shall, however, conflict or interfere with the provisions which will be set forth in the Statute of the City, nor shall any law, regulation, or official action prevail over them. The Statute shall grant to the Governor a right of vetoing bills inconsistent with the provisions referred to in the preceding sentence. It shall also empower him to promulgate temporary ordinances in case the Council fails to adopt in time a bill deemed essential to the normal functioning of the administration.

6. Administration of Justice. The Statute shall provide for the establishment of an independent judiciary system, including a court of appeal. All the inhabitants of the city shall be subject to it.

7. Economic Union and Economic Regime. The City of Jerusalem shall be included in the Economic Union of Palestine and be bound by all stipulations of the undertaking and of any treaties issued therefrom, as well as by the decisions of the Joint Economic Board. The headquarters of the Economic Board shall be established in the territory City. The Statute shall provide for the regulation of economic matters not falling within the regime of the Economic Union, on the basis of equal treatment and non-discrimination for all members of thc United Nations and their nationals.

8. Freedom of Transit and Visit: Control of residents. Subject to considerations of security, and of economic welfare as determined by the Governor under the directions of the Trusteeship Council, freedom of entry into, and residence within the borders of the City shall be guaranteed for the residents or citizens of the Arab and Jewish States. Immigration into, and residence within, the borders of the city for nationals of other States shall be controlled by the Governor under the directions of the Trusteeship Council.

9. Relations with Arab and Jewish States. Representatives of the Arab and Jewish States shall be accredited to the Governor of the City and charged with the protection of the interests of their States and nationals in connection with the international administration of thc City.

10. Official languages. Arabic and Hebrew shall be the official languages of the city. This will not preclude the adoption of one or more additional working languages, as may be required.

11. Citizenship. All the residents shall become ipso facto citizens of the City of Jerusalem unless they opt for citizenship of the State of which they have been citizens or, if Arabs or Jews, have filed notice of intention to become citizens of the Arab or Jewish State respectively, according to Part 1, section B, paragraph 9, of this Plan. The Trusteeship Council shall make arrangements for consular protection of the citizens of the City outside its territory.

12. Freedoms of citizens

una. Subject only to the requirements of public order and morals, the inhabitants of the City shall be ensured the enjoyment of human rights and fundamental freedoms, including freedom of conscience, religion and worship, language, education, speech and press, assembly and association, and petition.

B. No discrimination of any kind shall be made between the inhabitants on the grounds of race, religion, language or sex.

C. All persons within the City shall be entitled to equal protection of the laws.

D. The family law and personal status of the various persons and communities and their religious interests, including endowments, shall be respected.

mi. Except as may be required for the maintenance of public order and good government, no measure shall be taken to obstruct or interfere with the enterprise of religious or charitable bodies of all faiths or to discriminate against any representative or member of these bodies on the ground of his religion or nationality.

F. The City shall ensure adequate primary and secondary education for the Arab and Jewish communities respectively, in their own languages and in accordance with their cultural traditions. The right of each community to maintain its own schools for the education of its own members in its own language, while conforming to such educational requirements of a general nature as the City may impose, shall not be denied or impaired. Foreign educational establishments shall continue their activity on the basis of their existing rights.

gramo. No restriction shall be imposed on the free use by any inhabitant of the City of any language in private intercourse, in commerce, in religion, in the Press or in publications of any kind, or at public meetings.

13. Holy Places

una. Existing rights in respect of Holy Places and religious buildings or sites shall not be denied or impaired.

B. Free access to the Holy Places and religious buildings or sites and the free exercise of worship shall be secured in conformity with existing rights and subject to the requirements of public order and decorum.

C. No act shall be permitted which may in any way impair their sacred character. If at any time it appears to the Governor that any particular Holy Place, religious building or site is in need of urgent repair, the Governor may call upon the community or communities concerned to carry out such repair. The Governor may carry it out himself at the expense of the community or communities concerned if no action is taken within a reasonable time.

D. No taxation shall be levied in respect of any Holy Place, religious building or site which was exempt from taxation on the date of the creation of the City. No change in the incidence of such taxation shall be made which would either discriminate between the owners or occupiers of Holy Places, religious buildings or sites or would place such owners or occupiers in a position less favourable in relation to the general incidence of taxation than existed at the time of the adoption of the Assembly's recommendations.

14. Special powers of the Governor in respect of the Holy Places, religious buildings and sites in the City and in any part of Palestine.

una. The protection of the Holy Places, religious buildings and sites located in the City of Jerusalem shall be a special concern of the Governor.

B. With relation to such places, buildings and sites in Palestine outside the city, the Governor shall determine, on the ground of powers granted to him by the Constitution of both States, whether the provisions of the Constitution of the Arab and Jewish States in Palestine dealing therewith and the religious rights appertaining thereto are being properly applied and respected.

C. The Governor shall also be empowered to make decisions on the basis of existing rights in cases of disputes which may arise between the different religious communities or the rites of a religious community in respect of the Holy Places, religious buildings and sites in any part of Palestine. In this task he may be assisted by a consultative council of representatives of different denominations acting in an advisory capacity.

D. DURATION OF THE SPECIAL REGIME

The Statute elaborated by the Trusteeship Council the aforementioned principles shall come into force not later than 1 October 1948. It shall remain in force in the first instance for a period of ten years, unless the Trusteeship Council finds it necessary to undertake a re-examination of these provisions at an earlier date. After the expiration of this period the whole scheme shall be subject to examination by the Trusteeship Council in the light of experience acquired with its functioning. The residents the City shall be then free to express by means of a referendum their wishes as to possible modifications of regime of the City.

Part IV. Capitulations

States whose nationals have in the past enjoyed in Palestine the privileges and immunities of foreigners, including the benefits of consular jurisdiction and protection, as formerly enjoyed by capitulation or usage in the Ottoman Empire, are invited to renounce any right pertaining to them to the re-establishment of such privileges and immunities in the proposed Arab and Jewish States and the City of Jerusalem.

Adopted at the 128th plenary meeting:
In favour: 33

Australia, Belgium, Bolivia, Brazil, Byelorussian S.S.R., Canada, Costa Rica, Czechoslovakia, Denmark, Dominican Republic, Ecuador, France, Guatemala, Haiti, Iceland, Liberia, Luxemburg, Netherlands, New Zealand, Nicaragua, Norway, Panama, Paraguay, Peru, Philippines, Poland, Sweden, Ukrainian S.S.R., Union of South Africa, U.S.A., U.S.S.R., Uruguay, Venezuela.

Against: 13

Afghanistan, Cuba, Egypt, Greece, India, Iran, Iraq, Lebanon, Pakistan, Saudi Arabia, Syria, Turkey, Yemen.

Abstained: 10

Argentina, Chile, China, Colombia, El Salvador, Ethiopia, Honduras, Mexico, United Kingdom, Yugoslavia.

(1) See Official Records of the General Assembly, Second Session Supplement No. 11,Volumes l-lV.

* At its hundred and twenty-eighth plenary meeting on 29 November 1947 the General Assembly, in accordance with the terms of the above resolution, elected the following members of the United Nations Commission on Palestine: Bolivia, Czechoslovakia, Denmark, Panama, and Philippines.

(2) This resolution was adopted without reference to a Committee.

(3) The following stipulation shall be added to the declaration concerning the Jewish State: "In the Jewish State adequate facilities shall be given to Arabic-speaking citizens for the use of their language, either orally or in writing, in the legislature, before the Courts and in the administration."

(4) In the declaration concerning the Arab State, the words "by an Arab in the Jewish State" should be replaced by the words "by a Jew in the Arab State."

(5) On the question of the internationalization of Jerusalem, see also General Assembly resolutions 185 (S-2) of 26 April 1948; 187 (S-2) of 6 May 1948, 303 (lV) of 9 December 1949, and resolutions of the Trusteeship Council (Section IV).


Ver el vídeo: Visite des délégués de lUNSCOP dans le nord de la Palestine