¿Por qué el emperador Constantino creía que era un instrumento de Dios?

¿Por qué el emperador Constantino creía que era un instrumento de Dios?


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Recientemente vi una conferencia de un profesor en Yale que mencionó la creencia de Constantine de que él era un instrumento de Dios, pero el académico no explica realmente por qué Constantine creía que él era un instrumento de Dios.

Mi pregunta es, ¿la creencia de que el emperador era un instrumento divino se deriva de las creencias paganas del predecesor de Constantino? Por ejemplo, Julio César fue adorado como un Dios después de su muerte.


Constantino tuvo un sueño sobre Dios diciéndole que pusiera cruces en el escudo de su soldado y lo hizo y sus soldados ganaron la batalla a pesar de que eran superados en número 2: 1. Se convirtió y por lo tanto pensó que era un instrumento de Dios para detener la persecución del cristianismo en Roma y legalizarlo.


Esta pregunta no tiene respuesta. No existen suficientes fuentes primarias o secundarias. Sabemos que Constantino dio a conocer esta opinión en público (gran herramienta para reunir a las tropas) pero si él la creía o no personalmente no se puede saber a partir de fuentes externas.


Historia de la Iglesia: Constantino, un emperador que desafió a Dios

Jesucristo advirtió a sus seguidores: “No crean que vine a traer paz a la tierra. No vine a traer paz, sino espada y rdquo (Mateo 10:34). Sus palabras han demostrado ser ciertas a lo largo de los siglos, y especialmente durante el siglo IV en el Imperio Romano.

Otro artículo sobre la historia de la Iglesia analiza la lealtad de Policarpo y Polícrates en su defensa de que la Pascua del Nuevo Testamento se celebra el día 14 del primer mes del calendario hebreo. Pero las persecuciones continuaron contra la Iglesia. Este artículo se centra en los decretos que hizo Constantino con respecto a su interpretación de la doctrina religiosa y las consecuencias de sus pronunciamientos.

Persecución hacia la Iglesia

En los años anteriores a Constantino, varios emperadores romanos habían perseguido a la Iglesia que Jesús estableció. Una de esas campañas fue sancionada por el emperador Trajano después de recibir una carta de Plinio (111-113 d.C.). Plinio era un joven abogado y gobernador del territorio de Bitinia y Ponto, a lo largo del borde sur del Mar Negro, donde algunos miembros de la Iglesia se habían establecido originalmente (1 Pedro 1: 1-2).

A continuación se muestra una parte de la carta de Plinio y rsquos:

"Es mi costumbre, milord, referirme a usted sobre todos los asuntos sobre los que tengo dudas. Porque, ¿quién puede orientar mejor mi vacilación o informar mi ignorancia? Nunca he participado en juicios de cristianos. Por tanto, no sé qué delitos es la práctica sancionar o investigar, y en qué medida. & hellip

& ldquoHe observado el siguiente procedimiento: los interrogué sobre si eran cristianos los que confesaron. Los interrogué una segunda y una tercera vez, amenazando con castigarlos a los que persistieron, ordené ejecutarlos. Porque no tenía ninguna duda de que, cualquiera que sea la naturaleza de su credo, la terquedad y la obstinación inflexible sin duda merecen ser castigadas.

Trajano respondió: "Has observado un procedimiento adecuado, mi querido Plinio, al examinar los casos de los que te habían denunciado como cristianos. Porque no es posible establecer una regla general que sirva como una especie de estándar fijo. No se les debe buscar si se les denuncia y se prueba su culpabilidad, se les castiga, con esta reserva, que quien niegue que es cristiano y realmente lo demuestre, es decir, adorando a nuestros dioses, aunque estaba bajo sospecha en el pasado, obtendrá el perdón mediante el arrepentimiento. & rdquo

Entonces, en la primera parte del siglo II, vemos persecución dirigida contra los cristianos en el área de Asia Menor. Esta persecución continuó, pero la Iglesia de Dios se mantuvo firme y leal.

La persecución de Diocleciano

Posteriormente se produjeron más persecuciones. Según el historiador Eusebio en su Historia eclesiástica (Libro 8, cap. 2, párrafo 4), leemos: “Fue en el año diecinueve del reinado de Diocleciano [A.D. 303], & hellip cuando se acercaba la fiesta del Salvador & rsquos passion, que se publicaron edictos reales en todas partes, ordenando que las iglesias fueran arrasadas y las Escrituras destruidas por el fuego, y ordenando que los que ocupaban lugares de honor fueran degradados, y que los sirvientes domésticos, si persisten en la profesión del cristianismo, sean privados de libertad. & rdquo

Más tarde, en el capítulo 5, leemos acerca de un hombre de celo cuyo nombre no se menciona: `` Inmediatamente después de la publicación del decreto contra las iglesias en Nicomedia, cierto hombre, no oscuro pero muy honrado con distinguidas dignidades temporales, se movió con celo hacia Dios, y incitados a una fe ardiente, se apoderaron del edicto tal como estaba publicado abierta y públicamente, y lo rompieron en pedazos como algo profano e impío y esto se hizo mientras dos de los soberanos estaban en la misma ciudad. & hellip Pero este hombre & hellip, después de distinguirse de tal manera, sufrió aquellas cosas que probablemente seguirían a tal osadía, y mantuvo su espíritu alegre y tranquilo hasta la muerte. & rdquo

Entonces, todavía existían hombres fieles a pesar de la terrible persecución que siguió.

También es interesante notar que uno de los entrenados en la corte de Diocleciano, quien también estuvo presente en Nicomedia durante la persecución en el 303 d.C., fue Constantino. Eventualmente se convirtió en un gran general y, después de muchas victorias en el campo de batalla, fue aclamado por sus tropas como el próximo Augusto y más tarde se convirtió en emperador.

El reinado de Constantino

En el año 312 d.C., Constantino invadió Italia para derrocar al emperador Majencio, que tenía hasta cuatro veces más tropas. Constantino afirmó haber tenido una visión de camino a Roma, durante la noche anterior a la batalla. En este sueo supuestamente vio el Chi-Rho símbolo, las dos primeras letras de la palabra griega para Cristo, que algunos creían que era un símbolo de Cristo, brillando sobre el sol.

Al ver esto como un signo divino, se dice que Constantino hizo que sus soldados pintaran el símbolo en sus escudos. Después de esto, Constantino pasó a derrotar al ejército numéricamente más fuerte de Majencio en la Batalla del Puente Milvio.

Religiosamente, Constantino todavía era un pagano que adoraba a los dioses de Roma, incluido el dios sol. No fue hasta mucho más tarde, justo antes de su muerte, que supuestamente se convirtió al cristianismo. Religiosamente, Constantino todavía era un pagano que adoraba a los dioses de Roma, incluido el dios sol. No fue sino hasta mucho más tarde, justo antes de su muerte, que supuestamente se convirtió al cristianismo y el cristianismo mdasha que había ayudado a formar, que era bastante diferente del cristianismo de la iglesia primitiva del Nuevo Testamento.

En una de sus primeras decisiones importantes como emperador, Constantino coeditó el Edicto de Milán en el año 313 d.C. Básicamente puso fin a cualquier persecución de los cristianos. Aunque el edicto otorgó al cristianismo un estatus legal, el cristianismo no se convirtió en la religión oficial del Imperio Romano hasta el emperador Teodosio I en el año 380 d.C.

En 314 d.C., Constantino convocó a los obispos de las provincias occidentales a Arelate (Arles) después de que un cisma dividiera la Iglesia católica en África. En su disposición a resolver este asunto a través de un debate pacífico, también reveló el deseo de insertarse en los temas religiosos relacionados con la doctrina.

El Concilio de Nicea

Una de las reuniones más famosas que presidió Constantino fue el Concilio de Nicea en el año 325 d.C. Más de 300 obispos de la iglesia romana se reunieron para discutir una serie de cuestiones teológicas. Una de las decisiones tomadas fue que se debía observar la Pascua en lugar de la Pascua.

Según el historiador Teodoreto (393-458), Constantino escribió: `` En primer lugar, se declaró impropio seguir la costumbre de los judíos en la celebración de esta santa fiesta, porque, habiendo estado manchadas las manos por el crimen, el Las mentes de estos desgraciados están necesariamente cegadas. Al rechazar su costumbre, establecemos y transmitimos a las edades sucesivas una que es más razonable. & hellip

“No tengamos, pues, nada en común con los judíos, que son nuestros adversarios. & hellip Caminemos unánimes en ella, mis muy honrados hermanos, evitando cuidadosamente todo contacto con ese mal camino. Se jactan de que sin sus instrucciones no podríamos conmemorar el festival como es debido. Este es el tono más alto del absurdo. Porque, ¿cómo pueden albergar puntos de vista correctos sobre un punto que, después de haber rodeado la muerte del Señor, estar locos, no se dejan guiar por una razón sana, sino por una pasión desenfrenada, dondequiera que los lleve su locura innata? ”.

Entonces, aquí vemos una reversión completa de una ley de Dios (Levítico 23: 4-5 1 Corintios 11: 23-25, 26, 27-28). Uno de los festivales de Dios & rsquos fue reemplazado por una celebración pagana.

Constantino fue más allá: & ldquoPara resumir en pocas palabras: Por el juicio unánime de todos, se ha decidido que la fiesta más santa de la Pascua debe celebrarse en todas partes en un mismo día, y no es conveniente que en un día tan santo cosa que debería haber alguna división. & rdquo

Una decisión más siniestra

Sin embargo, cuatro años antes del Concilio de Nicea, Constantino implementó una decisión aún más profunda y duradera. Y fue directamente al núcleo de las leyes de Dios y rsquos.

En el 321 d.C., Constantino decretó que el domingo se observaría como el día de descanso romano. En el 321 d.C., Constantino decretó que el domingo se observaría como el día romano de descanso: `` En el venerable Día del Sol, que descansen los magistrados y las personas que residen en las ciudades, y que se cierren todos los talleres. En el campo, sin embargo, las personas que se dedican a la agricultura pueden continuar libre y legalmente sus actividades, porque a menudo sucede que otro día no es tan adecuado para la siembra de granos o la plantación de viñas, no sea que, al descuidar el momento apropiado para tales operaciones, la generosidad del cielo no se acerque. perderse & rdquo (Philip Schaff, Historia de la Iglesia Cristiana, 1867, vol. 2, pág. 380, nota al pie 1.)

Esta decisión tuvo efectos de gran alcance. No solo se rechazó la ley de Dios y rsquos, sino que la gente comenzó a celebrar un día pagano (en honor al dios sol) en lugar del sábado del séptimo día, que es el verdadero día de reposo en el que la humanidad debía adorar y honrar a Dios (Deuteronomio 5: 12-14, 15).

Más tarde, en el año 365 d.C., mucho después de la muerte de Constantino, se hizo una declaración infame en el Concilio de Laodicea: & ldquoLos ​​cristianos no deben judaizar descansando el sábado, sino que deben trabajar en ese día, honrando al Señor y el Día del Señor y, si pueden, deben trabajar en ese día. , descansando entonces como cristianos. Pero si alguno resulta ser judaizante, sea anatema de Cristo y rdquo (Concilio de Laodicea, Canon 29).

Luego, más tarde, a principios de los años 400, Agustín, uno de los teólogos de la Iglesia Romana y rsquos, proclamó, y ldquoLos ​​santos doctores de la iglesia han decretado que toda la gloria del sábado judío se le transfiere [el domingo]. Por lo tanto, guardemos el día del Señor y el día de los rsquos como se les ordenó a los antiguos que hicieran el sábado y el rdquo (Robert Cox, Leyes y deberes del sábado, 1853, pág. 284).

Los fieles se mantuvieron firmes

Como resultado de estos edictos creados por el hombre, una gran parte del mundo ha estado siguiendo decretos falsos, pero no todas las personas cambiaron sus creencias para adorar los domingos. A medida que se intensificaron las persecuciones por el sábado, los miembros de la Iglesia de Dios emigraron hacia el oeste, y la historia revela que la Iglesia prosperó en los Balcanes y Europa del Este. Pero esa es otra historia para otro artículo.

Mientras tanto, tómese un tiempo para confirmar lo que la Biblia enseña sobre el sábado del séptimo día. Los siguientes recursos pueden ayudar: & ldquo¿El sábado, el domingo, todos los días o ningún día? & Rdquo y & ldquo¿Qué día es el séptimo día? & Rdquo


Es posible que Constantino no haya sido cristiano hasta su bautismo en el lecho de muerte. La madre cristiana de Constantino, Santa Elena, puede haberlo convertido a él o puede que él la haya convertido a ella. La mayoría de la gente considera a Constantino un cristiano del Puente Milvio en 312, pero no fue bautizado hasta un cuarto de siglo después. Hoy, dependiendo de la rama y denominación del cristianismo que esté siguiendo, es posible que Constantino no cuente como cristiano sin el bautismo, pero no es un evento tan claro en los primeros siglos del cristianismo, cuando el dogma cristiano aún no se había arreglado.

Por qué esperó tanto para ser bautizado

Aquí hay algunas respuestas del foro de Historia Antigua / Clásica. Por favor agregue su opinión al hilo del foro.

¿Fue la conversión en el lecho de muerte de Constantino el acto de un pragmático moral?

¿Fue Constantino un hipócrita engañoso?

Ver: "Religión y política en el Concilio de Nicea", por Robert M. Grant. El diario de la religión, Vol. 55, núm. 1 (enero de 1975), págs. 1-12


11 hechos inusuales sobre Constantino, el primer emperador romano cristiano

C onstantine tiene mala reputación. Él & # 8217s Smo Constantino en las iglesias orientales, pero simplemente ol & # 8217 & # 8220 Constantine & # 8221 en Occidente. ¿Es un santo apostólico o un pecador oportunista?

En los últimos años, he pasado mucho tiempo leyendo sobre Constantine. Yo & # 8217 he impartido un curso tres veces en Roma llamado & # 8220 Historia y Teología de Roma & # 8221, que toca a Constantino y su legado. Yo & # 8217 he escrito un libro La ciudad eterna que también explora su impacto en el cristianismo (yo era mucho más pesimista sobre él en el libro de lo que soy ahora). Además, Constantine es un personaje literario importante en mi Trilogía de ficción histórica: Espada y serpiente: trilogía.

[PD: Libro III en el Trilogía Espada y Serpiente ahora está completo y en las etapas finales de edición & # 8211 y el joven Constantine está muy presente en la novela final.]

Dado que vivimos en tiempos de ambigüedad política y eclesiástica, aquí hay 11 datos sobre Constantino para ayudarlo a ver que Dios puede usar políticos imperfectos (y obispos imperfectos) para lograr un gran bien:

  1. Se divorció y se volvió a casar. Su primera esposa fue Minervina, y se divorció de ella para casarse con su segunda esposa, Fausta.
  2. Constantino mató a su segunda esposa. En el 326 d.C., hizo matar a su primer hijo Crispo (de su primer matrimonio). También hizo matar a su segunda esposa, Fausta. Ambos nombres fueron eliminados de la documentación pública. Después de que Constantino hizo que mataran a su segunda esposa, nunca volvió a casarse hasta su muerte a los 65 años (se rumoreaba que su hijo Crispo tuvo un romance con su madrastra Fausta y que esta revelación y sus muertes ordenadas obsesionaron a Constantino hasta la tumba).
  3. Durante su vida temprana, el Imperio Romano se dividió en una tetrarquía de cuatro emperadores: dos emperadores mayores con el título & # 8220Augustus & # 8221 y dos emperadores menores con el título & # 8220César. & # 8221 Constantino & # 8217s padre Constancio era el & # 8220 emperador menor & # 8221 o & # 8220Caesar & # 8221 del Mitad occidental del Imperio.
  4. Constantino pasó su primera vida cautivo en Oriente (lejos de su padre en Occidente) por el emperador mayor Augusto Diocleciano (un gran perseguidor de cristianos). Constantino escapó de los emperadores orientales por la noche y huyó con su padre. Se dice que paralizó a todos los caballos en el camino para que no lo atraparan. Constantino se unió a su padre Constancio en York en Gran Bretaña. Su padre murió en 306 y su hijo Constantino fue aclamado & # 8220Augustus & # 8221 o emperador principal del Imperio Romano Occidental por sus soldados.
  5. Pero Constantine necesitaba demostrar su título. Antes de derrotar a Majencio en el 312 d.C., Constantino vio la cruz en el cielo. sobre el sol con las palabras & # 8220en touto nika& # 8221 o, & # 8220En este signo, conquista. & # 8221 Lactancio (quien instruyó a sus hijos) dice que Constantino recibió instrucciones de conquistar bajo la señal de la cruz durante un sueño. Eusebio registra que sucedió durante el día al mediodía y que todas las tropas lo vieron. De cualquier manera, se dice que Constantino colocó la señal de la cruz o un Chi Rho en los escudos de sus hombres. El erudito Peter Weiss sugiere que el público & # 8220sun milagro & # 8221 sucedió en la Galia en el 310 d.C. y el sueño sucedió en el 312 d.C. antes de la Batalla en el Puente Milviano. Que en el 310 d.C., Constantino comenzó a cambiar al monoteísmo basado en & # 8220Sol Invictus & # 8221 y que para el 312 d.C., este monoteísmo se había convertido (o se estaba convirtiendo) en monoteísmo cristiano.
  6. Constantino legalizó el cristianismo con el Edicto de Milán en el año 313 d.C., pero comenzó a eliminar los símbolos paganos de las monedas imperiales a partir del año 318 dC. Le entregó el Palacio de Letrán al obispo de Roma en el 324. Su conversión parece gradual y está en plena exhibición después de unos 10-12 años de gobierno.
  7. Constantino probablemente no se convirtió por razones políticas como te dirán la mayoría de los profesores de historia de la escuela secundaria. La demografía estaba en su contra. Se estima que en el año 312 d.C., los cristianos constituían solo el 10-15% de la población del Imperio Romano y cayeron en los niveles más bajos de educación, riqueza y poder político. La influencia, la riqueza y el poder político aún estaban en manos de quienes marcaban la casilla etiquetada: & # 8220Jupiter, et al. Dame esa religión romana de la vieja escuela. & # 8221
  8. En el 325 d.C., llamó al primer Concilio Católico y Ecuménico de Nicea, que condenó la herejía de Arrio al enseñar falsamente que el Hijo de Dios fue creado y no eternamente engendrado del Padre.
  9. Constantino dejó tres hijos vivos (cada uno nacido de Fausta):
    Constantino II (católico y anti-arriano). El primogénito.
    Constancio II (semi-arriano). El más poderoso ya través de su influencia, se difundió la teología semi-arriana.
    Constans (católico y anti-arriano y anti-donatista). Se rumoreaba que Constans era un hombre de vicios antinaturales.
  10. Constantino no dividió el Imperio Romano en & # 8220Este y Oeste & # 8221 Eso ya lo había logrado completamente Diocleciano. Constantino, en cierto sentido, reunió a todo el Imperio Romano bajo su mando como una sola casa o oecoumenos.
  11. Constantino cayó enfermo y fue seleccionado personalmente el obispo semi-arriano Eusebio de Nicomedia para bautizarlo pocos días antes de su muerte. Murió en el Pentecostés del 337 d.C.

Cualquiera que sea su opinión sobre Constantino, es un hecho histórico que el cristianismo se extendió a más almas por Constantino que por el mismo San Pablo. Es por eso que las Iglesias orientales lo aclaman como el & # 8220 Decimotercer Apóstol & # 8221 & # 8217. Admitiré que este título es demasiado ambicioso, pero mi opinión es que fue genuinamente apostólico a pesar de ser obviamente imperfecto.

Dependiendo de tu perspectiva: ¡Ore por el alma de Constantino o pídale que ore por usted!

Política de comentarios: Me reservo el derecho de eliminar comentarios que sean ofensivos o que no estén relacionados con el tema. Si su comentario contiene un hipervínculo a otro sitio, su comentario entra automáticamente en "Comentarios del Purgatorio", donde espera su publicación a modo de moderación.

Obtenga su libro gratis

Regístrese para recibir mis actualizaciones católicas GRATUITAS por correo electrónico y reciba una copia GRATUITA de mi libro electrónico, Thomas Aquinas en 50 páginas: La guía de un laico rápido al tomismo.

Envíe su correo electrónico y se lo enviaré por correo electrónico (y prometo NUNCA compartir su dirección de correo electrónico):

Siga al Dr. Marshall en las redes sociales

Obtenga su libro gratis

Regístrese para recibir mis actualizaciones católicas GRATUITAS por correo electrónico y reciba una copia GRATUITA de mi libro electrónico, Thomas Aquinas en 50 páginas: La guía de un laico rápido al tomismo.

Envíe su correo electrónico y se lo enviaré por correo electrónico (y prometo NUNCA compartir su correo electrónico):

Reciba mis actualizaciones semanales gratuitas:

Ahora puede recibir las publicaciones de mi blog desde este sitio de manera más rápida y fácil convirtiéndose en un suscriptor de correo electrónico haciendo clic aquí.

Cuando se registre, recibirá una copia GRATUITA de mi libro electrónico sobre Santo Tomás de Aquino.


Noticias de la Iglesia de Dios


Cruz de lábaro

¿Sabías que la & # 8220cross & # 8221 se convirtió en un símbolo militar después de que un emperador adorador del sol afirmó tener una visión y un sueño?

En 312, el emperador romano Constantino I el Grande estaba en Tréveris, Alemania, donde tuvo una visión inesperada de una cruz que apareció en el cielo. Los soldados de Constantino, la mayoría de los cuales eran paganos, colocaron la imagen sagrada de la cruz en su escudos (Mangan CM In This Sign You Conquer, 15/10/03 Copyright © 2004 Catholic Online).

Él Dijo que hacia el mediodía, cuando el día ya empezaba a declinar, vio con sus propios ojos el trofeo de una cruz de luz en los cielos, sobre el sol, y que llevaba la inscripción, Conquista por esto & # 8230 en su sueño al Cristo de Dios se le apareció con la misma señal que había visto en los cielos, y le ordenó que hiciera una semejanza de esa señal que había visto en los cielos, y que la usara como salvaguarda en todos los enfrentamientos con sus enemigos & # 8230. Se levantó al amanecer y comunicó la maravilla a sus amigos; y luego, reuniendo a los trabajadores del oro y las piedras preciosas, se sentó en medio de ellos y les describió la figura del letrero que había visto, haciendo una oferta. ellos lo representan en oro y piedras preciosas & # 8230

Ahora se hizo de la siguiente manera. Una lanza larga, recubierta de oro, formaba la figura de la cruz por medio de una barra transversal colocada sobre ella. En la parte superior del conjunto se fijó una corona de oro y piedras preciosas y dentro de esta, el símbolo del nombre del Salvador, dos letras que indican el nombre de Cristo por medio de sus caracteres iniciales, la letra P está cruzada por X en su centro & # 8230

El emperador hizo uso constante de este signo de salvación como salvaguarda contra todo poder adverso y hostil, y ordenó que otros similares a él fueran llevados a la cabeza de todos sus ejércitos. (Eusebio. La vida de Constantino, Libro I, Capítulos 28, 30, 31).

Este tipo de cruz se conoce como lábaro:

los Lábaro (☧) era un vexillum (estándar militar) que mostraba las dos primeras letras griegas de la palabra & # 8220Christ & # 8221 (griego: ΧΡΙΣΤΟΣ, o Χριστός) - Chi (χ) y Rho (ρ) .Fue utilizado por primera vez por el emperador romano Constantino I & # 8230

Aunque las representaciones modernas del signo chi-rho representan las dos líneas que se cruzan en ángulos de noventa grados, los primeros ejemplos de la cruz Chi-Rho en un ángulo que es más vívidamente representativo de la chi formado por la trayectoria de la eclíptica solar y el ecuador celeste. Esta imagen es más familiar en Platón & # 8217s Timeo & # 8230Of Platón & # 8217s imagen en Timeo, Justino Mártir, el apologista cristiano que escribió en el siglo II, encontró una prefiguración de la Cruz (Labarum. Wikipedia, consultado el 4 de marzo de 2009).

Entonces, el Chi-Rho existió al menos desde la época de Platón (un filósofo pagano), pero fue adoptado por Constantino siglos después de la muerte de Cristo. El hereje Justino fue probablemente uno de los que originalmente alentó su adopción, y aparentemente lo obtuvo de Platón.

También hay un escritor católico que indica que la imagen o quizás la marca de la bestia puede ser algo que se asemeje a esa cruz de Constantino:

Sacerdote P. Huchedé (Siglo XIX): El Anticristo hará que todos los hombres, grandes y pequeños, ricos y pobres, libres y siervos, lleven una señal en el brazo derecho o en la frente. (Apoc. 13:16). Lo que esta señal será solo el tiempo lo revelará. Sin embargo, hay algunos comentaristas de la Escritura Holt, quienes, según una revelación especial, pretenden decir que se formará con las letras griegas X y P, entrelazadas & # 8230, que se asemeja al número de Cristo. (Cornelius a Lapide en Epis. 2 a Tes.). Nadie puede comprar ni vender sin esta marca, como se especifica en el Apocalipsis (13:17). (Huchedé, P. Traducido por JBD. Historia del Anticristo. Imprimatur: Edward Charles Fabre, Obispo de Montreal. Edición en inglés 1884, Reimpresión 1976. TAN Books, Rockford (IL), p. 24).

Si la cruz es un símbolo del futuro poder del Anticristo / Bestia como lo indica el sacerdote P. Huchedé (y está en un libro con un imprimátur oficial), quizás aquellos que provienen de creencias descendientes del Emperador Constantino deberían preocuparse por su religión ahora & # 8211antes de que se aleje aún más de la fe original. La Biblia indica que los verdaderos cristianos NO tendrán el símbolo / marca necesario para comprar o vender cuando las dos bestias de Apocalipsis 13 estén en el poder, pero solo aquellos que seguirán a esas bestias lo tendrán (Apocalipsis 13: 16-17) & # 8211 y mientras que las cruces pueden no necesariamente ser necesarias en todas partes, otros escritos católicos sugieren que en ciertos lugares sí lo serán.

Aunque todos los verdaderos eruditos admiten que los cristianos originales no matarían ni participarían intencionalmente en el servicio militar, después de que el emperador Constantino afirmó haber visto una lanza en el cielo con una barra transversal (ver Constantine es por qué la guerra de los “cristianos”), el grupo que aceptó su La autoridad le permitió entonces convocar lo que se conoce como el Concilio de Nicea en 325. AD

Sorprendentemente, hay escritos que indican que aquellos que llevan cruces serán perseguidores:

San francisco de paul (1470): Estos santos Portadores de la Cruz reinarán y dominarán santamente sobre el mundo entero hasta el fin de los tiempos & # 8230 (Culleton, G. The Prophets and Our Times. Nihil Obstat: L. Arvin. Imprimatur: Philip G. Scher, Obispo de Monterey-Fresno, 15 de noviembre de 1941. Reimpresión 1974, TAN Books, Rockford (IL), p. 157-161).

Santa Brígida de Suecia (fallecido en 1373): & # 8230 la guerra terminará cuando se elija a un emperador de origen español, que, de una manera maravillosa, saldrá victorioso mediante la señal de la cruz. Destruirá las sectas judía y mahometana & # 8230 (Culleton, The Prophets and Our Times, p. 154).

Anne Catherine Emmerich (Octubre de 1820): ciudadanos y campesinos, muchos de los cuales estaban marcados en la frente con una cruz roja. A medida que este ejército se acercaba, los cautivos y oprimidos fueron liberados y aumentaron las filas, mientras que los demoledores y conspiradores fueron puestos en fuga por todos lados (Emmerich AC. La vida del Señor Jesucristo y Revelaciones bíblicas. Edición de Schmöger, Vol. IV. Nihil Obstat: D. Jaegher, 14 de febrero de 1914. Imprimatur: AC De Schrevel, Brugis, 14 de febrero de 1914. Reimpresión de TAN Books, Rockford (IL), 2004, págs. 290-291).

Observe lo que uno afirmó ser "Mary" supuestamente declaró en una aparición en Pfaffenhofen, Alemania, el 25 de junio de 1946:

Yo soy la gran Mediadora de la Gracia. El Padre quiere que el mundo reconozca a Su sierva & # 8230Mi señal está a punto de aparecer. Dios lo quiere & # 8230No puedo revelar mi poder al mundo todavía & # 8230 Entonces podré revelarme a mí mismo & # 8230 ¡Elige un signo para ti para que pronto la Trinidad sea adorada por todos! ¡Ora y sacrifícate por mí! & # 8230 Yo impondré a mis hijos cruces que serán tan pesadas y profundas como el mar porque los amo en mi Hijo sacrificado. Oro, esté preparado para llevar la cruz a fin de que la Trinidad pueda ser honrada (Culleton, Reign of Antichrist, págs. 217-218).

Los verdaderos cristianos no orarían ni se sacrificarían por María.

En 1958, Matous Losuta de Checoslovaquia afirmó que & # 8220Mary & # 8221 declaró:

Todos mis hijos recibirán y llevarán la señal de la cruz en sus frentes (Flynn, Ted & amp Flynn, Maureen. Trueno de justicia: la advertencia, el milagro, el castigo, la era de la paz. Signos de los tiempos ilustrados por Kaleidoscope Graphics Colaborador del personal Malachi Martin Publicado por Maxkol Communications, 1992, p. 331).

Pero esto no es algo que defienda la Biblia. (Puede encontrar más información sobre María en el artículo María, la Madre de Jesús y las Apariciones).

Así, según varios místicos y escritores católicos, quienes sigan un poder perseguidor llevarán algún tipo de cruz. Y según al menos un sacerdote católico, es similar al tipo de cruz que usó el emperador Constantino, y según ese mismo sacerdote, puede ser un símbolo importante para las bestias de Apocalipsis 13 y sus seguidores.

Algunos artículos de interés posiblemente relacionado pueden incluir:

Europa, la Bestia y el Apocalipsis ¿De dónde obtuvo Europa su nombre? ¿Qué podría tener que ver Europa con el libro del Apocalipsis? ¿Qué pasa con & # 8220the Beast & # 8221? ¿Qué le espera a Europa?
Persecuciones por parte de la Iglesia y el Estado Este artículo documenta algunos de los que han ocurrido en contra de los asociados con los COG y otros que se profetizaron que ocurrirían.
María, la Madre de Jesús y las Apariciones ¿Sabes mucho de María? ¿Son reales las apariciones? ¿Qué podrían significar? ¿Se acercan los protestantes a María? ¿Cómo podría María verlos?
Algunas doctrinas del Anticristo ¿Hay alguna doctrina enseñada fuera de las Iglesias de Dios que pueda considerarse como doctrinas del anticristo? Este artículo sugiere al menos tres. También proporciona información sobre el 666 y la identidad de & # 8220 el falso profeta & # 8221. Además, muestra que varios escritores católicos parecen advertir sobre un antipapa ecuménico que apoyará la herejía.
¿Advierten algunas profecías católicas sobre el Anticristo contra Jesús? ¿El & # 8220Anticristo & # 8221 final será judío, insistirá el sábado, se opondrá a la trinidad y traerá el milenio? Los escritos católicos lo indican, pero ¿qué muestra la Biblia?
Bestia de dos cuernos del Apocalipsis y 666 Este artículo explica cómo la LCG ve esto, y lo compara con Ellen White.
¿Quién es el Rey del Norte? Hay uno ¿Las profecías bíblicas y católicas apuntan al mismo líder? ¿Debería ser seguido? ¿Quién será el Rey del Norte del que se habla en Daniel 11? ¿Está profetizado que le suceda un ataque nuclear a los pueblos de habla inglesa de los Estados Unidos, Gran Bretaña, Canadá, Australia y Nueva Zelanda? ¿Cuándo comienzan los 1335 días, 1290 días y 1260 días (el tiempo, los tiempos y la mitad de un tiempo) de Daniel 12? ¿Cuándo muestra la Biblia que el colapso económico afectará a los Estados Unidos?
La historia del cristianismo primitivo ¿Está consciente de que lo que la mayoría de la gente cree no es lo que realmente le sucedió a la verdadera iglesia cristiana? ¿Sabes dónde se basó la iglesia primitiva? ¿Sabes cuáles eran las doctrinas de la iglesia primitiva? ¿Está su fe realmente basada en la verdad o en el compromiso?
Esperanza de salvación: en qué se diferencia la Iglesia de Dios viviente de la mayoría de los protestantes Cómo se diferencia la Iglesia de Dios viviente de los protestantes tradicionales / convencionales, es quizás la pregunta que más me hacen quienes no tienen antecedentes en la Iglesia de Dios.
Las similitudes y diferencias entre Martin Luther y Herbert W. Armstrong Este artículo muestra claramente algunas de las diferencias doctrinales entre los dos. En este momento de variedad doctrinal y una tendencia de muchos a aceptar ciertos aspectos del protestantismo, el artículo debería ayudar a aclarar por qué la Iglesia de Dios Viviente NO es protestante. ¿Sabe realmente lo que enseñó el reformador protestante Martín Lutero y debería seguir su ejemplo doctrinal?
¿Cuál es fiel: la Iglesia Católica Romana o la Iglesia de Dios Viviente? ¿Sabes que ambos grupos compartieron muchas de las primeras enseñanzas? ¿Sabes qué iglesia cambió? ¿Sabes qué grupo es más fiel a las enseñanzas de la iglesia apostólica? ¿Qué grupo representa mejor el verdadero cristianismo? Este artículo documentado responde a esas preguntas. Português: Qual é fiel: A igreja católica romana ou a igreja viva do deus? Tambien English: Cuál es fiel: ¿La iglesia católica romana o La Iglesia del Dios Viviente? Auch: Deutsch: Welches zuverlässig ist: Die Römisch-katholische Kirche oder die lebende Kirche von Gott?
Algunas similitudes y diferencias entre la Iglesia Ortodoxa y la Iglesia de Dios Viviente Ambos grupos afirman ser la iglesia original, pero ambos grupos tienen diferentes formas de reclamarla. Ambos grupos tienen similitudes asombrosas y algunas diferencias importantes. ¿Sabes lo que son?


Constantine had two visions. The first, according to pagan sources, was a vision of Apollo in the year 306. In this vision, he was given 30 wreaths, symbolizing the 30 years he would reign as emperor.

But according to Christian sources, the vision that mattered wasn’t in 306, but in 312. And it wasn’t at the temple of Apollo, it was at the battle of Milvian Bridge.

Eusebius describes the event:

A most marvelous sign appeared to [Constantine] from heaven, the account of which it might have been hard to believe had it been related by any other person. . . . He said that about noon, when the day was already beginning to decline, he saw with his own eyes the trophy of a cross of light in the heavens, above the sun, and bearing the inscription, CONQUER BY THIS. At this sight he himself was struck with amazement, and his whole army also, which followed him on this expedition, and witnessed the miracle.

Was the whole incident fabricated? Was it a figment of his imagination? And, if he dreamed something or saw something, what was it?

A likely explanation is that he did indeed have some kind of experience—a dream, a vision, or both—but that the interpretation was provided by Christian advisers (notably Ossius, or Hosius, bishop of Cordoba, Spain). They may have helped Constantine to see in his experience the monogram of Christ as the Christian interpretation of what he saw.

After the vision, Constantine instructed his soldiers to put the Chi Rho monogram of Christ on their shields. This Christogram became an almost ubiquitous Christian symbol, often combined with the letters alpha and omega (the first and last letters of the Greek alphabet), for Christ as the beginning and the end.

Constantine’s smaller army won the battle of Milvian Bridge, and he secured control of Rome. Eusebius interpreted the event in grand biblical terms, comparing the defeat of Maxentius’s army to the destruction of the Egyptians under Pharaoh in the Red Sea.


Constantine did not invent Catholicism, he simply made it legal

Constantine did not invent Catholicism, he simply recognized it and let people legally ser Christian. Christians were having "Catholic" Masses long before this "legalization" of Christianity. Three hundred years before Constantine, Christians believed in the real presence of Jesus in the Eucharist, honoured Mary, had elaborate ceremonies, prayed for the dead, respected the Church hierarchy, baptized babies, recognized Peter as the Rock, built the Church upon him with successors and followed a rich tradition of Christianity. That was the Christianity of the early days of Christianity and that is the Catholic Church of today. Catholic means "universal." A time line of the Catholic Church from 1-500 A.D. is here


Was Constantine the Great Baptized An Arian?

A common myth circulated by critics of Constantine the Great to discredit his character and the good he did for the Church is the accusation that he was baptized into the Arian heresy by Eusebius of Nicomedia, who was an Arian, in May of 337, a few days prior to his death.

Of course this is not a recent issue, as it was addressed about 150 years ago by the historian Constantine Paparrigopoulos (1815-1891), who criticized western historians for circulating such misconceptions, which he called “insults and slanders”. He writes of these historians:

“They have even gone to the point of erasing his orthodoxy because he was baptized by Eusebius of Nicomedia” (History of the Greek Nation, vol. 2 p. 150).

The whole misconception about Constantine the Great being baptized an Arian originated from an incident of the First Ecumenical Council, during which Eusebius of Nicomedia was presented as a leader of the Arians. This is the only connection critics have associating Constantine with being an Arian, having accepted baptism from a supposed heretic.

However, critics have not taken into account the entire historical data available to establish the truth of the matter, relying instead on speculation and conspiracy theories that are unfounded to push their own agenda. Without taking into account the fact that the Church faced these issues, they inevitably lead to the wrong conclusions. Because according to Ecclesiastical Tradition, which is crystallized in its Canon Law, one is not considered a heretic if he professes falsehood until he is invited to revoke and renounce his cacodoxy (false teaching).

The fact that one cannot be considered a heretic until one is invited to revoke and renounce his cacodoxy is a key element in arriving towards the truth of this issue regarding Constantine the Great. Furthermore, it must be emphasized that the characterization of a man as a heretic cannot be determined by one person or by a set of opinions, but must be determined by competent ecclesiastical organs, since it is not possible for every Christian to determine by himself who should be determined a christian and who should be determined a heretic.

Regarding Eusebius of Nicomedia’s confession of faith prior to the baptism of Constantine and during the First Ecumenical Council of 325, John Karmiris writes:

“All the Fathers of the Synod accepted unanimously the Holy Creed, including those who professed Arianism, other than the above two, after around the six day dogmatic deliberations, and they signed on the 19th of June in the year 325” (The Dogmatic and Symbolic Writings of the Orthodox Catholic Church, vol. 1 p. 118).

This makes clear that the 318 Fathers who attended the Council unanimously professed Orthodoxy. As for the phrase “other than the above two”, Professor Karmiris noted a few paragraphs earlier that Theonas and Secundus were the only ones who confessed Arian teachings and did not accept the Nicene Creed. Eusebius of Nicomedia, though he did struggle to defend Arian doctrines, in the end he did sign in favor of the Nicene Creed, but together with Theognis of Nicaea and Maris of Chalcedon refused to excommunicate Arius. For this refusal and disloyalty, Constantine had not only Arius, Theonas and Secundus exiled, but also Eusebius of Nicomedia, Theognis of Nicaea and Maris of Chalcedon. Not long after however they were reinstated by the Church, according to the historian Sozomen, who writes:

Not long after, Eusebius, bishop of Nicomedia, and Theognis, bishop of Nicæa, regained possession of their churches after expelling Amphion and Chrestos who had been ordained in their stead. They owed their restoration to a document which they had presented to the bishops, containing a retraction:

Although we have been condemned without a trial by your piety, we deemed it right to remain silent concerning the judgment passed by your piety. But as it would be absurd to remain longer silent, when silence is regarded as a proof of the truth of the calumniators, we now declare to you that we too agree in this faith, and after a diligent examination of the thought in the word ‘consubstantial,’ we are wholly intent upon preserving peace, and that we never pursued any heresy. Having proposed for the safety of the churches such argument as occurred to us, and having been fully convinced, and fully convincing those who ought to have been persuaded by us, we undersigned the creed but we did not subscribe to the anathema, not because we impugned the creed, but because we did not believe the accused to be what he was represented to us the letters we had received from him, and the arguments he had delivered in our presence, fully satisfying us that he was not such an one. Would that the holy Synod were convinced that we are not bent on opposing, but are accordant with the points accurately defined by you, and by this document, we do attest our assent thereto: and this is not because we are wearied of exile, but because we wish to avert all suspicion of heresy for if you will condescend to admit us now into your presence, you will find us in all points of the same sentiments as yourselves, and obedient to your decisions, and then it shall seem good to your piety to be merciful to him who was accused on these points and to have him recalled. If the party amenable to justice has been recalled and has defended himself from the charge made, it would be absurd, were we by our silence to confirm the reports that calumny had spread against us. We beseech you then, as befits your piety, dear to Christ, that you memorialize our emperor, most beloved of God, and that you hand over our petition, and that you counsel quickly, what is agreeable to you concerning us.” It was by these means that Eusebius and Theognis, after their change of sentiment, were reinstated in their churches. (Historia eclesiástica, Book 2, Chapter 16)

This letter given to us through Sozomen is significant, because it states that Eusebius of Nicomedia accepted the Orthodox Faith and sought communion with the Catholic Church and renounced the heresy of Arius. It also reveals why Eusebius was sent into exile originally – because he refused to excommunicate Arius.

Certainly in the years following the First Ecumenical Council in 325 Arian disputes continued to arise and gained resurgence, and Constantine did sometimes show favor to Arian bishops, but he did this sparingly in order to keep the peace of the Empire and the unity of the Church. For Constantine, as long as you showed loyalty to the undivided Church, he did not over-question personal intentions and thus disturb the peace. And if anyone did disturb the peace, be they Orthodox or not, they were sent into exile, as was the case with St. Athanasius of Alexandria. But as far as Constantine knew, Eusebius repented of his error in his letter and he was restored to his See and gained the favor of Constantine precisely because he era Orthodox. And it was from this canonical bishop of the Orthodox Church, Eusebius of Nicomedia, that Constantine received Holy Baptism, fully in canonical communion with the Church. Consequently, there is no hesitation on the part of the Orthodox Church, which takes the entire historical data into account, that Constantine the Great was baptized as an Orthodox Christian by an Orthodox bishop.

About Fr. John A. Peck

Director of the Preachers Institute, priest in the Orthodox Church in America, award-winning graphic designer and media consultant, and non-profit administrator.
Blog FacebookTwitter


Career and conversion

Constantine’s experience as a member of the imperial court—a Latin-speaking institution—in the Eastern provinces left a lasting imprint on him. Educated to less than the highest literary standards of the day, he was always more at home in Latin than in Greek: later in life he had the habit of delivering edifying sermons, which he would compose in Latin and pronounce in Greek from professional translations. Christianity he encountered in court circles as well as in the cities of the East and from 303, during the great persecution of the Christians that began at the court of Diocletian at Nicomedia and was enforced with particular intensity in the eastern parts of the empire, Christianity was a major issue of public policy. It is even possible that members of Constantine’s family were Christians.

In 305 the two emperors, Diocletian and Maximian, abdicated, to be succeeded by their respective deputy emperors, Galerius and Constantius. The latter were replaced by Galerius Valerius Maximinus in the East and Flavius Valerius Severus in the West, Constantine being passed over. Constantius requested his son’s presence from Galerius, and Constantine made his way through the territories of the hostile Severus to join his father at Gesoriacum (modern Boulogne, France). They crossed together to Britain and fought a campaign in the north before Constantius’s death at Eboracum (modern York) in 306. Immediately acclaimed emperor by the army, Constantine then threw himself into a complex series of civil wars in which Maxentius, the son of Maximian, rebelled at Rome with his father’s help, Maxentius suppressed Severus, who had been proclaimed Western emperor by Galerius and who was then replaced by Licinius. When Maximian was rejected by his son, he joined Constantine in Gaul, only to betray Constantine and to be murdered or forced to commit suicide (310). Constantine, who in 307 had married Maximian’s daughter Fausta as his second wife, invaded Italy in 312 and after a lightning campaign defeated his brother-in-law Maxentius at the Milvian Bridge near Rome. He then confirmed an alliance that he had already entered into with Licinius (Galerius having died in 311): Constantine became Western emperor and Licinius shared the East with his rival Maximinus. Licinius defeated Maximinus and became the sole Eastern emperor but lost territory in the Balkans to Constantine in 316. After a further period of tension, Constantine attacked Licinius in 324, routing him at Adrianople and Chrysopolis (respectively, modern Edirne and Üsküdar, Turkey) and becoming sole emperor of East and West.

Throughout his life, Constantine ascribed his success to his conversion to Christianity and the support of the Christian God. The triumphal arch erected in his honour at Rome after the defeat of Maxentius ascribed the victory to the “inspiration of the Divinity” as well as to Constantine’s own genius. A statue set up at the same time showed Constantine himself holding aloft a cross and the legend “By this saving sign I have delivered your city from the tyrant and restored liberty to the Senate and people of Rome.” After his victory over Licinius in 324, Constantine wrote that he had come from the farthest shores of Britain as God’s chosen instrument for the suppression of impiety, and in a letter to the Persian king Shāpūr II he proclaimed that, aided by the divine power of God, he had come to bring peace and prosperity to all lands.

Constantine’s adherence to Christianity was closely associated with his rise to power. He fought the Battle of the Milvian Bridge in the name of the Christian God, having received instructions in a dream to paint the Christian monogram ( ) on his troops’ shields. This is the account given by the Christian apologist Lactantius. A somewhat different version, offered by Eusebius, tells of a vision seen by Constantine during the campaign against Maxentius, in which the Christian sign appeared in the sky with the legend “In this sign, conquer.” Despite the emperor’s own authority for the account, given late in life to Eusebius, it is in general more problematic than the other, but a religious experience on the march from Gaul is suggested also by a pagan orator, who in a speech of 310 referred to a vision of Apollo received by Constantine at a shrine in Gaul.

Yet to suggest that Constantine’s conversion was “politically motivated” means little in an age in which every Greek or Roman expected that political success followed from religious piety. The civil war itself fostered religious competition, each side enlisting its divine support, and it would be thought in no way unusual that Constantine should have sought divine help for his claim for power and divine justification for his acquisition of it. What is remarkable is Constantine’s subsequent development of his new religious allegiance to a strong personal commitment.


Did Constantine Invent the Divinity of Jesus?

Church historians agree that next to the events in the New Testament, the most important event in the history of Christianity is the conversion of Emperor Constantine to Christianity in AD 312. In brief, here's the story: Constantine's troops were positioned at the Milvian Bridge just outside of Rome, where they were preparing to overthrow the Roman emperor Maxentius. A victory would, in effect, make Constantine the sole ruler of the empire. But the night before the battle Constantine saw a vision that changed his life and the history of the church.

In the words of Eusebius of Caesarea, who was both a historian and a confidant of Constantine, the emperor was praying to a pagan god when "he saw with his own eyes the trophy of a cross in the light of the heavens, above the sun and an inscription, Conquer By This attached to it.Then in his sleep the Christ of God appeared to him with the sign which he had seen in the heavens, and commanded him to make an likeness of this sign which he had seen in the heavens, and to use it as a safeguard in all engagements with his enemies.

To make a long story short, Constantine crossed over the bridge and won the battle, fighting under the banner of the Christian cross. Later he issued the Edict of Milan, decreeing that Christians were no longer to be persecuted. And now, although a politician, he took leadership in the doctrinal disputes that were disrupting the unity in his empire.

Let's travel back to Nicaea (modern-day Iznik in Turkey, about 125 miles from modern-day Istanbul) to find out what happened there 1,700 years ago.

Welcome to the Council

Those of us reared in a country where religion is largely private and where diversity is gladly tolerated might find it difficult to believe that in the early fourth century, doctrinal disputes were tearing Constantine's empire apart. It is said that if you bought a load of bread in the marketplace of Constantinople, you might be asked whether you believe that God the Son was begotten or unbegotten and if you asked about the quality of the bread you might be told that the Father is greater and the Son is less.

Adding fuel to these disagreements was a man named Arius, who was gaining a wide following by teaching that Christ was not fully God but a created god of sorts. He believed that Christ was more than a man but less than God. Arius was a great communicator, and because he put his doctrinal ideas into musical jingles, his ideas became widely accepted. Although many church bishops declared him a heretic, the disputes nonetheless continued. Constantine called the first ecumenical council at Nicaea, hoping to suppress dissent and unify Christianity. In fact, the emperor even paid the expenses of the bishops who gathered.

Constantine did not care about the finer points of theology, so practically any creed would have satisfied him-as long as it would unify his subjects. As one historian has said, "Christianity became both a way to God and a way to unite the empire." He gave the opening speech himself, telling the delegates that doctrinal disunity was worse than war.

This intrusion of a politician into the doctrines and procedures of the church was resented by some of the delegates, but welcomed by others. For those who had gone through a period of bitter persecution, this conference, carried on under the imperial banner, was heaven on earth.

More than three hundred bishops met at Nicaea to settle disputes about Christology-that is, the doctrine of Christ. When Constantine finished his opening speech, the proceedings began.

Overwhelmingly, the council declared Arius a heretic. Though Arius was given an opportunity to defend his views, the delegates recognized that if Christ was not fully God, then God was not the Redeemer of mankind. To say that Christ was created was to deny the clear teaching of Scripture: "For by him all things were created: things in heaven and on earth, visible and invisible, whether thrones or powers or rulers of authorities all things were created by him and for him" (Colossians 1:16). Clearly, if he created todos things, he most assuredly could not have been created himself! To this passage many others that teach the deity of Christ were added, both from the Gospels and the Epistles (John 1:1 Romans 9:5 Hebrews 1:8 etc).

Affirming the divinity of Jesus, the delegates turned their attention to the question of how he related to the Father. Eusebius the historian presented his view, claiming that Jesus had a nature that was similar to that of God the Father.

Present, but not invited to the actual proceedings, was the theologian Athanasius, who believed that even to say that Christ is similar to God the Father is to miss the full biblical teaching about Christ's divinity. His argument that Christ could only be God in the fullest sense if his nature was the mismo as that of the Father was expressed by his representative, Marcellus, a bishop from Asia Minor in the proceedings. Constantine seeing that the debate was going on in Athanasius's favor, accepted the suggestion of a scholarly bishop and advised the delegates to use the Greek word homoousion, which means "one and the same." In other words, Jesus had the very same nature as the Father.

The council agreed, and today we have the famous Nicene Creed. As anyone who has ever quoted the creed knows, Jesus Christ is declared to be "Light of Light, very God of very God' begotten, not made, being of one substance with the Father, by whom all things were made" (italics added). There can be no question that the delegates affirmed that Christ was deity in the fullest sense

Why should we be interested in this debate? Some critics have been amused that the Council of Nicaea split over one "iota." The difference between the Greek words for similar y mismo is but one letter of the alphabet: the letter I. Some people argue that it's just like theologians to split hairs, arguing over minutiae that have little to do with the real world. How much better to help the poor or get involved in the politics of the day!

But Williams E. Hordern tells a story that illustrates how a single letter or comma can change the meaning of a message. Back in the days when messages were sent by telegraph there was a code for each punctuation mark. A woman touring Europe cabled her husband to ask whether she could buy a beautiful bracelet for $75,000. The husband sent this message back: "No, price too high." The cable operator, in transmitting the message, missed the signal for the comma. The woman received the message "No price too high." She bought the bracelet the husband sued the company and won! After that, people using Morse code spelled out all punctuation. Clearly, a comma or an "iota" can make a big difference when communicating a message!

Although the Council of Nicaea was divided over the Greek words similar and same, the issue was incredibly important. Even if Christ were the highest and most noble creature of God's creation, God would then be only indirectly involved in the salvation of man As one historian has said, Athanasius realized that "only if Christ is God, without qualification, has God entered humanity, and only then have fellowship with God, the forgiveness of sings, the truth of God, and immortality been certainly brought to men."

En El codigo Da Vinci, we read that the doctrine of Christ's deity passed by a "relatively close vote." That is fiction, since only five out of more than three hundred bishops (the number is actually believed to have been 318) protested the creed. In fact, in the end, only two refused to sign it. The outcome was not exactly a cliff-hanger.

That's not to say that the Council of Nicaea ended all the disputes. Arianism continued to have its adherents, and subsequent emperors sided with whichever view suited them at the time. But from this point on, Christian orthodoxy maintained that Jesus was "God of very God."

Whether Constantine was a very genuine convert to Christianity is a matter of debate. We do know that he had been a worshipper of the sun god before his "conversion," and it appears that he carried on such worship for the rest of his life. He is even credited with standardizing Christian worship by mandating Sunday as the official day of worship. There is no doubt that he used Christianity to further his own political ends.

But did he invent the divinity of Jesus? Before the council, was Christ believed to be just a remarkable man? There is not a single shred of historical evidence for such a notion. Not only was Christ's deity the consensus of the delegates, but as can easily be shown, this doctrine was held by the church centuries antes de the council met.

Contrary to Teabing's claim in El codigo Da Vinci, many believed that Christ was more than a "mortal prophet" before the council met in AD 325. We must take a moment to read the writings of the apostolic fathers, those who knew the apostles and were taught by them. Then we can investigate writings of the second-and-third-generation leaders, all affirming in their own way the divinity of Jesus.


Ver el vídeo: Emperador Constantino: Fundador del Catolicismo? #ApologeticaCatolica