Noticias de West Ham United en línea

Noticias de West Ham United en línea


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Al final del juego en Selhurst Park el sábado, los fanáticos del West Ham United cantaron "¿Estás mirando, Allardyce?" Esta canción recibió algunas críticas de los amigos de Sam en los medios de comunicación quienes los acusaron de ser ingratos. Estos fueron los mismos periodistas que predijeron que los Hammers serían relegados después de que Allardyce dejara el club.

Los partidarios del West Ham estaban haciendo un punto importante. Si Allardyce hubiera sido el entrenador el sábado, habría preparado al equipo para mantener la portería a cero con la esperanza de marcar un gol de escapada. Para ser justos, eso es lo que yo también habría hecho. Crystal Palace ha demostrado esta temporada que defienden en profundidad y les gusta contraatacar. Después del partido contra Sunderland sugerí que Slaven Bilić debería jugar a Pedro Obiang como centrocampista de contención en lugar del más ofensivo Manuel Lanzini. Fue lo que probablemente Alan Pardew pensó que sucedería y sin duda influyó en sus preparativos para el juego.

Bilić no solo jugó contra Lanzini, sino que le dio órdenes de atacar con la mayor frecuencia posible. En el primer minuto Mark Noble encontró al argentino cedido libre por la banda izquierda. Llevó el balón al borde del área de penalti antes de pegar un centro que Payet no pudo alcanzar.

West Ham siguió dominando el juego y en el minuto 22 West Ham se adelantó con un gol muy trabajado. Una de las características de Bilić es atacar en número. Después de un rápido intercambio de pases que incluyó a Noble y Cresswell en el lado izquierdo, el balón cruzó el campo a través de Lanzini y Payet. Cuando llegó a Moses justo fuera del área, pudo encontrar al superpuesto Carl Jenkinson con un pase de regla de cálculo y el lateral tranquilamente lanzó el balón más allá de Wayne Hennessey.

Desafortunadamente, Jenkinson concedió un penalti menos de dos minutos después cuando su torpe desafío derribó a Dwight Gayle. Era suave y en cámara lenta, parecía que Gayle había cometido una falta contra Jenkinson. Sin embargo, Jenkinson necesita estar más consciente de su entorno. Fue su empujón innecesario a Fabio Borini la semana pasada lo que resultó en el primer gol del Sunderland. No sirve de nada argumentar que el atacante ha bajado fácilmente, si haces tal entrada, dejas abierto al árbitro para que tome una decisión que vaya en tu contra. El primer intento de penalti de Yohan Cabaye tuvo que repetirse debido a la invasión de Gayle. Hizo lo mismo por segunda vez, pero esta vez Mark Clattenburg permitió que el gol se mantuviera en pie.

Gayle, que solo estaba haciendo su cuarta aparición en la liga de la temporada, buscaba impresionar a su jefe con la energía que estaba poniendo para cerrar West Ham. Esto resultó en que consiguiera una tarjeta amarilla después de lanzarse contra Payet. Unos minutos más tarde dio un codazo al portero de los Hammers, Adrián, cuando el balón había salido de juego. Justo antes del descanso, Gayle fue expulsado cuando recibió una segunda amonestación, por una entrada tardía a Kouyate.

Pardew decidió jugar la segunda mitad con diez hombres detrás del balón. West Ham fue paciente pero no pudo probar a Hennessey, aunque un cabezazo de Sakho de un centro de Jenkinson golpeó un poste. Bilić luego hizo la audaz decisión de traer a Carroll para Noble. Sin embargo, fue la introducción de Zárate con quince minutos para el final la que iba a cambiar el juego. Al principio, se concentró en disparar desde lejos. Luego pareció recordar para qué lo habían enviado e hizo un par de carreras por los lados de la defensa del Palacio.

En el minuto 88, Zárate finalmente metió un gran centro y Carroll pudo pasar por encima de su marcador para cabecear el balón. Su compañero suplente Nikica Jelavic se vio frustrado en sus intentos de meter el balón a casa, pero se le escapó y Manuel Lanzini disparó en un imparable disparo desde corta distancia. Lanzini fue mi hombre del partido antes de marcar el gol. Estaba en todas partes y cubrió más de 7 millas en el juego.

Palace tuvo que empujar hacia adelante en un esfuerzo por conseguir un punto y esto los dejó abiertos al contraataque. Zárate se echó a correr antes de pasar a Lanzini, quien jugó un soberbio balón hacia el siempre alerta Payet, quien lo tiró por encima de la cabeza de Wayne Hennessey para un gol que confirma aún más su condición de jugador más efectivo que ha tenido el West Ham durante años. . En nueve partidos esta temporada ha marcado cinco goles y ha tenido tres asistencias. La victoria por 3-1 significó que los Hammers extendieron su racha invicta en la Premier League a seis partidos.

Después del partido, los medios de comunicación se concentraron en el hecho de que Crystal Palace tuvo diez hombres durante toda la segunda mitad e ignoraron el hecho de que West Ham superó claramente a la oposición antes de que Gayle fuera expulsado. Sin embargo, como señaló Damien Delaney, el West Ham era el mejor equipo con el que había jugado Palace en lo que va de temporada. Estoy seguro de que jugadores del Arsenal, Manchester City y Liverpool podrían haber dicho lo mismo. También jugamos fútbol de ataque anotando 20 goles en nuestros primeros nueve partidos, el segundo mejor récord de la liga.

Bilić ha traído a algunos jugadores emocionantes, incluido el musculoso Payet y el animado Lanzini, y también espera finalmente sacar lo mejor de Andy Carroll. En sus comentarios posteriores al juego, Slaven Bilić fue generoso al elogiar a Carroll. "Tiene algo que es muy difícil de manejar. Yo jugué como medio centro y conozco esa posición. En el área, cuando entra el balón, generalmente se trata más de ti que del delantero centro. Tú eres el que tiene más posibilidades. Pero cuando le llega la pelota, se trata más de él que de ti, el defensor y por eso ganamos hoy. Es hábil, tiene buena visión, tiene buenas ideas, es un gran jugador. Su mayor problema fue su estado de forma debido a las lesiones, pero ha estado entrenando durante ocho semanas y ha sido un entrenamiento muy aburrido para ser justos: trabajo individual, pero lo ha hecho bien. Estamos muy contentos de que haya vuelto ”.

West Ham United: Adrián (7); Tomkins (7); Jenkinson (7), Collins (6), Cresswell (7); Noble (7); Moisés (6); Kouyaté (7); Payet (7); Lanzini (8); Sakho (7).

Antes del partido, West Ham tenía el mejor récord como visitante de la liga. Habían ganado los tres partidos y concedido solo un gol. Esto fue contra tres de los mejores equipos de la liga: Manchester City, Arsenal y Liverpool.

Al mismo tiempo, Sunderland estaba último en la liga y no había ganado esta temporada. Esta fue probablemente la razón por la que Pedro Obiang estaba en el banquillo. Estaba lesionado y no jugó en el partido contra el Arsenal, pero lo consideré uno de los jugadores más importantes en las otras dos victorias a domicilio. Slaven Bilić no suele elegir a Obiang para los partidos en casa, pero como dije en mi informe sobre el partido contra el Norwich City, creo que es un grave error. Obiang es nuestro jugador menos valorado. Su trabajo a menudo pasa desapercibido ya que nunca hace nada muy sofisticado, pero es genial defendiendo nuestros cuatro espaldas. No es de extrañar que cuando empieza (Liverpool, Newcastle, Manchester City) siempre ganemos el partido.

West Ham pareció visualmente sorprendido por la forma en que Sunderland comenzó el juego. Su juego de alta presión resultó en una serie de pases fuera de lugar que nos salimos con la nuestra hasta que Carl Jenkinson concedió un tiro libre tonto para un empujón innecesario a Fabio Borini cuando huía del arco. Steven Fletcher perdió su marcador y corrió hacia el punto de penalti. Lanzini, que estaba posicionado para detener tal movimiento, no pareció estar mirando cuando Yann M’Vila lo deslizó bajo hacia Fletcher, quien golpeó el balón pasando a un Adrián que no veía.

Esta no fue una buena noticia ya que los Hammers solo ganaron esta temporada cuando marcaron primero. Esto sugiere que tenemos dificultades para cambiar la forma en que jugamos después de ir atrás. La situación empeoró aún más en el minuto 22 cuando Dimitri Payet intentó un pase similar al que hizo Noble la semana anterior que resultó en el primer gol de Norwich. La estocada de Winston Reid, como la que hizo Tomkins la semana pasada, simplemente no logró atrapar el balón y M’Vila pudo despejar a Jeremain Lens, quien despachó la más delicada de las fichas por encima de Adrián y por la parte inferior del travesaño.

Sunderland nos atravesó a voluntad, pero Bilić, comprensiblemente, pensó que enviar a Obiang con dos a cero probablemente no era una buena idea. Afortunadamente para nosotros, las carreras inteligentes de Fabio Borini no fueron igualadas por tiros precisos y cuando John O'Shea logró un buen cabezazo a puerta, el confiable Adrián hizo una buena parada.

Justo antes del descanso la marea cambió. Victor Moses, que había estado teniendo un juego tranquilo, logró hacer una buena carrera laberíntica que dejó fuera del juego a tres defensores del Sunderland. El centro encontró al tardío Carl Jenkinson, quien anotó desde muy cerca.

West Ham dominó la segunda mitad. Esto fue ayudado por el hecho de que Sunderland se redujera a diez hombres después de que Jeremain Lens fuera expulsado por dos malas tacleadas. Aun así, se necesitó un grave error de su portero para poner el 2-2. Lanzini, lanzó un tiro de larga distancia directo a Costel Pantilimon. Sin embargo, pareció hundirse en el último minuto y no pudo aguantarlo. Dimitri Payet, que había hecho el pase original a Lanzini, siguió corriendo hacia la portería y pudo barrer en el empate. Payet no solo es un excelente creador de juego, también tiene el instinto de un delantero sobresaliente.

Durante los siguientes 30 minutos, West Ham acribilló la portería del Sunderland con tiros. Sin embargo, la gran mayoría fueron desviados, siendo Lanzini y el suplente, Zárate, los peores infractores. La única posibilidad real fue de un cruce de Payet que simplemente eludió a Sakho y Jelavic. Después del partido, Slaven Bilić comentó: "Las emociones están mezcladas, un punto es un punto, especialmente cuando estábamos 2-0 abajo, pero si miramos los últimos 20 minutos, estoy decepcionado de que no lo capitalizamos ... Pero, por otro lado, no podemos permitirnos cometer ese tipo de errores o inicios descuidados o lo que sea, especialmente aquí en la Premier League ".

Esperemos que nos acerquemos al próximo partido contra el Crystal Palace de la misma manera que lo hicimos contra el Manchester City, el Arsenal y el Liverpool. Eso significa comenzar con Pedro Obiang en el centro de nuestra defensa.

West Ham: Adrián (7), Jenkinson (6), Tomkins (6), Reid (7), Cresswell (6), Noble (6), Zarate (5), Kouyate (6), Lanzini (5), Payet ( 8), Moisés (6), Jelavic (5), Sakho (6).

El partido contra Norwich siguió el mismo patrón que los partidos en casa contra Leicester City y Bournemouth. Un error defensivo temprano nos dejó atrás y eso significó que West Ham no pudo jugar su juego natural. Al menos esta vez logramos un empate, pero está claro que no podemos seguir así.

Slaven Bilić tendrá que considerar abrir a Pedro Obiang en los partidos en casa. Sin él, a la oposición le parece muy fácil pasar por el centro de nuestra defensa. Después de solo nueve minutos, Mark Noble cometió el error fundamental de realizar un pase directo en lo profundo de su propia mitad. Esto es algo que ha hecho varias veces esta temporada, pero anteriormente se había salido con la suya. No esta vez. La pelota fue colocada demasiado delante de Tomkins y fue interceptada por Brady, quien corrió confiadamente para vencer a Adrian. Tony Gale pensó que Tomkins debería haberse dado cuenta de que no iba a alcanzar el balón y en lugar de lanzarse debería haber retrocedido y defender su portería. Dada la velocidad del juego, creo que está siendo duro con Tomkins, quien solo falló el balón por un par de pulgadas.

Durante los siguientes quince minutos, Norwich desperdició dos muy buenas oportunidades para hacer que el juego fuera seguro. West Ham fue muy pobre durante este período y cada vez que el equipo visitante atacaba parecía que iban a marcar. Lanzini y Moses no pudieron entrar en el juego. Payet luchó por ejercer su influencia y cuando recibió el balón trató de hacer demasiado con él y las estadísticas muestran que perdió el balón 19 veces en el partido.

Aun así, fue Payet quien volvió a poner al West Ham en el juego. En el minuto 33, Sakho le pasó el balón a Payet y se lanzó hacia adelante para marcar el centro perfecto del francés. Fue el quinto gol de la temporada del delantero senegalés. Durante la siguiente media hora, el West Ham estuvo en ascenso, pero no logró convertir sus oportunidades. Manuel Lanzini estuvo a centímetros de poner al West Ham al frente con un tiro libre de 25 yardas. Sakho falló tres buenas ocasiones y Kouyaté solo pudo abrir el balón cuando le cayó en el área de penalti.

Norwich siguió luciendo peligroso en el descanso y en el minuto 57 Bilić contrató a Obiang para reemplazar a Moses. West Ham se veía mucho más sólido con este cambio y parecía que solo sería cuestión de tiempo antes de que anotaran el ganador. Sin embargo, traer a Carroll por Lanzini no tuvo el efecto deseado. Carroll está claramente lejos de estar en forma y constantemente no pudo sostener el balón en el suelo y el servicio que recibió en el aire fue terrible.

Alex Neil todavía ha perdido solo un partido de liga lejos de Carrow Road desde que asumió el cargo en enero. Para darles crédito, no tenían miedo de atacar al West Ham y en el minuto 83 recuperaron la ventaja. West Ham no pudo despejar un córner y Nathan Redmond recibió el balón justo dentro del área. Noble no supo mostrarle por fuera y supo mover el balón a su pie derecho y su disparo batió al invidente Adrián.

Durante el resto del partido, West Ham lanzó una serie de balones altos al área en busca de Andy Carroll. En una ocasión, el balón le llegó a los pies y en lugar de pasar el balón por encima de John Ruddy, intentó controlarlo. Una vez más, su primer toque no fue lo suficientemente bueno y la oportunidad se desperdició.

En el primer minuto de la prórroga se dirigió un tiro libre de Payet a Carroll. Lo falló, pero el pobre golpe de Ruddy golpeó al delantero y rebotó frente a Kouyaté, quien pudo anotar con cierta facilidad. Incluso un Carroll no apto todavía tiene la capacidad de causar pánico en la mejor de las defensas.

Un gol de último minuto cambió el ambiente en Upton Park y West Ham pudo retener su tercer lugar en la tabla. Sin embargo, una vez más, los Hammers han perdido valiosos puntos en casa. Norwich jugó bien y al final de la temporada podríamos verlo como un buen resultado. El próximo sábado tendremos la oportunidad de volver a jugar fuera de casa. Sobre el papel, esto parece un partido mucho más fácil que los tres partidos anteriores como visitante. Pero, dada nuestra historia pasada, por mi parte, no invertiré demasiado dinero en que West Ham venza al Sunderland.

West Ham United: Adrián (8); Jenkinson (6); Tomkins (7); Reid (7); Cresswell (6); Noble (5); Obiang (7); Kouyaté (7); Payet (6); Lanzini (6); Sakho (6); Moisés (5); Carroll (5).

Normalmente me las arreglo para ver Sky's Suplemento de domingo. Durante las últimas temporadas, los periodistas de fútbol han criticado regularmente a los fanáticos del West Ham por argumentar que Sam Allardyce debería ser despedido. No estaba de acuerdo con esos seguidores en que Allardyce debería ir, pero también estaba convencido de que no se le debería dar un nuevo contacto. Sin embargo, siempre me enfadó que los periodistas estuvieran tan unidos al creer que Allardyce era el hombre adecuado para el futuro a largo plazo del equipo. Constantemente señalaron que todos los equipos que dirigía, cuando los dejó, estaban en una posición más alta en la liga que cuando se unió. Esto era cierto, pero solo tuvo éxito en un club, el Bolton Wanderers.

Allardyce claramente hizo un buen trabajo cuando consiguió que el West Ham ascendiera y durante las siguientes tres temporadas logró mantener al club en la Premier League. Los expertos en fútbol parecían estar convencidos de que si se permitía que Allardyce se fuera, West Ham sería relegado. Sin embargo, para la mayoría de los fanáticos del West Ham, estaba claro que nos estaba frenando. Son las personas que ven todos los partidos, mientras que los periodistas confían en su mayor parte en ver los momentos destacados editados y los partidos impares en vivo, donde están tratando de evaluar el desempeño de ambos equipos. Por lo tanto, los fanáticos son mucho más confiables en sus conocimientos sobre el desempeño de su club que los expertos en fútbol, ​​que confían demasiado en las instrucciones que les brindan los entrenadores y sus compinches.

La primera mitad de la 2014-15, West Ham tuvo un buen desempeño y en Navidad parecía que podríamos terminar entre los seis primeros. Sin embargo, los últimos meses de la temporada vieron una caída masiva en la forma. Un periodista le preguntó a Kevin Nolan por qué había sucedido esto y él respondió que probablemente se debió a que estuvo lesionado durante la mayor parte de la primera mitad de la temporada. Fue una broma divertida, pero algunos seguidores pensaron que estaba diciendo la verdad. Los fanáticos se sorprendieron de que mantuviera su lugar en el equipo durante esta mala racha de juegos. El suyo era doloroso de ver. Claramente, sus piernas se habían ido. Las estadísticas muestran que a menudo cubría la mayor parte del terreno en el equipo, pero lo hacía a un ritmo tan lento que rara vez tocaba el balón. Un fan comentó en las redes sociales que Nolan debe ser el hijo amado de Allardyce. Mi opinión era que él era su manta de seguridad. De la misma manera que algunos niños pequeños no pueden hacer frente a irse a la cama con una manta, un animal de peluche o un juguete favorito, Allardyce no podría arreglárselas sin que Nolan estuviera en su equipo.

West Ham finalmente terminó en el puesto 12 la temporada pasada. Los expertos en fútbol dijeron que ahí es donde el club debería esperar terminar, ya que esto refleja nuestro poder adquisitivo. Los fanáticos del West Ham lo vieron de manera diferente. Querían comparar nuestros logros con clubes como Southampton (7º) y Swansea (8º). La mayoría de los seguidores, con razón o sin ella, estaban convencidos de que con el entrenador adecuado podríamos competir por los seis primeros puestos.

Slaven Bilić no fue la primera opción del West Ham para reemplazar a Allardyce (Rafael Benítez, Carlo Ancelotti y Unai Emery estaban delante de él). Sin embargo, según David Sullivan, fue el primer hombre al que se acercó después de que despidieron a Gianfranco Zola en mayo de 2010. Bilić se negó a firmar el contrato a menos que le dieran £ 30 millones para gastar. Esta idea fue rechazada y nombraron a Avram Grant en su lugar.

Cuando volvieron a Slaven Bilić en junio de 2015 le dieron el dinero que pidió y trajo a Dimitri Payet, Pedro Obiang, Angelo Ogbonna, Manuel Lanzini (cedido), Victor Moses (cedido), Darren Randolph, Michail Antonio y Nikica Jelavić . Esto le ha dado un equipo que parece ser lo suficientemente bueno como para competir por un puesto entre los seis primeros.

Los primeros resultados sugieren que los fanáticos del West Ham tenían razón al exigir un cambio de entrenador. El sábado, los Hammers ganaron su tercer partido consecutivo como visitante. Los tres eran grandes rivales por los puestos en la Liga de Campeones. Chelsea fue el último club en vencer a estos tres equipos. Eso fue en la temporada 2005-06 y ganaron el título ese año. No estoy diciendo que emulemos a ese equipo de José Mourinho, pero parece que vamos a tener una temporada emocionante.

El primer gol del West Ham contra el Manchester City muestra el tipo de equipo que Bilić ha creado. Reid, Cresswell, Lanzini, Payet, Obiang, Noble, Tomkins intercambiaron pases en su propia mitad. Lo movieron buscando un buen pase adelantado. Solo cuando Lanzini recibió el balón vio a Payet perder su marcador. Luego, con un delicioso pase curvo astillado, encontró a Payet. Este fue el duodécimo pase de la jugada. Payet despegó hacia el espacio que los defensores habían dejado entre sus líneas. Miró hacia arriba y vio a Moisés con un terreno abierto frente a él. Su pase fue preciso y también lo fue el tiro de 20 yardas de Moses que se curvó fuera del alcance de Hart y puso fin a 572 minutos de resistencia defensiva.

El segundo gol siguió a uno de los grandes saques de esquina de Payet. Winston Reid metió de cabeza al balón y Fernandinho debería haberlo despejado en el segundo palo pero Pedro Obiang se estiró y metió una parte de su bota en el balón que lo mandó por la cara de la portería, donde Diafra Sakho lo metió antes de Touré. , y pudo doblar su pie derecho alrededor de la pelota para girarla.

West Ham tenía ahora una hora para mantener fuera de la línea del frente de la ciudad desenfrenada. La defensiva se rompió justo antes del descanso cuando el impresionante Kevin De Bruyne lanzó un soberbio debut. Posteriormente, los seguidores del City se quejaron de la desaparición de David Silva, ignorando el hecho de que su reemplazo, De Bruyne, de 54 millones de libras esterlinas, era, según varios periódicos, el hombre del partido. También hay que recordar que el equipo que jugó el sábado costó 300 millones de libras, un nuevo récord en la historia de la Premier League.

Man City tuvo más intentos, posesión y toques en el área de oposición que en cualquier juego de esta temporada. West Ham registró mínimos de temporada en las tres categorías. Tuvieron 16 saques de esquina y 27 tiros a puerta. A pesar de estas estadísticas, West Ham siempre pareció peligroso en el descanso y podría haber marcado un par de goles más en el juego.

La victoria del West Ham también fue su primera victoria en el Etihad y puso fin al récord del Man City de 11 victorias consecutivas en la Premier League. No se equivoque, este es un equipo sobresaliente. Después del partido, Slaven Bilić comentó: "Este fue un partido diferente al de Emirates y al de Anfield. Fue mucho, mucho más difícil. En la segunda mitad crearon, nos presionaron y fueron el mejor equipo, para ser justos. . Si hubieran igualado, habría sido merecidamente ".

Los expertos en fútbol están empezando a aceptar que este es un equipo especial. Niall Quinn dijo a Sky Sports: "Me encanta la forma en que Bilić ha hecho que este equipo funcione como uno solo. El ritmo de trabajo, la confianza en sí mismos y la parte dura y esencial del juego, lo hicieron tan bien como grupo. Esto es la actuación más increíble para ganar estos tres partidos fuera de casa ". Danny Murphy en Match of the Day señaló que West Ham es un equipo de calidad real y muestra mucha confianza y compostura con el balón.

Bilić, su equipo ahora en el tercer lugar de la Premier League, estaba comprensiblemente feliz con el comienzo del West Ham. “Por supuesto que es brillante. Es como cuando vienes a un pub que está lleno de chicas. Te gustará." Cuando se le preguntó si los Hammers pueden permanecer entre los cuatro primeros, Bilić respondió: “Ojalá. Pero serías el primero en decir antes de la temporada que esto sería imposible. Pero aún así, solo han pasado seis juegos. Tenemos que mantener, tenemos que mejorar. Habrá altibajos, por supuesto. Pero solo tenemos que seguir trabajando y vivir cada día de entrenamiento y cada partido. Entonces tenemos una oportunidad ... Intentaremos jugar un buen fútbol y ganar todos nuestros partidos. No sé adónde nos llevará, pero debería ser un buen viaje ".

West Ham United: (4-2-3-1) Adrian (8), Jenkinson (8), Tomkins (8), Reid (9), Cresswell (7); Obiang (8); Lanzini (7), Payet (7), Noble (9), Moisés (7), Sakho (7).

El 25 de junio de 2015, dije en este blog que creía que Dimitri Payet sería el fichaje más importante del West Ham durante muchos años. Dije esto basándome en los videos de YouTube que había visto de sus actuaciones pasadas con el Marsella y el hecho de que la temporada pasada Payet proporcionó 17 asistencias y anotó siete goles en 36 apariciones en la liga (la mayor cantidad de asistencias en cualquiera de las principales ligas europeas). Es cualquier cosa menos una maravilla de una temporada. Payet ha marcado 51 goles en las últimas seis temporadas de la Ligue 1.

Slaven Bilić había intentado fichar a Payet al comienzo de la temporada 2014-2015, pero se negó a trasladarse al Beşiktaş. El ex entrenador de Francia Raymond Domenech aconsejó a Payet que no se mudara al West Ham. Sugirió que era demasiado bueno para el club y que debería esperar una oferta del Chelsea o del Arsenal. Sin embargo, parecería que José Mourinho y Arsène Wenger no estaban convencidos de que mejoraría sus lados.

Payet le dijo al Telegrafo diario que se unió al West Ham para poder jugar en el Estadio Olímpico. “Este proyecto me emocionó, es un proyecto ambicioso y emocionante. Jugar en el nuevo estadio me influyó en mi decisión de venir a jugar en el West Ham. El ambiente será genial, estoy seguro, en este nuevo entorno ".

Como resultado de las actuaciones de Payet esta temporada, se le ha comparado con David Silva, Eden Hazard y Santi Cazorla. En mi opinión, Payet va a demostrar que es un jugador más eficaz que estas estrellas. Sus habilidades de pase y regate son tan buenas como las de estos jugadores, pero es mejor en sus deberes defensivos y sospecho que anotará más goles que Silva, Hazard y Cazorla.

Después de cinco partidos, está claro que Bilić quiere que el West Ham juegue al fútbol de contraataque. Una gran cantidad de entrenadores de la Premier League quieren jugar de esta manera. Como señaló Bilić en su conferencia posterior al partido, "nuestro objetivo es que queremos un buen equipo que pueda defender con números y pueda atacar con números". Para hacer esto, necesitas jugadores muy enérgicos en el medio campo. Es por eso que nunca podría haber un lugar para Kevin Nolan en su equipo.

Es más fácil jugar al fútbol de contraataque fuera de casa. Por eso fue tan importante para el West Ham marcar el gol inicial contra el Newcastle. En lo que va de temporada, cuando marcamos el primer gol, hemos pasado a ganar el partido. No solo eso, también hemos mantenido la portería a cero.

El problema para el West Ham en sus dos partidos en casa anteriores es que los defensores cometieron errores que llevaron a los goles. Antes de la última ronda de juegos de esta semana, los Hammers lideraron la tabla por errores que resultaron en goles para la oposición (3). Solo el Arsenal se acercó a este récord (2).

Steve McClaren se dio cuenta de que Payet era el hombre peligroso y asignó a Anita para que lo marcara. Esta estrategia funciona bastante bien cuando el jugador está en el medio del campo, pero una vez que West Ham estuvo en el ataque, Anita tendió a olvidar su trabajo y se lanzó a su propia área de penalti. Esto es lo que sucedió en el minuto 9.

Un buen paso de juego dio como resultado que Sakho le hiciera un saque de talón a Noble por la izquierda del área de penalti. Noble se lo pasó a Payet, que acechaba sin marcar nada más salir de la caja. Es la primera vez que pega en la esquina superior más lejana de la red de Tim Krul. Noble dijo después del partido que tan pronto como pasó el balón supo que sería un gol porque Payet lo hace todo el tiempo en los entrenamientos.

Con el gol temprano, West Ham pudo conceder el centro del campo a Newcastle y jugar en el contraataque. Durante el juego, los Hammers solo tuvieron el 39% de posesión. Sin embargo, Newcastle rara vez parecía peligroso y Randolph solo tenía cuatro salvadas normales para hacer.

Victor Moses jugó un papel importante en la actuación de anoche y con su ritmo vertiginoso fue a menudo una característica de nuestros ataques. Moses nació en Lagos, Nigeria, hijo de un pastor cristiano. Cuando tenía 11 años, sus padres fueron asesinados. Con sus viajes siendo pagados por sus familiares, Moses llegó a Gran Bretaña como solicitante de asilo en 2001. Desde que firmó por el Chelsea debe haberse sentido como un refugiado prestado a una variedad de clubes. Esperemos que le demos un hogar digno dándole una mudanza permanente al final de la temporada.

En el minuto 43, un delicioso pase largo de Lanzini encontró a Payet, quien proporcionó un hermoso y delicado pase que se enroscó alrededor de la pierna extendida del defensor para llegar a los pies de Moses. Lamentablemente, Moses, estaba ligeramente desequilibrado y su disparo se fue desviado de la portería.

Apenas habían transcurrido cuatro minutos de la segunda parte cuando un pobre tiro libre de Newcastle provocó que el despeje encontrara a Moses en su propia mitad. Demostrando una gran velocidad superó a los dos defensores y cuando llegó a las afueras del área de penalti, lanzó un potente disparo contra el larguero. Si esto hubiera sido la temporada pasada, habría sido el final del ataque. Pero, como ha señalado Bilić, cree firmemente en atacar en números. Cuando Moses hizo su disparo, tanto Lanzini como Payet estaban en el área de penalti. Justo detrás de ellos había otros tres jugadores del West Ham y Newcastle fue superado en número. Por lo tanto, no fue una sorpresa que cuando la pelota rebotó hacia Payet, este pudo golpear la pelota a casa.

La victoria del West Ham nos ha colocado en la quinta posición con una diferencia de goles de +5, la segunda mejor de la liga. Ya hemos logrado victorias a domicilio en Arsenal y Liverpool, pero el partido del sábado contra el Manchester City probablemente será la prueba más grande de la temporada. Normalmente esperaríamos perder, pero con la excelente estrategia de juego de Bilić creo que podemos mantenerlos en un empate sin goles.

West Ham United: Randolph (7); Tomkins (7); Jenkinson (6), Reid (7); Ogbonna (6); Cresswell (7); Noble (7); Moisés (8); Kouyaté (7); Payet (9); Lanzini (6); Sakho (6).

Cuando se le pidió que comentara sobre los errores cometidos por Cresswell y Jenkinson en Match of the Day, el ex manager Sam Allardyce, respondió que eso no sucedió cuando estaba a cargo. Eso podría haber sido cierto, pero tampoco ganamos en Arsenal y Liverpool cuando él era entrenador. Para ser justos, John Lyall, Lou Macari, Billy Bonds, Harry Redknapp, Glenn Roeder, Alan Pardew, Alan Curbishley, Gianfranco Zola y Avram Grant no lograron ganar en Anfield. Sin embargo, nuestro nuevo entrenador, Slaven Bilić, lo ha logrado en su primer intento.

Con dos victorias a domicilio y dos derrotas en casa, parece que Slaven Bilić está más cómodo preparando un equipo defensivo. Después del partido dijo: "Sé que puedo organizar un equipo muy bien. Puede que no parezca lógico que hayamos ganado al Liverpool y al Arsenal fuera de casa, pero cuando lo piensas es lógico. Los jugadores sabían lo que eran". haciendo y lo hicimos muy bien ". Por tanto, ¿es lógico decir que cuando jugamos en casa el equipo no sabe lo que está haciendo?

Al observar los resultados en lo que va de temporada, parece que está surgiendo un patrón. En los primeros 38 juegos solo ha habido 7 victorias en casa. Bilić tiene razón, los entrenadores están aprendiendo a evitar que un equipo marque. Recuerdo que el equipo de Sam Allardyce consiguió un 0-0 en Stamford Bridge. Sin embargo, eso fue muy diferente. Como dijo Bilić en su conferencia de prensa posterior al partido: "Estacionamos el autobús pero no pusimos el freno de mano. No hay nada de malo en eso. Significa que cuando el oponente tiene el balón, lo detienes. Cuando era necesario, estábamos allí". con nueve hombres pero cuando tuvimos la oportunidad teníamos jugadores en su parte del campo ".

Brendan Rogers podría seguir teniendo el 63% de posesión, pero claramente West Ham fue más efectivo cuando tenía el balón. No solo tuvo más tiros a puerta que el Liverpool (5-1), sino que tuvo más saques de esquina (7-5). El primer gol en el minuto 3 mostró la disposición del West Ham para atacar con fuerza con Sakho, Cresswell, Noble, Kouyaté, Payet y el goleador Lanzini en posiciones avanzadas.

Lo mismo ocurrió con el segundo gol. Comenzó con un terrible error de Dejan Lovren. El pase de Lanzini a Sakho desde la línea lateral fue interceptado por Nathaniel Clyne y al principio parecía que la oportunidad se había ido. Sin embargo, con este equipo de West Ham, cuando comienza un ataque, logran que muchos jugadores avancen y la pelota se rompa para que el Noble entrante deslice un remate medido hacia la esquina inferior desde el borde del área de penalti.

Los jugadores deben estar en forma para jugar de esta manera y Kouyaté y Obiang corrieron más de 7 millas durante el juego. Lo mismo habría sucedido con Noble si no hubiera sido expulsado en el minuto 77. Fue una decisión ridícula y es casi seguro que será revocada en apelación.

Ha sido una buena semana para el West Ham con Kevin Nolan aceptando dejar el club el jueves. Su reemplazo en el equipo, Lanzini, tuvo un juego sobresaliente. No solo causó problemas constantemente a la defensa del Liverpool, sino que tuvo la energía suficiente para brindar una buena protección a su lateral Tomkins. Payet hizo lo mismo por Cresswell. Se defendieron juntos y cuando llegó la oportunidad, atacaron juntos.

When I saw Lanzini and Payet play in pre-season I saw them both as luxury players and thought that it would be impossible to play them in the same team. I was completely wrong about this. They both deserve to play because they are willing to do the unromantic work of stopping the opposition from running at isolated full-backs. My one worry is that Lanzini likes to dribble his way out of defence and mistakes in that part of the pitch could prove costly.

Bilić thought that Lanzini had a great game: "Manuel was fantastic and not only because he scored a goal. Defensively he not only covered the left-back, Gomez, but he cut inside on Coutinho and Milner when he went outside. He was great. When he came in some of the people who were not for him and were for other players were slagging him off and they said he looks more like a jockey than a football player. Maybe, but he rides the challenges."

Pedro Obiang had a great game as the holding midfielder. He kept the Liverpool forwards quiet and helped instigate counterattacks with quick, snappy passing. According to Opta Stats he contributed with two tackles, four interceptions, seven ball recoveries and an impressive nine defensive duel winners. He also completed 25 accurate passes during the game.

Sakho was the lone-striker but he was never isolated and he was often joined in attack by our energetic midfielders. His perseverance was rewarded when he pounced on another Liverpool mistake to score in the 92nd minute.

In two away games we have kept clean-sheets and scored five goals against two teams who are expected to compete for the title. This is clearly top-four form. However, we cannot forget that we have also lost two home games against teams that were apparently in danger of being relegated this season.

I have been very impressed with Slaven Bilić's press conferences. He does not talk in football clichés and although English is not his main language he has the ability to express his thoughts in meaningful metaphors (the idea of the parked bus with its handbreak off was brilliant). I am convinced he is intelligent enough to develop a system that will work for us when playing at home. If he does, it is going to be an exciting season.

West Ham United: Randolph (7); Tomkins (8); Reid (8); Ogbonna (8); Cresswell (8); Noble (8); Obiang (8); Kouyaté (9); Payet (8); Lanzini (8); Sakho (7).

West Ham's great defensive display against Arsenal away has been followed by two woeful displays at home. Slaven Bilić could not say he had not been warned. Cresswell and Jenkinson had been terrorized by the wingers in the game against Leicester and the same thing happened on Saturday against Bournemouth. Hat-trick hero, Callum Wilson, admitted that Eddie Howe had identified West Ham's weakness and that all week they had been coached to attack them down the flanks.

After the game Bilić agreed that his full-backs had experienced a torrid time but insisted you cannot look at Cresswell and Jenkinson in isolation. He said that no full-back can deal with a fast and tricky winger without some sort of protection. Last season, West Ham defended and attacked down the flanks in pairs. This has not happened in the last two games and Bilić is the one who has to take the blame for this.

I became very nervous about the game when news arrived that Kevin Nolan was in the team. Last season I considered Nolan the worst player in the Premier League. I saw nothing in the early Europa League games to change my mind about this. Now, without the patronage of Sam Allardyce, I thought Nolan would be paid off and found a club in the lower divisions. Not only did Bilić play him, he made him captain. This seemed to upset Noble who had a terrible game while he was on the field.

After the first few minutes it seemed that Nolan was playing in a floating role just behind Sakho. Nolan must have been pleased about this but it caused serious problems for the rest of the team. It was difficult to see who was providing protection for the full-backs.

In the eleventh minute Cresswell found himself near his own goal with no one to pass to. He lost the ball when he attempted to dribble past Simon Francis. His cross was driven in by Wilson giving Randolph little chance to improve his recent record against Bournemouth (12 goals conceded in two games).

Cresswell could not blame a lack of cover for his next mistake. He received the ball in his own area and just prodded it towards the goal. To the spectator it looked like a subtle pass to Wilson who made no mistake in making it 2-0. Clearly changes had to be made but it was a surprise to me when he took Ogbonna off to replace him with Tomkins after 35 minutes. Ogbonna was no worse than anybody else in the defence and it seemed to be poor man management to drag him off in this way.

To spare Nolan the danger of being booed off, he was substituted at half-time. Jarvis was brought on to provide protection for Cresswell and he definitely had a better second-half. It also helped the team and within 8 minutes of the restart it was 2-2. Noble from the penalty spot and Kouyaté, who followed up a blocked shot from Sakho. With captain Noble driving them on it seemed that West Ham would go on to win the game.

However, the problems that Jenkinson had in the first-half had not been addressed. In the 66th minute Jenkinson dived in to a tackle on Pugh, who calmly side-stepped him to curl the ball into the far corner. Eleven minutes later the hapless full-back lost the ball near the half-way line to Max Gradel. He compounded this error by pulling back the flying winger once he got into the penalty area. He was sent off and Wilson scored from the spot.

In the 82nd minute it was Bournemouth's turn to gift the opposition a goal. Their defence split like the Red Sea and Maiga ambled through the gap. He seemed to miss hit the shot but this fooled the goalkeeper who went the wrong way and the ball trickled into the goal. The ten men piled on the pressure but were unable to get any shots on target and Bournemouth were able to get a well-deserved first win in the Premier League.

Hopefully, Bilić has now learnt his lesson and he will set-up his team right for the game against Liverpool. Payet must be played just behind Sakho and not assigned to any defensive duties (it is pointless to do otherwise as he is incapable of doing that side of the game). Jarvis needs to come in to help Cresswell and Bilić needs to come up with a defensive partnership to replace Jenkinson.

West Ham United: Randolph (7); Jenkinson (3); Reid (5); Ogbonna (5); Tomkins (6); Cresswell (3); Noble (5); Obiang (5); Kouyaté (7); Payet (6); Nolan (3); Jarvis (5); Sakho (6).

Last week Slaven Bilić showed us he knows how to set-up a team playing away to high-quality opposition. On Saturday he faced a different problem and it was one he was unable to solve. This is not the first time that Bilić's West Ham team had difficulty breaking down a packed defence. The same thing happened against Astra Giurgiu and Birkirkara.

West Ham enjoyed 63% possession with an 83% passing accuracy in the first-half, but did little damage with it and did not manage a shot on target before the break. Meanwhile, Leicester had scored two breakaway goals.

For the first, Reece Oxford matched Shinji Okazaki run from the half-way line but once he reached the penalty area he stopped and allowed the Japanese striker the freedom to score on his second attempt.

The second goal followed another break on the left-hand side and Riyad Mahrez converted the pass by Albrighton, who caused Jenkinson problems all afternoon. He was also poor going forward and probably had the worst ever game for the Hammers. Cresswell was also disappointing and was partly responsible for the second goal.

It looked like West Ham was going to get back in the game just before half-time when Schmeichel brought down Sakho as he pushed the ball past him. Schmeichel's reactions was of a man who had conceded a penalty. However, Anthony Taylor and his two assistants, were probably the only men in the ground who missed Schmeichel's raised arm that hit Sakho hard in the chest.

The largely anonymous Reece Oxford was replaced by new signing Obiang. West Ham dominated possession even more in the second-half and hopes were raised by Payet's fine goal in the 55th minute. After another ten minutes of continuous pressure it became clear that Leicester was having little difficulty dealing with the Hammers front-line. Except for a Sakho chance that he hit straight at Schmeichel, the home-side rarely looked like scoring.

One of the problems that Bilić's faces is the quality of his bench. Lanzini replaced Kouyaté but he failed to make an impact. A very poor Zárate remained on the field until the 83rd minute. However, you can see Bilić's point as his replacement was Maiga. West Ham desperately need to sign two or three dangerous attackers to give us a squad capable of competing at this level. One of the most disturbing aspects of the game was that Leicester, who is expected to be involved in a relegation fight, had a far better bench than we did.

Slaven Bilić put forward other arguments for the defeat: “We weren’t good enough at winning second balls and dealing with long balls. Leicester were getting all of them, there are plenty of those situations in a football game, and if you lose the majority of them then it is impossible to win.... I can’t accept that too many times, we weren’t doing the basics, and that makes it much harder. If you don’t win the first ball, you have to run, 20, 40 metres back to recover and that is a waste of energy.”

There is no doubt that Payet will make plenty of chances for the forwards this year. It will be a tragedy if we do not have the quality of player needed to convert these chances into goals. There has been a lot of talk about Charlie Austin and he no doubt will improve the team. But we need more than that. I would take a chance on signing a young player who has already shown that they can score when given the opportunity. Someone like Benik Afobe might make a very good addition to the squad. There is also talk of bringing in Andre Grey but when I saw him playing last season I thought he would find it difficult in the Premier League.

West Ham Utd: Adrian (8), Jenkinson (5), Reid (7), Ogbonna (7), Cresswell (6), Oxford (5), Noble (6), Kouyate (6), Payet (8), Zárate (5), Sakho (6).

I was one of those who criticised Slaven Bilić for playing a second-string eleven in Romania on Thursday. I questioned the logic of him saving his best players to to take part in a game against Arsenal where they were unlikely to get a result. How wrong can you be. The players he left behind achieved a stunning 2-0 victory over a side that many pundits are claiming will win the Premier League this season.

Bilić also selected the 16-year-old Reece Oxford to play in front of Ogbonna and Reid in the centre of defence. The Edmonton born youngster had an amazing debut and achieved a 95 per cent pass success rate - the highest of any player from either team. Oxford also did a magnificent job keeping Özil quiet and it was noticeable that Arsenal made their best chances after he was replaced by Nolan in the 79 minute.

Bilić set-up West Ham in a 4-4-2 formation with Payet just behind Zárate and Sakho. Arsenal made most of the chances in the first-half but Adrian was able to keep a clean sheet without making any outstanding saves. The nearest they came to scoring was when Ramsay's shot hit Cresswell on the back and it looped up to hit the bar.

In the 43rd minute West Ham was awarded a free-kick. Dimitri Payet’s delivery was excellent and Cech was tempted to come out for the ball. However, Kouyaté reached it first and had the simple task of nodding into the empty net.

In the second-half Arsenal began to have more of the ball but the West Ham team held its shape and once again Adrian was able to easily deal with shots from outside the area. When they had the ball they kept it very well and were rarely guilty of giving the ball way.

The Hammers also made regular attacks and in the 57th minute Cresswell attacked down the left. He was crowded out and an attempted clearance by Oxlade-Chamberlain was picked-up by Zárate and he twisted and turned trying to find a good angle for a strike at goal. Finally, he shaped up to curl it in the top corner. but then hit it on the ground towards the opposite corner. Cech, who had placed his weight on his left leg was unable to change direction and he got nowhere near the ball.

Arsenal put West Ham under a lot of pressure during the last 30 minutes but they coped very well and even made the odd breakaway that could have resulted in a third goal.

After the game Bilić was full of praise for Reece Oxford, the sixteen-year-old born in Edmonton, traditional Arsenal territory: "It was going to be a risk but he has got something. I thought we needed someone to sit in front of the defence who is cool and can be a third defender, but who can also play on the ball. I am very proud of him. Only on paper he is 16, he is a part of this new generation. Put it this way, if Lionel Messi was in front of me I would be more fazed than Reece." Winston Reid added: "He's only 16 and look at him, he's bigger than me and probably better than me!"

Slaven Bilić is obviously a hard task-master as he told the press he complained about the team's performance in the first-half. He suggested that West Ham needed to be convinced that they could beat Arsenal on their own ground. Maybe, he is right. The fact that West Ham had not won at the Emirates since 2007 might have influenced their attitude. We saw that happening last season every time they played away at a top side. If Bilić can change this negative view we might be in for a season to remember. (9th August, 2015)

West Ham Utd: Adrian (7), Tomkins (7), Reid (8), Ogbonna (8), Cresswell (7), Oxford (8), Noble (8), Kouyate (8), Payet (8), Zárate (7), Sakho (7).

West Ham News (1) (16th June - 25th June, 2015)

West Ham News (2) (26th June - 6th August, 2015)

West Ham News (3) (9th August - 17th October, 2015)


Ver el vídeo: West Ham vs Manchester United 12 - Extеndеd Hіghlіghts u0026 All Gоals 2021 HD